El guionista canadiense, y ahora director novel, Claude Lalonde, reúne a dos rostros muy célebres del cine norteamericano: Patrick Stewart (Star Trek, X-Men) y Katie Holmes (Dawson’s Creek, Batman Begins), para dar vida a la música clásica con una película muy sensible y emocional, Coda. 

El filme se estrenó el año pasado en el Festival Internacional de Cine de la India, desapareciendo poco después. Ahora Coda reaparece, no en salas de cine, sino directamente en Movistar el 11 de agosto.



Coda

Crítica de ‘Coda’

Ficha Técnica

Título: Coda
Título original: Coda

Reparto:
Patrick Stewart (Henry Cole)
Katie Holmes (Helen Morrison)
Giancarlo Esposito (Paul)
Abdul Ayoola (Guardia de seguridad)
Letitia Brookes (Maya)
Don Anderson (Reporter #3)
Drew Davis (Daniel)
Nicholas Haze (Asistente de backstage)
Beat Marti (Ludwig van Beethoven)
Silvana Sanchez (Empleada de hotel)

Año: 2019
Duración: 96 min.
País: Canadá
Director: Claude Lalonde
Guion: Louis Godbout
Fotografía: Guy Dufaux
Música: —-
Género: Drama. Música
Distribuidor: Movistar

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Coda’

Sinopsis

Un famoso pianista que lucha con el miedo escénico al final de su carrera encuentra inspiración en un crítico musical de espíritu libre.



Miedo escénico

El miedo escénico nunca está relacionado con el público sino con uno mismo -como la mayoría de los miedos-. La realidad es que nuestra cabeza lo produce y, por tanto, las causas son ajenas a esas cientos, o miles de personas sentadas frente a un escenario. Coda nos presenta a un pianista anciano, maduro y experimentado, que intenta superar un trauma que le está provocando un pánico a la interpretación pública; la mente en blanco, la partitura desapareciendo y las teclas cambiando de posición. Una joven crítica musical llega en el momento más indicado para ayudarle a superar, gracias a su espíritu libre, el miedo a tocar el piano. 

Coda

El Romanticismo alemán 

Los compositores alemanes son una buena compañía” es la frase que se repite e intuye en varias ocasiones. Schumann, Bach y Beethoven son los protagonistas indirectos de Coda, o, más bien, es su música quien protagoniza esta película, sus piezas suenan constantemente dentro de la cabeza de un músico atormentado. 

Cuando se alcanza la mitad del metraje y, tras pasar el punto culminante del filme, aparece una escena en la que se representa El caminante sobre el mar de nubes de Caspar David Friedrich, pintor emblemático del Romanticismo. El poder de la naturaleza, los paisajes de grandeza, el canto a la vida y a la individualidad del músico como intérprete en solitario frente a la gran masa. 

Coda

Conclusiones de ‘Coda’

En música, la palabra coda es un fragmento de tamaño variable que se añade al final de la composición. Este fragmento toma motivos que ya han sonado con anterioridad, desarrollándolos y exponiéndolos nuevamente debido a su importancia; la metáfora es magnífica: el final de una obra y el final de una vida.

Coda es una película elegante, simple y cautivadora. Igual que la música de Schumann, que suena en bucle manteniendo hechizado al protagonista. Además, hay una subtrama de romance que, aún pasando desapercibida, está hilvanada de forma espléndida; menos siempre equivale a más, en música y en la vida.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí