El cortometraje, Café para llevar, ha sido premiada en muchos festivales de gran relevancia en el panorama español e internacional pero el más importante de los premios recibidos para este short film, es el Premio Goya Mejor Cortometraje de Ficción de 2015. Premio muy merecido.



Café para llevar

Crítica de ‘Café para llevar’

Ficha Técnica 

Título: Café para llevar
Título original: Café para llevar

Reparto:
Alexandra Jiménez (Alicia)
Daniel Grao (Javi)
Alba José (Alma)
Jordi Domènech (Camarero)

Año: 2014
Duración: 13 min
País: España
Director: Patricia Font
Guion: Patricia Font
Fotografía: David Valldepérez
Género: Drama
Productora: ESCAC Films

Filmaffinity

IMDB

Cortometraje de ‘Café para llevar’

Sinopsis de ‘Café para llevar’

Café para llevar nos presenta a Alicia. Alicia camina atareada ultimando los preparativos de su boda cuando decide entrar a pedir un café para llevar en la primera cafetería que encuentra. Casualidades del destino, allí que se encuentra inesperadamente con Javi. (ESCAC Films)



Café para llevar
Foto de ESCAC Films

Perfecta y sencilla introducción

Café para llevar, comienza con una muy buena introducción del espacio, en el que se introduce el tono y la atmósfera del mismo. De repente, el cortometraje se envuelve de añoranza y tristeza con la música del grupo “The Trees”. Muy conocida por cierto, a partir del short film, la cual nos hizo conocer esta bella canción.

La introducción parte de la regla más básica del cine para introducir un escenario. Ir de lo más general, para posicionar la historia, a lo más concreto, para presentarnos al personaje principal. Pues bien, esto mismo, funciona a la perfección. La luz, el ambiente, la música, los planos bien confeccionados, unos créditos iniciales bien definidos, y los efectos de sonido de la ciudad de Barcelona son elementos suficientemente satisfactorios para empezar a contar está historia. A veces lo más sencillo, resulta incluso más bello y elegante que una gran exaltación de movimientos imposibles con una cámara. En esta ocasión, no nos queda duda.

A partir de ahí, y con todos estos elementos a nuestra disposición, ya nos enganchamos, directamente y con cierta melancolía, a lo que nos está contando Alicia, interpretada por la gran actriz, Alexandra Jiménez.

Café para llevar
Foto de ESCAC Films

Importancia del nivel actoral

Café para llevar no hubiera sido lo mismo sin la aportación de Alexandra Jiménez y Daniel Grao, como actores principales de la trama. Observamos de primera mano, la importancia de tener unos buenos actores a tu disposición, que te sepan expresar en momentos concisos de la obra. En este caso, la directora y guionista, Patricia Font, sabía perfectamente, qué quería  en cada momento, inculcar en el espectador.

En muchas ocasiones los directores se obsesionan con la imagen, el sonido y la puesta en escena pero se distancian, incrédulamente, de la finalidad de la obra. Por ende, conocer lo que se cuenta y cómo se cuenta es incluso, más revelador para la historia que un distintivo “flare”, en el instante idóneo.

Café para llevar
Foto de ESCAC Films

El rumbo de la historia

Así mismo, Café para llevar, los diálogos determinan el rumbo de la historia de una manera directa y clara. Sin tapujos, los personajes principales, van contando sus aciertos y errores. Se reprochan, debaten, se enfadan y al final, incluso lloran. Todo esto en solamente 10 minutos con una moraleja, a priori, muy asequible.

Por consiguiente, la conversación en ningún momento decae y siempre la directora, encuentra elementos narrativos suficientes como para que el diálogo sustente la totalidad de la obra y esta, siga siendo fresca y atractiva. Además, la directora, Patricia Font, sabe de sobra cuáles son los momentos en los que dejar respirar al espectador. Por ende, retrata también con suma perspicacia, cuales son esos momentos en los que reforzar la tesis con la que apoya esta bella historia. En consecuencia, hacer que el espectador tenga que estar atento en todo momento para caer en la cuenta del conflicto interno del personaje.

El giro dramático es excepcional, la resolución muy completa y entendemos a la perfección el sufrimiento de Alicia, la protagonista principal.  Del mismo modo, la anécdota es muy conmovedora y acertada para ser contada en un cortometraje. Si bien, podría caber perfectamente en una película, en este short film, queda suficientemente reflejada la situación que vive la protagonista y en definitiva, nos quedamos satisfechos.

Café para llevar
Foto de ESCAC Films

Conclusión

Las tendencias visuales de hoy en día, nos nublan en cuanto a crear el concepto de una buena historia en el que tenemos que tener, un buen conflicto, manejado, en una buena situación. Patricia Font, por otro lado, sí que supo manejar la contención de los personajes, el tono, el clima y lo más importante, supo reflexionar del porqué de está historia. A veces, esa es la clave. Un diez para Café para llevar.

Guerreros

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí