Código 8 ha tenido un notable éxito desde que se estrenó en Netflix el 17 abril del 2020, y se posicionó entre las más vistas. Es una película independiente canadiense, estrenada originalmente en 2019. Escrita y dirigida por Jeff Chan, protagonizada y producida por los primos AmellStephen Amell y Robbie Amell. La película trata sobre un futuro próximo, en el que un gran número de seres humanos nacen con poderes, pero son despreciados y marginados por la sociedad.



Código 8 

Crítica de ‘Código 8’

Ficha Técnica

Título: Código 8
Título original: Code 8

Reparto:
Robbie Amell (Connor Reed)
Stephen Amell (Garrett)
Sung Kang (Park)
Greg Bryk (Marcus Sutcliffe)
Alex Mallari Jr. (Rainer)
Aaron Abrams (Davis)
Simon Northwood (Rhino)
JaNae Armogan (Enfermera)
Laysla De Oliveira (Maddy)
Ho Chow (Guardia de seguridad)
Kyla Kane (Nia)

Año: 2019
Duración: 98 min.
País: Canadá
Director: Jeff Chan
Guion: Chris Pare, Jeff Chan
Fotografía: Alex Disenhof
Música: Ryan Taubert
Género: Ciencia ficción
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Código 8’ en VO con subtítulos en español

Sinopsis

Un joven desesperado que posee poderes especiales choca con una fuerza policial militarizada después de cometer un delito menor. Basado en el cortometraje.

Donde se puede ver la película ‘Código 8’



El largometraje basado en un corto

Efectivamente, Código 8 fue originalmente un cortometraje de diez minutos, escrito por Jeff Chan y Chris Paré. Se estrenó en 2016, y tuvo un gran número de seguidores. Aún se puede ver en Vimeo.

Los fans pedían a gritos un largometraje sobre esta historia, de modo que se decidió llevar a cabo una recaudación de fondos; dirigida por Stephen Amell y Robbie Amell. Ambos crearon una campaña en Indiegogo, con la idea de lograr unos 200.000 dólares, para poder hacer la película de Código 8 con total libertad creativa. Al final, para sorpresa de los primos Amell, consiguieron recaudar algo más de dos millones de euros. Y es que entre los propios fans de ambos actores, y lo visto en el corto, animó a más de 20.000 personas que apoyaron el proyecto.

Code eight
Foto de Netflix

La buena combinación de los primos

El éxito de Código 8 es, en gran medida, culpa de los actores protagonistas, Stephen Amell y Robbie Amell, que son además los productores ejecutivos. Stephen Amell es ya bien conocido por interpretar durante mucho tiempo a Oliver Queen en Arrow, y los fans estaban ansiosos por verle de nuevo en acción. Robbie Amell, que ha trabajado en Flash, sigue los pasos de su primo de cerca, y en esta ocasión interpreta a Connor, el protagonista principal.

Los primos Amell, demuestran una buena compenetración durante toda la historia. Ambos con papeles muy distintos, consiguen introducir al espectador en la piel de sus personajes, para entender mejor sus posturas.

Código 8
Foto de Netflix

Similar a los X-men, pero con un toque más serio

El argumento de Código 8 recuerda mucho a ciertas historias de los cómics, series y películas sobre los conocidos mutantes, los X-men. Humanos que nacen con poderes y son repudiados o marginados por la sociedad, eso no es la primera vez que lo vemos, sinceramente. Después tenemos a los llamados «guardianes», que hacen las funciones de los centinelas de las viñetas de los mutantes, controlando a los «empoderados».

Pero luego llega el argumento, que ofrece un desarrollo y una realidad mucho más seria y realista. Los humanos que nacen con poderes, deben estar controlados por el gobierno, y apenas pueden encontrar trabajo, ni sobrevivir en una sociedad que no les quiere. Solo pueden cometer crímenes y dedicarse al tráfico de drogas para poder ganarse la vida. Su visión sobre los poderes y habilidades es distinta a la ya vista en el cine de super héroes, y se muestra de manera más discreta. Menos espectáculo, pero más profundidad en las historias personales.

Código 8
Foto de Netflix

Es algo predecible

Aunque Código 8 tiene un desarrollo muy adulto e interesante, no deja de tener momentos muy predecibles. Bien es cierto que hay momentos en los que tratan de hacer ver al espectador que en esta película no hay bandos definidos, y eso es un acierto. El no saber de quien te puedes fiar, es algo que ayuda a mantener los ojos abiertos en todo momento. Sin embargo, en determinadas escenas, resulta lenta y bastante típica. Es decir, «Un buen chico, que tiene que hacer cosas malas por ayudar a un ser querido, y que luego se redime». Esto no es algo nuevo, ni mucho menos.

Code eight
Foto de Netflix

Seria pero entretenida

En su favor, Código 8 no resulta ser una de esas historias de superhéroes donde se mete el humor de forma forzada. Este film no necesita nada de eso, porque tiene su propia atmósfera. El ambiente callejero, las confrontaciones mafiosas, los conflictos sociales, las drogas, los problemas económicos de una familia pobre; todos unidos hacen una buena combinación.

Como ya he mencionado antes, en ciertas escenas, la película resulta algo lenta. Pero por lo general, ofrece mucha acción, y una trama muy profunda y más realista de lo que estamos acostumbrados en este tipo de temática. Además, los poderes se desarrollan de una forma más discreta, pero bien enfocada.

Conclusión de ‘Código 8’

Código 8 es una película con ciertas similitudes a lo que estamos acostumbrados a ver en películas de superhéroes, pero con una visión mucho más seria y realista. A pesar de que en ciertas ocasiones se hace algo lenta y predecible, el argumento se desarrolla intenso y entretenido. Tiene su propia atmósfera y se ofrece como una película con mucho potencial, capaz de crear un universo propio con muchas posibilidades. A todos los fans de el género de ciencia ficción les resultara muy interesante.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí