Chaos walking es una película de ciencia ficción inspirada en el universo de la trilogía literaria del mismo nombre escrita por Patrick Ness (Un monstruo viene a verme). El director de la película es Doug Liman (Barry Seal: El traficante, Al filo del mañana). En el reparto destacan Tom Holland (El diablo a todas horas, Cherry), Daisy Ridley (Episodios I-III de Star Wars) y Mads Mikkelsen (La caza, Otra ronda). Tras una complicada producción llena de retrasos e imprevistos, la película se estrenó en salas el 5 de marzo en Estados Unidos y lo hará en España el próximo 30 de abril.



Chaos Walking

Crítica de ‘Chaos Walking’

Ficha Técnica

Título: Chaos Walking
Título original: Chaos Walking

Reparto:
Daisy Ridley (Viola)
Tom Holland (Todd)
Mads Mikkelsen (Mayor Prentiss)
Demian Bichir (Ben)
David Oyelowo (Aaron)
Kurt Sutter (Cillian)
Nick Jonas (Davy Prentiss, Jr.)
Óscar Jaenada (Wilf)
Ray McKinnon (Matthew)
Cynthia Erivo (Hildy)
Bethany Anne Lind (Karyssa Hewitt)
Mylene Robic (Julie)

Año: 2021
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Director: Doug Liman
Guion: Charlie Kaufman, Gary Spinelli, Lindsey Beer, John Lee Hancock, Andrew Gottlieb, David Rosen (Novela: Patrick Ness)
Fotografía: Ben Seresin
Música: Marco Beltrami, Brandon Roberts
Género: Ciencia ficción. Aventuras
Distribuidor: Entertainment One Films Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Chaos Walking’

Dónde se puede comprar la novela

Oferta
Oferta

Sinopsis

En un futuro no muy lejano, Todd Hewitt (Tom Holland) encuentra a Viola (Daisy Ridley), una enigmática chica que se ha estrellado en su planeta, donde todas las mujeres han desaparecido y los hombres están afectados por “el ruido” –una fuerza que exhibe todos sus pensamientos–. En un entorno tan peligroso, la vida de Viola se ve amenazada y al prometer Todd protegerla, deberá descubrir su propia fuerza interior y revelar los oscuros secretos del planeta. (Entertainment One Films Spain)



La humanidad se ha mudado de planeta

Chaos walking comienza de una forma un tanto abrupta, de modo que tendremos que ir pillando al vuelo algunos detalles. La humanidad, por razones desconocidas, se ha mudado de planeta, ha abandonado la Tierra, y ha puesto pie en el Nuevo Mundo. Lejos de nuestro hogar. Este nuevo planeta posee unas características análogas a La Tierra y algunos asentamientos han conseguido salir adelante. Uno de ellos es Prentisstown. Aquí vive Todd Hewitt (Tom Holland), un joven ya nacido en el Nuevo Mundo. Los humanos, en estas circunstancias, están sujetos a diversos avatares.

El nuevo planeta tiene un efecto realmente peculiar en los hombres. Sus pensamientos se materializan en imagen y sonido, pudiendo ser captados por cualquiera alrededor. Los mujeres, sin embargo, no poseen esta cualidad. Es más, en Prentisstown no hay ni una sola mujer. La historia oficial dice que los nativos extraterrestres del nuevo planeta trabaron guerra con los colonos humanos recién llegados y exterminaron a todas las mujeres. En Prentisstown gobierna sin muchas limitaciones David Prentiss (Mads Mikkelsen), convertido en una especie de caudillo o regidor del asentamiento.

Otra persona de peso es Aaron (David Oleyowo) un fanático predicador cuyos pensamientos se centran en apocalípticas purificaciones más que en menesteres religiosos. En Prentisstown todo parece suceder con relativa calma, pero algo fuera de lo común va a ocurrir. Una nave impacta en el Nuevo Mundo cerca del asentamiento de Todd, encontrándose un único superviviente: Viola (Daisy Ridley). Parece ser que pertenece a una avanzadilla de una segunda ola de colonos humanos que también han abandonado la Tierra.

Chaos Walking
© 2021 Lionsgate

Demasiados pensamientos

Este primer evento importante de Chaos walking pone de manifiesto varias cosas inusuales. Hay una extraña hostilidad hacia Viola, particularmente por parte de Prentiss. Instintivamente Todd siente la necesidad de ayudarla y evitar que sea apresada por las autoridades de Prentisstown. Con una inesperada ayuda de sus padres adoptivos (nunca conoció a los verdaderos), Todd parte junto con Viola hacia Farbranch, otro asentamiento humano del que nunca ha oído hablar. Comienza así una persecución liderada por el Alcalde, con el objetivo de cazar a Todd y Viola.

Y hasta ahora, Chaos walking no ha hecho más que proponer cuestiones, o hechos ambiguos y a medio explicar, y acciones desconcertantes. ¿Por qué ese odio visceral hacia Viola (y hacia las mujeres)? ¿Por qué Todd no ha oído hablar nunca de Farbranch? ¿Es verdad todo lo que le han contado desde niño? La película avanza a buen ritmo, pero no esperemos respuestas concretas o resolutivas a algunas de las preguntas. De hecho la mayor virtud de Chaos walking es el reverso de su mayor defecto. La película no tiene mal sentido del ritmo, pero a veces parece que no va a ninguna parte.

Pasa por alto situaciones que al espectador se le figuran inmediatamente como importantes, la historia parece transcurrir a salto de mata, y no hay mucho más allá de la mera acción. Los subtextos se perciben, pero quedan demasiado ocultos. Hay un recurso persistente, al que no se le puede negar imaginación: la idea de que los pensamientos masculinos se plasmen como nebulosas imágenes y sonidos. Eso da pie a situaciones cómicas, pensamientos embarazosos que son visibles para todos, inquietantes, ya que es imposible ocultar secretos a nadie, e incluso vistosas. Pero es un recurso del que se abusa, siendo un truco válido pero redundante.

Patrick Ness
© 2021 Lionsgate

El extraño viaje

Chaos walking es una película de estilo abigarrado, diverso y cambiante. Tiene elementos de ciencia ficción evidentes, pero sobre esta base se construyen también toques de western (la tecnología del Nuevo Mundo no es muy avanzada), aventuras de supervivencia y un toque de fantasía young adult. Pero ante todo es una historia de una huida y una persecución. Prentiss y sus secuaces contra Todd y Viola. El problema es que es una película descentrada, como hecha a retales, y a la que le falta un foco donde se estabilice la acción. Esto es explicable por todas las contingencias adversas por las que ha pasado la producción.

El guion ha pasado por demasiadas manos, media docena nada menos, cada cual con su punto de vista peculiar. Entre los guionista que han participado están Charlie Kaufman o John Lee Hancock. Tras un resultado inicial que no fue satisfactorio, se regrabaron numerosas partes con la ayuda de Fede Álvarez. Pero dados los compromisos de Daisy Ridley y Tom Holland con Star Wars y Spiderman, estos reshoots sufrieron un retraso adicional. Finalmente la demora de Chaos walking ha sido de dos años, llevando además a sus espaldas un lastre de confusión y correcciones.

El guion quizá sea la principal víctima de este lioso rodaje. Simplifica ideas que parecen mucho más complejas. Podemos intuir algunos temas que están demasiados difuminados: machismo y misoginia, fanatismo religioso, miedo a lo desconocido, belicismo.. Como si el ser humano estuviera condenado a repetir sus errores en cualquier planeta y situación. Una imposibilidad de empezar realmente de cero para una humanidad que persiste en sus mezquindades. Nuestro consuelo: la colaboración entre los jóvenes Todd y Viola.

Chaos Walking
© 2021 Lionsgate

Elenco y factura de Chaos walking

Chaos walking tiene unos CGI aceptablemente buenos y algunas escenas potentes, como una persecución en un río, por ejemplo. La ambientación es boscosa y selvática, lo que le da a Chaos walking un toque agreste característico. Las escenas de acción son correctas, aunque alguna chirríe por su desarrollo hiperbólico.  No deja de ser la factura propia de un blockbuster, pero carece de la chispa de otras películas de Doug Liman como Al filo del mañana (2014) o El caso Bourne (2002). Un director que nunca aburre, pero que aquí parece confundido. A veces Chaos walking pone el piloto automático y se deja llevar por una especie de inercia young adult, pero no acaba de parecerse demasiado a esa tendencia.

Una de las pegas puede ser la poca fidelidad a la obra literario de Patrick Ness, pero el problema de fondo es un guion irregular escrito por demasiadas manos. En cuanto al elenco, el peso recae en Tom Holland y Daisy Ridley, que a veces bordean una química aceptable que se acaba disolviendo. Destaca un poco más Holland, cuyo personaje tiende a llevarse todas las pequeñas heroicidades que ofrece el guion. El personaje de Ridley a veces es un poco inane y ceñudo. Sus interacciones humorísticas con los visibles pensamientos de Todd aportan un ligero y agradecido humor.

La sola presencia de Mads Mikkelsen aporta valor añadido a Chaos walking. Vuelve a significarse como villano, tras sus estupendos Le Chiffre y Hannibal Lecter. Hay algo de rutinario en su interpretación, como si bastara mostrarse gélido y circunspecto para sacar a David Prentiss adelante. Aun así, como siempre, acaba teniendo un gran empaque. Otros personajes como el de Aaron (David Olejowo) están dibujados de una forma tan esquemática que casi causan más risa que temor.

Patrick Ness
© 2021 Lionsgate

Conclusiones de ‘Chaos walking’

La larga espera para el estreno de Chaos walking, no se puede decir que haya merecido la pena. Se acusa un guion impreciso al que parece que han cercenado partes clave, a pesar de todos los guionista implicados. No es fácil impregnarse del universo que propone la película, pero hay que reconocer que como vehículo de entretenimiento tiene valor. La dirección es algo funcionarial y algunas situaciones pedían a gritos más desarrollo. Las actuaciones, aunque correctas, no son destacables salvo por algún destello de Mads Mikkelsen. De tal modo, que Chaos walking nos hará pasar un rato agradable, pero surcado de una intrascendencia que la aboca al olvido.

Reportaje de Chaos walking en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí