Cajas oscuras (Black Box) forma parte de la serie de películas de terror producidas por Amazon Studios y la conocida productora del género, Blumhouse, que se irán estrenando progresivamente en VOD. Este proyecto se llama Welcome to Blumhouse. En este caso, estamos ante un thriller psicológico dirigido por el debutante Emanuel Osei-Kuffour y protagonizado por Mamoudou Athie (Underwater, El sumiller), Phylicia Rashad (Creed, Black panther) y Amanda Christie (Mad families). Se estrena el 6 de Octubre en Amazon Prime Video.



Cajas oscuras

Crítica de ‘Cajas oscuras (Black Box)’

Ficha Técnica

Título: Cajas oscuras
Título original: Black box

Reparto:
Mamoudou Athie (Nolan)
Phylicia Rashad (Lillian)
Amanda Christine (Ava)
Tosin Morohunfola (Gary)

Año: 2020
Duración: 100 min.
País: Estados Unidos
Director: Emmanuel Osei-Kuffour
Guion: Wade Allain-Marcus, Stephen Herman, Emmanuel Osei-Kuffour
Fotografía: Hilda Mercado
Música: Brandon Roberts
Género: Terror. Thriller
Distribuidor: Amazon Prime Video

IMDb

Filmaffinity

Tráiler de ‘Cajas oscuras (Black Box)’

Sinopsis 

Un hombre que lucha por recuperar la memoria después de sobrevivir a un trágico accidente automovilístico. Desesperado por volver a ser él mismo mientras intenta criar a su hija, recibe un tratamiento experimental que lo ayuda a indagar en un pasado que de repente se siente demasiado oscuro para ser el suyo. (Amazon Prime Video)

Donde se puede ver la película



No reconocerse

Nolan (Mamoudou Athie), el protagonista de Cajas oscuras (Black Box), apenas si se reconoce cuando se mira en el espejo. No tiene memoria, rutinas, apenas recuerda nada de su vida. Inicialmente compartimos su desconcierto, pero no tarda en revelársenos el motivo. Hace seis meses sufrió un accidente de tráfico, en el que perdió la vida su mujer y a raíz del cual él quedó amnésico. No recuerda ni siquiera un trazo suelto de su vida anterior al accidente.

Ello presenta varias incomodidades tanto prácticas como afectivas. Desde no recordar cosas básicas para desenvolverse por casa, a no ser capaz de cuidar a su hija Ava (Amanda Christine). Harto de esta situación y tras un largo peregrinaje por toda índole de especialistas, decide probar con una terapia experimental auspiciada por la doctora Lillian Brooks (Phylicia Rashad). Su método combina hipnosis y un tratamiento inducido por una máquina para saltar directamente al subconsciente y adentrarse en sus recuerdos pasados, pero ahora olvidados.

Conviene señalar que Cajas oscuras (Black Box) más que una película de terror, como se está anunciando que es, es un thriller psicológico, mezclado con ciencia ficción y algo de melodrama familiar. Por supuesto, hay situaciones tensas y temáticas inquietantes, pero carece del colmillo y la intensidad necesarios para ser considerada terror. Al menos en su integridad. Valga esto como apunte, no como un demérito en sí mismo.

Black Box
© Cortesía de Amazon Studios

Miedo de ti mismo

Nolan, mediante el tratamiento, espera recuperar plena conciencia de quién es en realidad. La doctora Brooks será capaz de introducirlo en su propio subconsciente  y recrear los recuerdos vívidamente, como si fueran sueños lúcidos. De este modo podrá revivir momento esenciales en su vida. El planteamiento comienza a ponerse interesante, el tema de meterse en imágenes guardadas en el subconsciente remite un poco a Origen (¿será causalidad que el protagonista se llame Nolan?), pero con una infinitesimal parte de su presupuesto. También a la reivindicable La gran huida (1984).

En estos viajes dentro de la mente hay ciertas reglas: crear una habitación segura, no salir sin permiso por una puerta, etc. Lo que ocurre en todas las probaturas es que un presencia extraña ataca a Nolan y acaba despertando aterrorizado. Y lo que es peor, parece que según los recuerdos visitados no es lo que se dice una bellísima persona. Parece que Nolan tenía una faceta bastante oscura, que ahora él mismo teme conocer.

Lo mejor de Cajas oscuras (Black Box) es su planteamiento, la arquitectura general del guion. Esos viajes inmersivos dentro de la propia mente parecen una idea que convenientemente utilizada podría resultar interesante. No obstante, ya sea por el evidentemente precario presupuesto o por una falta de desarrollo de la historia, nos quedamos con la frustrante sensación que la película daba para mucho más

Black Box
© Cortesía de Amazon Studios

Lo que pudo haber sido

Cajas oscuras (Black Box) tiene unos primeros cuarenta y cinco minutos aceptables, donde a pesar de la estética de telefilm de sobremesa, hay conceptos interesantes e idea prometedoras. Incluso dentro de la baratura, se las apaña para crear alguna situación de tensión lograda. Nolan se encuentra en una encrucijada donde le cuesta aceptar lo que va conociendo de sí, llegando a dudar incluso de sí lo que ve en el experimento de la doctora Brooks son falsos recuerdos. Y desde aquí comienza la decadencia del personaje… y de la película.

Lo que parecía un rompecabezas prometedor, y con ciertas meditaciones bien traídas, acaba cayendo en una trama algo culebronesca, rozando un melodrama sin refinar que disipa la trama y resta fuerza al conjunto. Ni siquiera un giro de guion, realmente inesperado, basta para paliar la confusión de géneros de la parte final de Cajas oscuras (Black Box). Como añadidura, los acontecimientos se precipitan y hay algunas incoherencias.

Es evidente que un mayor presupuesto habría ayudado, y que el regusto a telefilm no ayuda a la sensación de sugerencia e inquietud que se pretendía transmitir. Las actuaciones en general son discretas, neutras, un tanto pasivas. Destaca levemente Mamoudou Athie en su papel de Nolan, pero de todos modos no es capaza de transmitir los torturados sentimientos que debiera. Visualmente lo que más nos puede llamar la atención son las escenas oníricas del viaje a los recuerdos de Nolan, pero eso ya lo hemos visto antes mejor.

Cajas oscuras
© Cortesía de Amazon Studios

El toque Blumhouse

Como productora de terror, Blumhouse ha conseguido llevar a término una serie de películas interesantes. Ahí tenemos a Paranormal Activity, Sinister, Insidious, El regalo, La Visita… Sin mucho presupuesto, pero con buenos resultados en numerosas ocasiones. La idea de Welcome to Blumhouse es similar a lo que hizo con Hulu y su Into the dark. Una de las características de Blumhouse es sacar el máximo rendimiento a sus producciones en cuestiones de rentabilidad.

Da la impresión de que las películas que van a estrenar en Amazon son realmente baratas y con un aspecto más televisivo de lo que se podría esperar. De momento, Cajas oscuras (Black Box) da esa impresión y, eso sí, no se puede aventurar cómo será el resultado de las otras. Podría ser una oportunidad para descubrir nuevas ideas, y talentos (no parece ser que haya grandes nombres en Welcome to Blumhouse).

Este 6 de Octubre se han estrenado El engaño y Cajas oscuras (Black Box). Solamente puedo hablar de esta última, pero no diría que es una obra fallida del todo. Más allá del presupuesto espartano, parece como si el acabado no fuese meticuloso y no se fuera capaz de redondear una buena idea. De todos modos, como Blumhouse de vez en cuando  ha dado agradables sorpresas, estaremos atentos a otras entregas.

Conclusiones de ‘Cajas oscuras (Black Box)’

Cajas oscuras (Black Box) tiene un buen planteamiento y una primera mitad de metraje bastante digna. Juego con los conceptos de identidad, memoria y redención. Sin embargo, aunque no está exenta de inteligencia, la película poco a poco se va diluyendo hasta una conclusión atropellada. Conviene decir también que más que una película de terror, se trata de un thriller fantástico con unos grandes aportes de melodrama no muy bien tratados. Se esperaba más fuerza, intensidad y determinación a la hora de terminar una trama que estaba bien ideada. Aceptable pero fallida.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí