¿A quién te llevarías a una isla desierta? (2019), o como a mí me gusta llamarla Blanco y en botella, es una cinta española dirigida por Jota Linares, producida y distribuida por la plataforma Netflix.                                                                               

Basada en la obra teatral homónima escrita por el mismo director y Paco Anaya. Con un reparto de cuatro actores principales (casi), me imagino que el presupuesto de la reforma de un quiosco de la ONCE, y con lagunas técnicas impropias de una producción de la plataforma citada, siendo benévolos.

Aviso para navegantes porque he escuchado por algunos lares la palabra comedia, fábula sobre la amistad, y hasta película con sorpresa.

Lo de comedia me imagino que es una broma, lo de fábula sobre la amistad es justamente  todo lo contrario y lo de película con sorpresa se adivina a los dos minutos del comienzo de la cinta si de verdad prestamos atención y sino también.

Aún así, animo a verla y a juzgar por ustedes mismos, no todo es negativo en la cinta ni mucho menos, como explicaré más adelante.

La película se estrenó en la plataforma Netflix el pasado 12 de Abril. Perdón, que se me había olvidado, estamos ante un Drama.



A quién te llevarías a una isla desierta

Crítica de ¿A quién te llevarías a una isla desierta?

Ficha Técnica

Título: ¿A quién te llevarías a una isla desierta?
Título original: ¿A quién te llevarías a una isla desierta?

Reparto:
Pol Monen (Eze)
Jaime Lorente (Marcos)
Andrea Ros (Celeste)
María Pedraza (Marta)
Beatriz Arjona (Maggie)
Abril Zamora (Abril)
Celia de Molina (Celia)
Ignacio Mateos (Nacho)
Bea de la Cruz (Enfermera)
Nico Romero (David)

Año: 2019
Duración: 93 min.
País: España
Director: Jota Linares
Guion: Jota Linares, Paco Anaya (Obra: Jota Linares)
Fotografía: Junior Díaz
Música: Vanessa Garde, Pablo Trujillo
Género: Drama. Amistad
Distribuidor: Netflix España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Tras ocho años compartiendo piso en Madrid y mientras acaba un verano terriblemente caluroso, cuatro amigos se disponen a pasar su última noche juntos antes de enfrentarse a un futuro prometedor para algunos, no tanto para otros.

Premios

  • Festival de Málaga: Sección oficial: 2019


Antes del juego

La presentación de personajes con una escena de cama gratuita sin final feliz nos introduce a Marcos (Jaime Lorente), niño bien que ha acabado la carrera de médico y se va al Norte (todos necesitamos un poco de Sur para no perder el Norte) a hacer el MIR y comenzar su prometedora carrera y a su novia Marta (Maria Pedraza) que enamorada hasta las trancas está dispuesta a abandonar una prometedora carrera de danza para ejercer como profesora en el destino de su novio.

A quién te llevarías a una isla desierta

Por otro lado, Eze (Pol Monem), recibe una beca para estudiar cine en Londres y convertirse en el sucesor de Spielberg abandonando su trabajo de fotógrafo en un hospital y Celeste (Andrea Ros), la verdadera desgraciada del grupo y alma máter de la cinta, eterna aspirante a actriz con pocos escrúpulos a la hora de intentar obtener un papel e íntima amiga del becado, cuyo verdadero futuro se le presenta trabajando en un tele-pollo.

Tres en raya (médico, profesora, director de cine) y Celeste.

Tras el juego

Noche de despedida, noche de alcohol, noche de nuevas experiencias pastilleras, noche de ¿la verdad?.

Cuando los cuatro llegan al piso, Celeste propone un juego ¿A quién te llevarías a una isla desierta?.

Y hasta aquí puedo leer, lo siento queridos pero si hasta este momento no han cogido ya literalmente la película, no voy a ser yo quien les de el empujoncito.

Todo está tan blanco y en botella que una palabra mía se carga el invento si es que lo hay o si es lo que se ha pretendido porque a estas alturas de la película yo realmente me preguntaba el verdadero objetivo del director al hacer la misma.

Si pretende ser un dramón, como que no, si es una nueva reivindicación que ya cansa un poco, menos y si es un film sorpresa mejor contactar con el amigo Oriol Paulo.

Solo le perdono Jota y ahí radica mi defensa en la visión de la cinta, si lo que ha intentado es hacer un ejercicio de mala leche, del egoísmo humano, del egocentrismo y del me importan un bledo (lo que hay que poner para que no te censuren) los sentimientos de los demás.

Los jugadores

Pues señores voy a ser claro como el agua, vean la película solo por la excelente actuación de Andrea Ros (Celeste), se nota la experiencia tanto televisiva como cinematográfica de la catalana porque se merienda literalmente al resto del reparto y ayuda a hacer un poco más creíble la historia.

Pol Monen (Eze), sí, muy guapo pero querido, sangre no horchata que acabas de mamar del maestro Coronado y eso hay que rentabilizarlo.

Jaime Lorente (Marcos) y Maria Pedraza (Marta), correctos los dos y punto, algo debieron de aprender de La Casa de Papel el murciano y la madrileña, espero que también de Andrea Ros en esta película.

A quién te llevarías a una isla desierta

De Jota Linares no voy a opinar en esta ocasión porque como no sé lo que ha querido expresar realmente, si lo de siempre y ya más que repetitivo o lo expuesto anteriormente que me gustaría pensarlo, juzguen ustedes.

Eso sí Jota, entre tú y yo, si es lo primero bebes hasta de Heidi y no voy a citar cintas para no cargarme el invento ni la memoria del pc, si es lo segundo, sigue entrenando.

Por cierto, la escena de la vecina en la azotea si es para despistar, es de juzgado de guardia y sino lo es amigo, tiene menos sentido que la letra del aserejé.

Conclusión

Parto de la base de que no me gusta escribir críticas negativas, aunque ahora parezco abonado a los estrenos Netflix porque creo honestamente que se deben hacer.

La película no es ninguna joyita, no aporta nada que no hayamos visto ya veinte veces y me quedo corto, quizás si fuese de Almodóvar se hablaría de obra maestra y de Collet-Serra ni se habría estrenado en Netflix.

Lamento no poder contaros nada más pero sería un spoiler en toda regla, habrá gente a la que le gusten algunos temas que se tocan y gente como a mí a los que le cansan ya un poquito en una sociedad que se considera medianamente civilizada.

Que nadie se engañe ni confunda amor con traición, amistad con usar y tirar, ni vaya a pensar que lo que se descubre en cinco minutos no se descubre en ocho años, Jota ¿Has tenido eso en cuenta, amigo?.

Bien de nuevo por Andrea, está excelente y un ínfimo spoiler ya que el final de la cinta está por encima de la media de la misma, dos personajes se vuelven a encontrar tras cinco años y quizás en esos cinco minutos hay más sinceridad y honestidad que en los ochenta y ocho restantes de la película.

Véanla, comparen, disfruten, sufran y si encuentran otra mejor pues véanla también que Netflix le va a cobrar lo mismo.

«Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo«

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí