Love Song (Canción de amor), o como a mí me gusta llamarla Pequeños secretos con importancia, es un disfrutable pastelito romántico musical, coproducción Estados Unidos-Canada, dirigido por Bradley Walsh. Telefilm cuyo título original es Country at Heart (2020) y que la plataforma de streaming Netflix ha contratado a la distribuidora Hallmark para su estreno a partir del 22 de Octubre de 2021, durante tiempo limitado.



Country at Heart

Crítica de 'Country at Heart'

Ficha Técnica

Título: Canción de amor
Título original: Country at Heart / Love Song

Reparto:
Jessy Schram (Shayna Judson)
Niall Matter (Grady Connor)
Lucas Bryant (Duke Sterling)
Ted Whittall (Jeremy 'Jud' Judson)
Zach Smadu (Carl Campbell)
Tommie-Amber Pirie (Jenny Michaels)
Chris Handfield (Ron Van Hursten)
Larry Berrio (Earl)
Yvonne E. Davidson (Molly Tobin)
Carrie Schiffler (Adelaideh)
Kelly Martin (Empleado de motel)
Justin James Remeikis (Lonnie)
Annastasia Boston (Asistente de Carl)
Morgan Bedard (Asistente de Carl)
Telysa Chandler (Cantante femenina)
Michael James Regan (Tyler)

Año: 2020
Duración: 84 min.
País: Estados Unidos
Director: Brigit Stacey
Guion: Brigit Stacey, Rick Garman
Fotografía: Brett Van Dyke
Música: Christopher Guglick
Género: Drama. Romance
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Canción de amor'

Sinopsis de 'Canción de amor'

Shaina (Jessy Schram), una cantante de country que ha perdido la fe en sus posibilidades regresa a su pueblo natal, más concretamente al enorme rancho de su querido padre.

Casualmente conocerá a Grady (Niall Matter), un importante compositor de canciones que ha perdido la inspiración.

Deciden trabajar juntos en la composición de una canción para el célebre cantante Duke Sterling (Lucas Bryant), que actuará en el famoso festival anual de country, que se celebra precisamente en el rancho del padre de Shaina.

Secretos del pasado y sentimientos del presente, complicarán la relación en un trío que está condenado a entenderse.

Dónde se puede ver la película



Un lugar para soñar

En una cinta donde todo está edulcorado al máximo, no podía ser menos el rancho familiar del padre de la protagonista (Ted Whittall), por cierto más listo que los ratones coloraos.

Un espectacular rancho que se dedica a la cría de caballos y que anualmente celebra el famoso festival de música aludido, en honor a la madre de Shaina, la cual aunque amaba la música, decidió hacer otra elección en la curvatura de su vida.

Entre el precioso rancho, los preparativos en el mismo para la próxima celebración y el coqueto local de copas de una íntima amiga de Shaina, se va a desarrollar por completo el marco de Country at Heart (Canción de amor).

Country at Heart

El dúo se convierte en trío

Mientras Shaina y Grady trabajan afanosamente en la composición de la canción, detalle que percibirán claramente los que entiendan de música y los que no, al final de Country at Heart (Canción de amor) lo entenderán, parece que algo más que unas notas musicales está alterando los tiempos de cocción del horno de nuestros dos protagonistas.

Pero aparecerá la estrella Duke Sterling, que había sido íntimo amigo de su compositor, Grady y todo el pueblo enloquecerá.

Entre ellas Shaina, a quien Duke presta una atención especial y que hará que viejas rencillas aparezcan en el corazón de Grady.

Secretos del pasado con dobles versiones, un amor que aún no ha empezado y que ya está a punto de romperse y una máxima para los artistas "El show debe continuar".

Años después Shaina, como hizo su madre, deberá elegir entre la razón o el corazón, ¿O quizás no?.

El dúo de letristas

Shaina (Jessy Schram), actriz, modelo y cantante nacida en Illinois.

Con un enorme bagaje en series televisivas de primer nivel así como de películas para televisión, algunas de ellas para la plataforma Hallmark también.

Solo le conozco una cinta para la gran pantalla Imparable (2010), junto al amigo Denzel y la tendría que volver a visionar para dar una crítica objetiva sobre ella. Lo siento, no lo voy a hacer ni ganas ni tiempo.

Muy bien Jessy, experiencia tiene, la sonrisa de oreja a oreja y la bella carita de no haber roto un plato, que seguramente será verdad.

Entiendo que es parte del guion desde su primera canción para hacer coros hasta el desenlace final, más que nada para mostrar un desarrollo progresivo de la misma. Si me equivoco, hasta el minuto 84 que Dios nos coja confesados.

Mucha química con el canadiense Niall Matter, que honestamente creo que es el alma de la película y que para mi pesar solo lo recuerdo de Watchmen (2009) del tito Snyder.

Excelente Niall, con esa cruz a sus espaldas que no lo deja vivir, pero también como una especie de Pigmalión de Jessy, a la que poco a poco va puliendo hasta llegar al verdadero momento cumbre de la cinta. Actores ambos a seguir.

Canción de amor

El organizador del Festival Anual

Bradley Walsh, estadounidense, el director.

Series, miniseries, películas para televisión y vuelta a empezar una y otra vez, incluso una cinta para mis amigos de Netflix, El calendario de Navidad (2018).

Pues Bradley, aprender es un proceso constante o no es nada y bien que te lo has aplicado.

En una película para televisión que pensaba iba a quitar a los diez minutos, no solo la he visto con sumo agrado sino que además me he divertido bastante y hasta me he aventurado con esta crítica extra.

Pastelito correcto, actores correctos (todos, excelente Ted Whittall, el padre de la protagonista y dueño del rancho), espléndida canción final para alguien que no entiende de música como yo y una película que por supuesto no va a llegar a ningún lado, salvo al corazón de ciertos románticos o amantes de la música country y las baladas.

¿Les parece poco? Pues sinceramente, como está el patio, donde las series están a años luz de cualquier película incluso que se precie, nos podemos dar con un canto en los dientes.

Huye, Adso, de los profetas y de los que están dispuestos a morir por la verdad.....Qué tiempos aquellos. Director a seguir.

Love Song

Conclusión de 'Canción de amor'

Love Song (Canción de amor or Country at Heart). Tienen donde elegir.

Que una cinta de otra plataforma como Hallmark, sea sin ser nada, mejor que la mayoría de los productos originales de la factoría Netflix, es para mirárselo Mr. Hastings.

En fin, para los que quieran o puedan pasar un rato sin acordarse del Covid, del puñetero volcán en la Palma, de la factura de la luz o de las pensiones de 400 euros (Qué bien vendría poner un mes a todos los políticos a vivir con 400 euros), esta es su película.

Por no haber, no hay ni malos en Canción de amor, hasta el presunto malo es bueno, ¿Quieren más azúcar o sacarina?.

Disfrútenla como el pastelito que es, no le busquen tres píes al gato (ni cinco), aprovechen para ver gente guapa y sueñen con ese rancho lleno de caballos si les toca el Euromillones.

" Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo "

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí