Ángel González estrena su ópera prima en cines: Compulsión. Ganadora de varios festivales y con un recorrido en certámenes de cine de terror extensa. En su haber tiene el premio a mejor película y mejor dirección de terror en el Festival Anatomy Crime and Horror Film de 2018. Fue nominada en el conocido Festival Internacional de Cine de Sitges, en la categoría de Noves Visions en 2017. Previamente a este film, González había realizado en 2013 el documental ‘¿De qué va la vida?’. Compulsión llega a los cines españoles el 10 de mayo.



‘Compulsión’

Compulsión

Ficha Técnica

Título: Compulsión
Título original: Compulsión

Reparto:
Paco Manzanedo (Robert)
Marina Esteve (Esther)
Susana Abaitua (Fanny)
Pol Cardona (Javi)
Elaine de Guzmán

Año: 2017
Duración: 81 min
País: España
Director: Ángel González
Guion: Ángel González
Fotografía: Rosana Torres
Música: Javier Carrasco
Género: Terror
Distribuidora: Festival Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler

Sinopsis

La tímida Esther y el carismático Robert forman una feliz y envidiable pareja. Pero el cuento de hadas que ella vive se desvanece cuando encuentra indicios de lo que parece un affaire. Decidida a confirmar sus sospechas, sigue clandestinamente los pasos de este y puede ser testigo de cómo se cita con otra chica. Aunque está devastada por el descubrimiento, decide no compartir sus recientes pesquisas para así poder comprobar hasta dónde llegan las mentiras de su infiel novio. Lo que Esther jamás pudo imaginar es la terrible pesadilla en que se convertirá su vida al revelar el siniestro secreto que el verdadero Robert oculta. (FESTIVAL FILMS).

Premios

  • Full Moon – Luna Plina Horror and Fantasy Film Festival 2017: Mejor Película
  • Imagine Film Festival 2018: Premio Movie Zone
  • Salón Internacional de la Luz 2018: Mención Especial del Jurado
  • Twin Rivers Media Fest 2018: Mejor Película
  • Tabloid Witch Awards 2018: Mejor Actriz Protagonista, Mejor Actriz De Reparto y Mejor Montaje
  • Edmonton Festival of Fear 2018: Mejor Película “First Time”


Compulsión

El psycho-killer clásico

El olor a clásicos del terror español de los años 80 y 90, como ‘Tesis’, ‘Abre los ojos’ de Alejandro Amenábar o ‘Angustia’ de Bigas Luna, se asoma en el planteamiento de Compulsión, salvando las distancias. El film de Ángel González se convierte en un homenaje al cine de horror patrio, sobre todo alejándose del dramatismo detrás de los asesinos en serie. Lejos de querer humanizarlos, lo que se desarrolla es una cinta en tensión en el que se ensalza el placer de matar del protagonista. Como se jactaban los protagonistas de ‘Funny Games’ de Michael Haneke, no es necesario que un criminal tenga un pasado trágico para obtener el gusto de matar y así se realiza en esta película. Es de aplaudir que se vuelvan a esos psicópatas sin sentimientos y sin la intención de hacer cómplice al espectador.

La coherencia con la que se hilan la violencia explícita y el terror inhumano consigue dar personalidad al film. No innova, pero escoge aquellas fórmulas que tan bien funcionaron en los 80 y 90. La brevedad de la duración del proyecto hace que se eliminen la complicación dramática y narrativa del guion. Permite una simplificación que se convierte en un disfrute para el espectador. Sin embargo, no se puede negar que se palpa la falta de experiencia dentro del largometraje y deja un aroma de “amateur” en varias escenas. Pese a estos inconvenientes, no se puede negar que hay un resultado considerable. Juega con la humildad de la puesta en escena y la convierte en un ritmo desenfrenado que mantiene al público enganchado. Los giros de guion, varios predecibles, se concluyen en un final que da a la única reflexión ¿el mal está en la sangre o es adquirido?

Compulsión

Un villano que brilla en la confusión de su protagonista

No hay reparto extenso en Compulsión, pero no es sinónimo de pérdida de calidad. Paco Manzanedo, conocido por series como ‘El embarcadero’ o ‘Servir y proteger’, muestras sus tablas en la interpretación con un Robert perfecto. Sangre fría, mirada gélida, sin ápice de sentimiento pero con un talón de Aquiles que todo ser viviente tiene. Manzanedo se expresa con comodidad, una naturalidad que eriza la piel del espectador. Sabe expresar el terror. Tristemente, no ocurre lo mismo con su compañera de reparto, Marina Esteve. La actriz brilla en los momentos de mayor carga expresiva, sin la palabra, pero su dicción y entonación la lleva a un abismo confuso. Se ve fuera de lugar en algún momento. Una actuación inestable. La química entre los actores es suficiente para hacer creíble su relación y más aún, el lazo que les une.

Susana Abaitua es reconocida por el gran público por su interpretación como María Casado en la obra teatral ‘La Llamada’. Cambiando totalmente de registro, da vida a la nada cándida Fanny. Su trabajo actoral va de menos a más. Al principio se la puede percibir algo sobreactuada, pero pronto consigue encauzar su actuación. Pese a que cae un poco en los clichés de la prostitución de lujo, la realidad es que sin quererlo, se convierte en una de las “heroínas” que consigue conectar con el espectador. El desarrollo de su personaje y la manera de realizarlo consigue junto a Manzanedo ser las dos interpretaciones más importantes del film, opacando a Esteve y el resto de actores. Por último, mencionar que la participación especial de Pol Cardona y Elaine de Guzmán son un escaparate gore, que funciona relativamente y no brillan en exceso. Un poco faltos de profesionalidad.

Compulsión

Ópera prima

Lejos del pensamiento popular, Compulsión es una película que hay que valorar positivamente. Es complicado arriesgar en tiempos en los que está todo creado. Ángel González consigue que funcionen los elementos que ha seleccionado para realizar el film y con un presupuesto bastante bajo. En cierta manera, este film se juzga desde un prisma de premiar aquellos proyectos que pese a no ser brillantes o excelentes, tienen cierto valor y consiguen cumplir su cometido. No caen en la inconsecuencia y en un experimento burdo. El ritmo es desenfrenado y sí, algo histriónico. Las escenas de violencia han sabido ajustarse a su presupuesto y potencian su golpe. El escenario, pese a ser limitado, se convierte en un espacio de la muerte que no estorba. Un guion que va a lo seguro, pero sin caer en ser una película de miedo de serie B más.

Es por ello que se merece tener una valoración, que a priori, para parte de la crítica puede ser alta, pero no se puede negar que González y su equipo se han esforzado por realizar una ópera prima que tenga duende. Puede que no se convierta en una de las grandes revelaciones del año para el cine español, pero se augura un buen futuro para el realizador. El género del terror ha sido uno de los tipos de cine más denostados en España y es importante ver, al igual que en el cine dramático, posibles nuevos realizadores interesantes. Este film es la puerta a ello. Por lo cual, no es un resultado redondo, pero no es ninguna catástrofe. Entretiene, crea tensión y tiene varios momentos que dejan al espectador pegado a la silla. Y una de las secuencias finales… Hilarante y alocada. ¿Es seria y creíble? No, pero chapó.

Compulsión

Conclusión

Compulsión es un comienzo en el cine para Ángel González, una apertura al cine de terror desde una perspectiva interesante. Paco Manzanedo está brillante y tiene un talento para interpretar a Robert que no tiene desperdicio. El resto de actores son algo irregulares, pero en su mayoría, defienden de forma idónea. El guion es sencillo y rescata elementos del psycho-killer que se echan de menos en producciones modernas. Cae en algunos clichés, pero sin embargo, sabe llevar el ritmo y la tensión a su favor. Una ópera prima que no defrauda y cumple su función de entretener a través de la tirantez del entorno y momentos en los que el público queda encandilado por el terror borrascoso.

Reportaje de Compulsión en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí