En un momento de la historia en el que encontrar atrocidades reales desde el punto de vista de las cámaras de policías y teniendo en cuenta el auge del movimiento Black Lives Matter como respuesta al asesinato de George Floyd en Estados Unidos, no resulta nada descabellado que estas preocupaciones se trasladasen a la gran pantalla como es el caso de Cámara Policial (Body Cam), disponible a partir del 4 de septiembre en la plataforma de streaming Movistar Plus.



Cámara Policial (Body Cam)

Crítica de ‘Cámara Policial (Body Cam)’

Ficha Técnica

Título: Cámara policial
Título original: Body Cam

Reparto:
Mary J. Blige (Renee Lomito-Smith)
Nat Wolff (Danny Holledge)
Anika Noni Rose (Taneesha Branz)
David Zayas (Sargento Kesper)
Anika Noni Rose (Taneesha Branz)
Demetrius Grosse (Gary)
Sylvia Grace Crim (Pierce)
Sue-Lynn Ansari (Paramédico)
Ian Casselberry (Kevin Ganning)
Lara Grice (Detective Susan Hayes)

Año: 2020
Duración: 92 min.
País: Estados Unidos
Director: Malik Vitthal
Guion: Nicholas McCarthy, Richmond Riedel
Fotografía: Pedro Luque
Música: Joseph Bishara
Género: Thriller. Policíaco
Distribuidor: Paramount Pictures

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Cámara Policial (Body Cam)

Sinopsis

Una policía (Mary J. Blige) es la única testigo de la muerte inexplicable y espeluznante de su compañero cuando realizaban un rutinario control de tráfico. A medida que aumentan las muertes, ella luchará para comprender la fuerza sobrenatural detrás de ellos.



Cine como forma de protesta

Compartiendo causa social con otras películas recientes (véase Queen&Slim, Fuera de la ley), Cámara Policial (Body Cam) presenta un thriller sobrenatural cargado de una latente reivindicación completamente palpable desde el primer momento.

La agente Renee Lomito (Mary J. Blige) se reincorpora al cuerpo de policía después de una baja debido a problemas personales. Junto a su compañero (Nat Wolff) encuentra el cuerpo asesinado de otro de sus compañeros de oficio. Tras verificar la cámara del equipo policial, descubre que una extraña figura está al acecho de la plantilla de su comisaría. Esto la llevará a intentar encontrar al culpable de los crímenes.

Hoy en día es imposible ver las noticias sin que sobresalga una nueva discriminación o asesinato debido a la violencia policial. La película no se queda en la búsqueda de un homicida de policías. Así, ahonda en la problemática del abuso de poder y refleja un cuestionable cuerpo de la ley. La mano muy suelta y los escrúpulos muy bajos.

Asimismo, la manera de representar a estos policías resulta bastante realista pues no son vistos desde un primer momento como villanos fáciles de odiar. No es hasta el desenlace de la película cuando las cosas comienzan a verse como realmente son. No todos los monstruos son verdes, algunos van de azul.

Cámara Policial (Body Cam)
Fotos de IMDB

Brutalidad policial y justicia poética

La crudeza con la que se presentan los escenarios probablemente sea la culpable de la calificación R de la que goza Cámara Policial (Body Cam). Si bien ciertamente no se trata de un filme con infinidad de sustos planeados, mantiene una tensión constante desahogada en unos cuantos asesinatos bien cargados de sangre.

Sin embargo, pese a que no se muestran reparos en mostrar caras deformadas, dientes rotos, disparos y demás, la figura del ente encargado de los hechos se asemeja más una presencia que un personaje. Es como una oscura mancha tras las atroces imágenes.

Por otra parte, Cámara Policial (Body Cam) no hace grandes gorgoritos ni se encamina por terrenos arenosos sino que muestra una historia bien llevada que desde un primer momento sigue una línea más o menos clara y, aunque llega un punto en el que el final puede ser previsto, no por ello resulta menos satisfactorio. Tanto los malos son castigados como los buenos redimidos.

Cámara Policial (Body Cam)
Fotos de IMDB

Conclusión de ‘Cámara Policial (Body Cam)’

En definitiva, Cámara Policial (Body Cam) es un simple pero efectivo thriller paranormal con unas buenas, aunque algunas bastante efímeras,  actuaciones que crea un ambiente cargado de tensión sin necesidad de completar la película con toneladas de jump scares ni grandes artificios y que nos hace espectadores de una realidad mucho más real, horrible y complicada que ser perseguido por un ente paranormal.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí