Creación Guiones

Cinco horas con Mario es la aclamada obra teatral, protagonizada por la gran Lola Herrera; esta obra teatral, se trata de  una adaptación de la novela homónima de Miguel Delibes, en la que el propio autor estuvo involucrado en su proceso de adaptación al formato teatral. La obra nos introduce el personaje de Carmen Sotillo, mujer a la que la vida se le viene encima tras haber perdido a su marido Mario. Lo que vemos, es la densa conversación que tiene Carmen con el cuerpo inerte de su marido en la sala del velatorio. Una pieza teatral que nos retrotrae a la época de los 60 en España, cuando el país todavía estaba subyugado a la dictadura franquista. La obra nos recuerda de dónde venimos, pero también visibiliza aspectos de la vida cotidiana de la mujer, que eran un absoluto tabú por aquellos años.

Cinco horas con Mario está protagonizada únicamente por la inimitable Lola Herrera. Esta obra estará en la cartelera del Teatro Bellas Artes de Madrid hasta el próximo 31 de octubre.

Puedes leer nuestra CRÍTICA de Cinco horas con Mario, de la temporada 20-21, pulsando AQUÍ.

Creación Guiones


Cinco horas con Mario

Crítica de 'Cinco horas con Mario'

Ficha Técnica

Título: Cinco horas con Mario
Título original: Cinco horas con Mario

Reparto:
Lola Herrera (Carmen Sotillo)

Duración: 80 min. apróx.
Dirección: Josefina Molina
Adaptación: Miguel Delibes, Josefina Molina y José Sámano
Autor: Miguel Delibes
Escenografía:
Rafael Palmero
Iluminación:
Manuel Maldonado
Técnico de iluminación/sonido: Alfredo Guijarro
Música: Luis Eduardo Aute
Fotografía: Daniel Dicenta
Diseño gráfico: David Sueiro
Productores: Nur Levi
Coordinación de producción: Marta Fonseca
Secretaria de producción: Eli Zapata
Distribución: Pentación Espectáculos
Producción: Sabre Producciones

Tráiler de 'Cinco horas con Mario'

Sinopsis de 'Cinco horas con Mario'

En la obra Cinco horas con Mario estamos en marzo de 1966. Carmen Sotillo acaba de perder a su marido Mario de forma inesperada. Una vez que las visitas y la familia se han retirado, ella sola vela durante la última noche el cadáver de su marido e inicia con él un monólogo–diálogo en el que descubrimos sus personalidades y los conflictos de su matrimonio.

Con una forma entrecortada, detallista al mínimo, reiterativa y llena de tópicos, Carmen Sotillo dice cosas, manifiesta sentimientos y emite juicios que a muchas personas hoy les pueden parecer increíbles. Pero damos fe de que ese lenguaje existía, de que esos juicios se emitían, de que esas “cosas” de Carmen estaban en la vida de todos los días. (TEATRO BELLAS ARTES).



Cinco horas con Mario obra
Foto de Pentación Espectáculos

Desahogarse después de todo

Lo que más me gusta de Cinco horas con Mario es la fascinante figura de la protagonista, ya que es un personaje con infinidad de capas, que no resulta para nada plano. Por muchos momentos nos parece una acérrima votante de Vox, pero en otros instantes parece más encaminada a ser una feminista de armas tomar. ¿Esas dos características de su persona podrían  darse a la vez en la vida real? No lo sé, pero a lo que se refiere en la pieza teatral, funciona muy bien en escena. La elocuencia que proporciona una actriz de las dimensiones de Lola Herrera, sumado al gran texto que Delibes llevó a cabo, hacen que la obra tenga momentos mágicos.

Sin haber leído la novela de Delibes, iba convencido de que iba a ver un dramón de los gordos. No obstante y para mi gran sorpresa, Cinco horas con Mario se inclina más para la comedia que para el drama. Esta obra no tiene nada que ver con Señora de rojo sobre fondo gris, con la que a priori tiene ciertas similitudes en sus respectivas historias, aparte de que las dos son adaptaciones de la obra de Delibes. Si laSeñora de rojo sobre fondo gris era un melodrama absoluto, esta obra es su hermana que se toma poco en serio.

Teatro Bellas Artes
Foto de Pentación Espectáculos

Lola Herrera

A veces con este tipo de interpretaciones y figuras del arte, uno llega a ver casi absurdo el poner un calificativo a su imperial trabajo. Lo que hace Lola Herrera hay que verlo en carne y hueso, para dilucidar por uno mismo el trabajazo que hace en escena. Se nota que está muy cómoda encarnando a este personaje, derrochando un carisma arrollador del que ninguno puede sentirse indiferente. Y siendo totalmente sinceros, no es tarea fácil llevar a cabo este tipo de personajes, que exigen tanta minuciosidad por parte de los actores. Sencillamente ves a Carmen y no a Lola, por lo que como espectador te sientes sobrepasado por esa verdad que viene implícita con la historia.

Moviéndose a la perfección entre la comedia y el drama, Lola Herrera nos da una clase magistral de interpretación durante la hora y veinte que dura Cinco horas con Mario. Difícilmente superable  la interpretación que lleva a cabo de esta peculiar Carmen Sotillo.

Teatro Bellas Artes
Foto de Pentación Espectáculos

Sexo en la tercera edad

Como decía antes, Cinco horas con Mario es una obra revolucionaria porque da visibilidad a cuestiones en torno a la figura de la mujer, que pocas obras han retratado con tanta brillantez. El que se pongan encima de la mesa estas realidades, de mujeres que están atravesando su etapa de vejez y que se evidencie que también las personas de la tercera edad pueden tener una vida sexual, creo que es algo muy necesario de exponer. Hablar sin reparos sobre el orgasmo femenino o la vida en pareja, hacen que la obra sea algo especial y que el público se lleve una sensación de haber visto algo muy revitalizante y sanador.

En cuanto a los aspectos más técnicos de la representación, se puede decir que se opta por una escenografía pulcra y austera, que funciona muy bien con el hilo narrativo que marca la historia. La iluminación sabe resaltar los momentos más lúcidos de la función, ofreciendo una estética muy señorial e intimista.

Cinco horas con Mario obra
Foto de Pentación Espectáculos

Conclusión

Cinco horas con Mario es una obra inteligente, necesaria y de rigurosa actualidad, que da visibilidad a una realidad de las mujeres que poco se ha visto anteriormente en el mundo del arte. Lola Herrera está inmensa encarnando el personaje de Carmen Sotillo, sirviendo al público su gran desparpajo y carisma como actriz. Lo referido a la escenografía e iluminación, se puede decir que le dan un toque pulcro y señorial a la trama, haciendo que la obra se convierta en un gran monologo intimista. En definitiva, un clásico teatral que hay que ver y si es posible con Lola Herrera de protagonista. La obra estará en la programación del Teatro Bellas Artes de Madrid, hasta el próximo 31 de octubre.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí