La última parte de la trilogía de La calle del terror nos transporta hasta 1666, en un intento por explicar el origen de la maldición que recayó sobre Shadyside. El cierre no resulta todo lo satisfactorio que parecía indicar el comienzo de la saga terrorífica. Estreno de Fear Street 3 el 16 de julio de 2021 en Netflix.



La calle del terror 1666 (Fear Street 3)

Crítica de ‘La calle del terror 1666 (Fear Street 3)’

Ficha Técnica

Título: La calle del terror, Parte 3: 1666
Título original: Fear Street Part Three: 1666 / Fear Street 3

Reparto:
Kiana Madeira (Sarah Fier / Deena)
Ashley Zukerman (Solomon Goode / Nick Goode)
Gillian Jacobs (Adult Ziggy / C. Berman)
Olivia Welch (Hannah Miller / Samantha Fraser)
Elizabeth Scopel (‘Real’ Sarah Fier)
Benjamin Flores Jr. (Henry / Josh)
Sadie Sink (Constance / Ziggy Berman)
Emily Rudd (Abigail / Cindy Berman)
McCabe Slye (Mad Thomas / Tommy Slater)
Julia Rehwald (Lizzie / Kate)
Fred Hechinger (Isaac / Simon)
Jordana Spiro (The Widow / Mrs. Lane)

Año: 2021
Duración: 110 min.
País: Estados Unidos
Director: Leigh Janiak
Guion: Phil Graziadei, Leigh Janiak, Kate Trefry. Libro: R.L. Stine
Fotografía: Caleb Heymann
Música: Marco Beltrami, Anna Drubich
Género: Terror. Thriller
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de La calle del terror, Parte 3: 1666

Sinopsis

La trilogía acaba por el principio: Shadyside 1666.

El origen de la maldición de Sarah Fier sale a la luz cuando se cierra el círculo de la historia. Esa noche cambiará Shadyside para siempre.

Dónde se puede ver la película



Un viaje al pasado muy fallido

Continuando con la línea narrativa del final de la segunda parte, el inicio de La calle del terror – Parte 3: 1666 nos traslada tres siglos atrás. Nos encontramos en el asentamiento que dará origen a las dos poblaciones, tanto Shadyside como Sunnyvale. Podemos ver a gran parte del reparto de las anteriores películas, interpretando a los antepasados familiares.

Hasta ahora las actuaciones de los jóvenes protagonistas eran un punto muy destacado de las películas. En este comienzo no es que la labor actoral sea mala, pero no funciona en absoluto dentro del conjunto. La intención de Janiak y su equipo es introducirnos en la época y sus conexiones a través de la familiaridad con los habitantes. Se puede entender que no recurrieran a contratar más reparto para este breve espacio temporal, pero el resultado no es satisfactorio.

El efecto se asemeja más a ver una especie de obra teatral de instituto, protagonizada por estos jóvenes, que a una recreación de la época. El problema es que en el salto a 1978 se había tratado como una recreación muy acertada y ahora nos encontramos con un cambio que no tiene mucho sentido.

La calle del terror, Parte 1 1994
FEAR STREET – Cr: Netflix © 2021

Estilo naturalista

El apartado estético tampoco consigue introducirnos en la época. El tono de la fotografía intenta ser muy natural, pero a diferencia de lo que consiguió Robert Eggers con La Bruja, aquí Janiak no logra que el espectador se sumerja en ese ambiente. Toda esa pretensión de normalidad acaba desembocando en una artificialidad para nada pretendida. El público acaba imbuido en un extrañamiento.

A estos problemas tenemos que sumar el hecho de que la narración en La calle del terror – Parte 3: 1666 resulta más acelerada que las de 1978 o 1994. Esto no tendría porque ser negativo, pero es que aún sonando contradictorio, la narración acaba resultando aburrida durante este tramo. Lo cual acaba lastrando a la película en su conjunto.

Esta primera parte de la cinta acaba siendo un mero trámite para aclarar el origen de los sucesos que persiguen al grupo protagonista. A la vez que es una oportunidad perdida para atraer la atención del espectador y crear una atmósfera terrorífica. Porque en esto tampoco acierta Janiak, ya le había sucedido en tramos de la segunda parte principalmente, que parece haber elegido alejarse del terror más conforme avanzaba la historia.

La calle del terror, Parte 2 1978

Vuelta a los noventa

Una vez superamos el peor tramo de La calle del terror – Parte 3: 1666, volvemos con el grupo superviviente en los noventa, que intenta acabar con la maldición. Y lo que en la primera parte había sido un tramo muy entretenido y fresco, aquí se convierte en algo repetitivo e insulso. La desconexión que se arrastra de la primera parte no ayuda, pero el metraje no termina de remontar en ningún momento.

El tono de pandilla joven a lo Scooby-Doo, que tan bien funcionó en la primera parte, aquí no se supera. En ningún momento se llega a ver en pantalla una película que vire las tendencias juveniles hacia el terror más adulto, como consiguió en el final de la película centrada en 1994.

Las novelas de Stine estaban plagadas de detalles escabrosos que la trilogía sólo ha mostrado en pequeñas dosis, y que en esta última entrega ha olvidado por completo.

La parte final de La calle del terror – Parte 3: 1666 (Fear Street 3) es un revuelto de homenajes que en esta ocasión no funcionan. La frescura que se intuía en ciertos tramos de la primera entrega y en algunos de la segunda aquí brillan por su ausencia. Escena tras escena todo va resultando muy forzado, el público y los protagonistas ya saben cuál es el final, y a pesar de ello, o quizás por eso mismo, se convierte un camino tortuoso.

Fear Street 3

Reivindicación fallida en La calle del terror 1666

El último tercio de la saga resulta una película deslavazada y falta de interés, que no acierta en casi nada. Las actuaciones del reparto, aunque no se pueden señalar como causa, esta vez no logran salvar las fallas. El ritmo no parece ser el correcto en ningún momento, además de fluctuar entre las partes de una manera desconcertante. Los fuegos artificiales del desenlace ya no sorprenden, y peor aún, no resultan atractivos para un público que llegará exhausto a ese tramo.

Valorando la trilogía en su conjunto, tiene momentos destacables y muy divertidos, principalmente concentrados en el inicio, pero en el global resulta fallida. En un momento en el que el cine de género, especialmente el de terror, sufre de una falta de fundamentos muy grande, podemos considerar esta saga como una oportunidad perdida para su reivindicación. Una lástima que tras un inicio prometedor, aunque con alguna duda, la tendencia haya sido a ignorar las claves del género y centrarse en una mirada menos incómoda y bastante más domesticada.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

1 COMENTARIO

  1. La trilogía es una joya. No podría estar más en desacuerdo con esta reseña. Nunca una saga de gore slasher se tomó tan en serio a si misma como esta. ¿Qué esperabas? dime una sola trilogía con estas características que tenga mejor historia y personajes. Espero que la gente no se deje influenciar y vea estas pelis para corroborar lo errado que estás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí