La maternidad siempre es compleja. En Cinco lobitos, su directora, Alauda Ruiz de Azúa, ha apostado por mostrar las relaciones familiares, que no por ser cotidianas, dejan de ser menos importantes. Presentada en la sección Panorama de la 72 Edición del Festival de Cine de Berlín, se trata de una producción de Encanta Films, Sayaka Producciones y BuenaPinta Media. Muestra de su gran calidad ha sido que en ella hayan participado RTVE, EITB y Orange, además de la financiación de ICAA, del Gobierno Vasco, de la Comunidad de Madrid y Crea SGR.

Laia Costa (Victoria), Susi Sánchez (La enfermedad del domingo), Ramón Barea (La boda de Rosa) y Mikel Bustamante (Maixabel), son los protagonistas de esta emotiva historia familiar. La banda sonora corre a cargo de la reciente ganadora del Premio Goya a la mejor BSO por Akelarre: Aránzazu Calleja, siendo Jon D. Dominguez su director de fotografía. Su estreno en España está previsto en salas de cine españolas el 20 de mayo de 2022.



Cinco lobitos

Crítica de 'Cinco lobitos'

Ficha Técnica

Título: Cinco lobitos
Título original: Cinco lobitos

Reparto:
Laia Costa (Amaia)
Susi Sánchez (Begoña)
Ramón Barea (Koldo)
Mikel Bustamante (Javi)
Amber Williams (Charlotte)
Lorena López
José Ramón Soroiz (Iñaki)
Leire Ucha
Elena Sáenz (Enfermera (Atiende))
Asier Valdestilla García (Eneko)
Nerea Arriola
Juana Lor Saras
Justi Larrinaga
Isidoro Fernández

Año: 2022
Duración: 104 min.
País: España
Director: Alauda Ruiz de Azúa
Guion: Alauda Ruiz de Azúa
Fotografía: Jon D. Domínguez
Música: Aránzazu Calleja
Género: Drama. Familia
Distribuidor: BTeam Pictures

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Cinco lobitos'

Sinopsis

Amaia (Laia Costa) acaba de ser madre y se da cuenta de que no sabe muy bien cómo serlo. Al ausentarse su pareja por trabajo unas semanas, decide volver a casa de sus padres, ubicada en un bonito pueblo costero del País Vasco, y así compartir la responsabilidad de cuidar a su bebé. Lo que no sabe Amaia es que, aunque ahora sea madre, no dejará de ser hija.

Dónde se puede ver la película



Madre no hay más que una

Hay muchas maneras de vivir la maternidad, tantas como madres existen en el mundo. De lo que no cabe ninguna duda es que tener un hijo cambia la vida a la pareja, a la familia. Siendo tan pequeños e indefensos, los bebés revolucionan y modifican la vida cotidiana, sobre todo si se es madre primeriza.

Es inevitable que surjan conflictos en la pareja. Esto es lo que le ocurre a los protagonistas, Amaia y Mikel, desencuentros, reproches y discusiones que van minando la relación. Compaginar trabajo con los hijos nunca es fácil.

Precisamente, tras tener a su primer hijo, Alauda Ruiz es cuando decide contar la relevancia de las relaciones familiares. La manera en cómo condiciona para siempre afectivamente y su evolución constante.

Cinco lobitos refleja ese universo. Por un lado la inevitable y mayor implicación de la madre en la crianza de los niños, por otro la enorme responsabilidad que se adquiere para siempre al tenerlos.

Cinco lobitos

Retrato de familia

Muchas veces las miradas dicen más que las palabras. Sobre todo para los hombres de cierta edad, Koldo, el padre de Amaia, a quien le cuesta expresar sus sentimientos. Su mujer, Begoña, con un carácter fuerte, dominante, influye de manera rotunda en la familia que han formado.

También aparece en Cinco lobitos el profundo cambio generacional entre las madres de antes, las que se quedaban en casa para cuidar de la familia, y las actuales. Cuando Amaia decide trasladarse a la casa de verano con sus padres, va a sentir que a pesar de haberse convertido en madre, sigo siendo una niña para la suya.

Pero el tiempo pasa y como consecuencia envejecemos. Nos volvemos más vulnerables y dependientes, necesitando entonces el cuidado de los propios hijos. Este es precisamente otro aspecto que Alauda Ruiz ha querido mostrar. Quizás no nos convertimos en verdaderos adultos hasta que llega el momento en el que debemos cuidar y proteger a nuestros padres.

Cinco lobitos

Conclusión de 'Cinco lobitos'

Cinco lobitos es una extraordinaria demostración de la imperfección y al mismo tiempo de lo maravillosa y compleja que es la familia. Un viaje emocional en un escenario precioso como es un pueblo costero del País Vasco.

Una reflexión de la realidad actual en la que conviven varias generaciones en busca de la conciliación entre el cuidado de los niños y el trabajo.

Una entrañable demostración del cambio de "papel" que adoptan los hijos al ir envejeciendo los padres. Darse cuenta de la gran semejanza con los progenitores, a pesar de haber renegado, en ocasiones, de ello.

Reportaje de Cinco lobitos en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí