Conversaciones entre amigos (Conversations with friends) es la serie inglesa que adapta la primera novela de Sally Rooney, escritora de Normal People. En esta ocasión parte del equipo de la adaptación televisiva de Normal People repite puestos, entre ellos Lenny Abrahamson en la dirección, Alice Birch en el guion o Suzie Lavelle en la fotografía. Tras Normal People y su sentimental y detallista adaptación, el listón se coloca alto para esta nueva serie de HBO Max.



Conversaciones entre amigos

Crítica de 'Conversaciones entre amigos' (Conversations with friends)

Ficha Técnica

Título: Conversaciones entre amigos
Título original: Conversations with friends

Reparto:
Alison Oliver (Frances)
Sasha Lane (Bobbi)
Jemima Kirke (Melissa)
Joe Alwyn (Nick)
Alex Murphy (Philip)
Tadhg Murphy (Derek)

Año: 2022
Duración: 30 min.
País: Reino Unido
Director: Leanne Welham, Lenny Abrahamson
Guion: Alice Birch. Novela: Sally Rooney
Fotografía: Suzie Lavelle, Bobby Shore
Género: Drama
Distribuidor: HBO 

FilmAffinity

IMDb

Tráiler de 'Conversaciones entre amigos' (Conversations with friends)

¿Dónde comprar la novela?

Oferta
Oferta

Sinopsis de 'Conversaciones entre amigos' 

Frances tiene poco más de 20 años y vive en Dublín, donde asiste al Trinity College con su mejor amiga, Bobbi. A pesar de haber salido previamente durante la escuela, la pareja se ha mantenido cercana y ocasionalmente interpretan poesía juntas. Las grietas comienzan a aparecer en su relación cuando se hacen amigas de la exitosa escritora Melissa y de su esposo Nick, que es actor, y comienzan a pasar más tiempo con la pareja. A medida que Frances se encuentra en una intensa aventura con Nick, su amistad con Bobbi y su sentido de sí misma se ven desafiados. (HBO Max)

Dónde se puede ver la serie en streaming



Los retos de la pantalla

Pasar un relato del papel y de las emocionales palabras a las imágenes y los vibrantes diálogos siempre es un reto complicado. Los dos formatos presentan evidencias que hacen imposible en muchas ocasiones trasladar con total fidelidad las acciones del relato novelesco a la imagen cinematográfica. Es por ello, que una de las misiones del realizador y guionista es identificar las fortalezas y debilidades del relato durante este proceso de adaptación en el que se debe de brindar por el lenguaje cinematográfico, pero tratando de no perder la esencia del relato original.

Conversaciones entre amigos (Conversations with friends) es una historia donde la belleza reside en la escritura, hay muchos mensajes, e-mails y algún texto externo que en la pantalla podría perjudicar la experiencia del espectador ralentizando el ritmo. Va a ser recurrente el uso de la narración en off para saltar las barreras, lo cual no deja de ser un recurso algo trillado para solventar estos asuntos. Sin embargo, también se ha optado y de manera acertada realizar algunos de estos largos e-mails en una conversación física, como la de Melissa y Frances tras uno de los destacados giros de esta historia.

En esta ocasión, hacerla de manera física es de cierta forma un regalo para los espectadores, ya que se agradece ver a ambas actrices confrontadas e interpretando con fuerza sus emocionales e hirientes diálogos. No obstante, para ser uno de los momentos cúlmenes de la historia la puesta en escena se decanta por una sencillez y un juego vago de planos y contraplanos que desaprovecha la oportunidad de otorgar dinamismo a una escena que de por sí, es de una naturaleza violenta.

Conversaciones entre amigos
Copyright HBO

La importancia de los cimientos

La novela de Sally Rooney se siente dividida como en dos mitades marcadas por un cambio en el registro de emociones. La primera de ellas es desenfada, intrépida y apasionante que se contrapone con una segunda caótica en emociones y más conflictiva. Si bien, esto no se ha sabido trasladar de la manera más adecuada, sobre todo el carácter de la primera mitad de la serie.

La novela creo que destaca en su inicio por lentamente colocar las piezas fundamentales de sus personajes, crear conexiones emocionales, tentar al espectador, hacerle conectar y después dar el paso importante para que este no se suelte. Sin embargo, la adaptación televisiva de Conversaciones entre amigos comienza con un ritmo abrupto de los acontecimientos que para nada se corresponde con la novela. Todo sucede demasiado rápido, e incluso las acciones y las interpretaciones parecen adelantarse a lo que vendrá a continuación.

Sus dos primeros capítulos presentan una naturaleza caótica dejando muchas acciones olvidadas y no consiguiendo colocar adecuadamente los cimientos que sí hace por otro lado la novela. Para el momento del beso entre Frances y Nick el lector ya ha quedado prendado de sus personajes y el desenfadado aroma que desprende la novela. De cierta forma nervioso él también espera el acontecimiento.

No obstante, el espectador no ha terminado de conectar con la historia ni con los personajes cuando esto se produce en la ficción televisiva. A lo que se le suma una condensación importante de este excitante momento en el que todo se siente rápido y apenas se puede disfrutar. Además, una vez más se opta por la sencillez y el realismo, quizás en un momento donde lo adecuado hubiera sido trasladar las emociones de los personajes ralentizando el tiempo y haciéndolo más vívido.

Conversaciones entre amigos
Copyright HBO

Una primera mitad descafeinada

La primera mitad de la adaptación televisiva de Conversaciones entre amigos cae de forma densa en la retina del espectador. La atmósfera pesa todo el rato en las acciones de los personajes perdiendo la simpatía nerviosa de la novela. Además, los actores no alcanzan la química todavía, en parte por la inexistencia de unos buenos cimientos. El espectador sigue yendo a rebufo de las acciones y la escala de emociones que propone el libro en esta parte queda apagada en una adaptación televisiva que parece sentirse pesimista, fría y con falta de sangre.

Sin embargo, el espectador lector del libro sabe que está por venir todavía una de las mejores partes de la historia, las vacaciones en la lujosa casa rural. Sin fortuna, la adaptación televisiva no cumple con las expectativas, y empaña por completo la aventura veraniega. En parte viene por muchos cambios en algunas acciones. Durante toda la historia ciertos cambios se llegan a entender en términos de producción y de estar frente a un lenguaje distinto. No obstante, en esta parte algunos resultan irracionales y de difícil compresión, pensando que quizás se corresponden más a unas decisiones meramente artísticas por parte del equipo. Sea así o no, no caen a favor del relato y se pierden numerosos matices y fuerza en algunos conflictos que surgen.

Además, el juego de indirectas, bromas simpáticas y juguetonas, celos y la sensación de peligro se siente muy descafeinada frente al relato novelesco. Muchos matices se pierden por la condensación de la acción y la cámara parece incapaz todavía de adaptarse y adentrarse en los pequeños rincones que contiene esta historia.

Conversations with friends
Copyright HBO

La seriedad sólida de la segunda mitad

La adaptación de Conversaciones entre amigos ralentiza su proceso de maduración. Este alcanza su culmen con una segunda mitad más acertada y sólida que sus inicios. En el libro de Sally Rooney su segunda mitad es más caótica en las acciones, y sí goza de un atmósfera más pesimista, e incluso determinista. Las emociones están más a flor de piel, y el caos producido por estas y las consecuencias de ciertas acciones especian la atmósfera convirtiendo esta segunda mitad en algo más adulto y reflexivo.

Se corresponde con un momento de autodescubrimiento por parte de Frances. Se ha acabado esa primera mitad más desenfada, divertida y excitante. Esta es una atmósfera que la serie logra trasladar adecuadamente con las herramientas que tiene. Entre ellas, el uso de la luz en las escenas de Nick y Frances se perciben más oscuras y pesadas, donde el ritmo gozoso de anteriores queda disipado. Tras las vacaciones los problemas de adultos regresan a ambas vidas, y visualmente y en cuanto a ritmo interno se consigue que eso traspase la pantalla.

Las acciones se van resolviendo y quedando plasmadas de forma adecuada en el formato audiovisual. Además, de haber solventado de forma eficaz ciertos problemas del libro, como el que podía suponer la conversación entre Frances y Melissa. Es en estos momentos donde se percibe una mayor planificación y orden en las ideas que son reflejo del trabajo realizado.

Conversations with friends
Copyright HBO

La elección del casting

Si una cosa es difícil al adaptar un libro es encontrar los actores perfectos para los personajes. La mente del lector suele ser complicada en estos asuntos. Sin embargo, creo que la elección de los actores y las vibras que estos transmiten sí coinciden con las de Conversaciones entre amigos. En un primer vistazo estos lucen como el personaje que interpretan y transmiten sensaciones parecidas.

Sin embargo, interpretativamente se producen problemas de química entre los personajes, sobre todo, al inicio. Nick y Frances siendo la pareja principal de la historia no terminan de implantar con eficacia su carácter. Asimismo, Frances y Bobbi tampoco terminan de encajar al inicio, pero con el tiempo el reparto consigue las sensaciones y la unión.

La novela goza de un humor ácido y carismático que la serie pierde en su relato. En lo personal, creo que esta es una eficaz herramienta para entender las relaciones personales, y que estas resulten más carismáticas. Sin embargo, es algo que la serie no logra trasladar adecuadamente.

Otro aspecto algo negativo es que interpretativamente algunos personajes parecen adelantar acciones. Sobre todo, el personaje de Melissa interpretado por Jemima Kirke es el que más se adelanta. Sin embargo, a su favor cae su potencial magnetismo, una cualidad muy particular de la Melissa de la novela que a todos parece gustar, y que la actriz lo lleva consigo.

Conversations with friends
Copyright HBO

Aspectos mejorables en 'Conversaciones entre amigos'

La adaptación de Conversaciones entre amigos para nada podría definirse como un fracaso, pero francamente, tampoco como una buena adaptación. Es una serie que tiene puntos fuertes y débiles. Sus principal error es su inestable ritmo entre unos episodios y otros. Además, la condensación de algunas acciones perjudica a la ficción en sus inicios, donde la conexión con el espectador tarda en alcanzarse. Asimismo, la realización en ocasiones cae en una sobriedad y sencillez excesiva donde no se aprovecha el contar con imágenes detalles significativos y carismáticos de las relaciones.

Por otro lado, los cortes a negros a modo de elipsis son frecuentemente bruscos y terminan pausando la historia y no permiten entrar del todo al espectador en ella. En varios momentos han realizado elipsis sin necesidad de este recurso, y han quedado mucho más pulidas y dinámicas. Siendo esta la línea por la que creo que debería haberse optado en su mayoría. Aunque en el libro encontremos estos cortes bruscos, en la ficción no parecen encajar del todo.

Acercándonos al final, el último episodio pierde personalmente el constante ritmo que asienta en la segunda mitad de la historia. Otra vez parece volver a acelerarse, a condensar sus acciones y se priva al espectador de un distendido final que permitiera el goce completo de las acciones que tienen lugar en el desenlace. Es por ello que la sensación final es de una mejorabilidad absoluta, pero a pesar de ello, tampoco podía hablarse de un mal cierre.

Conversaciones entre amigos
Copyright HBO

La fidelidad a la esencia del personaje

El relato de Sally Rooney de Conversaciones entre amigos (Conversations with friends) resulta atractivo por ofrecer una historia del todo humana en la que el lector puede verse reflejado en diversos pequeños aspectos. Las relaciones a nuestro alrededor pueden ser a veces complicadas y conflictivas, pero siempre se encuentra el camino para estar con los que realmente nos apoyan. Tanto la novela como la ficción televisiva transportan dichos mensajes a sus relatos.

Sin embargo, en lo personal lo más atractivo de esta historia es el personaje de Frances. Es un personaje con una carencia importante, y es que no se sabe comunicar. A pesar de su gran habilidad para escribir y plasmar sus ideas en prosa, su personaje es incapaz de comunicarse con las palabras. Por lo tanto, esta carencia es la principal a superar durante el relato. Es por ello, que Conversaciones entre amigos acaba siendo un viaje de autodescubrimiento para Frances, quien encontrará la senda para enmendar su carencia. Es un viaje progresivo a través de diversos conflictos personales. En este aspecto creo que la serie sí ha sabido plasmar esa historia interior y llevarla a la pantalla sin distorsiones.

Conversations with friends
Copyright HBO

Conclusión de 'Conversaciones entre amigos' 

Conversaciones entre amigos (Conversations with friends) supone una adaptación descafeinada del relato de Sally Rooney. Es mejorable en numerosos ámbitos, y acaba siendo un lugar en el que le es imposible al espectador acceder a todo el rango de emociones que el lector siente al leer la novela. Sin embargo, a pesar de todo ello no es una adaptación insuficiente, tan solo un reflejo de lo difícil que puede ser llevar un libro a la pantalla.

Muchos obstáculos han sido satisfactoriamente superados, pero otros no tanto. Asimismo, creo que su error es que no consigue afianzar los cimientos en su inicio al resultar demasiado frenético y condensado. Conectar con el espectador a partir de las relaciones personales cotidianas del día a día es el factor primordial de esta historia. No obstante, es algo que tarda en llegar, aunque si el espectador se da su tiempo, al final, acabará dentro de la historia.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
5,7 / 10
57% %
Artículo anteriorTeatro Nueve Norte acoge el estreno absoluto de "Mejor" desde el 3 de junio, éxito italiano por primera vez en España
Artículo siguienteLa serie "Willow" de Lucasfilm llega a Disney+ el 30 de noviembre
Estudiante de la Facultad Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Nací el 7 de febrero de 2001 y actualmente estoy cursando el grado de Comunicación Audiovisual. Además, estoy de colaborador en el programa de radio Momentos de Cine en Inforadio. Aunque fui marcado de pequeño por la mano de Shyamalan y su sexto sentido para crear historias, no fue hasta mi adolescencia con la magia de Chazelle y su historia donde los sueños y el amor se entrecruzaban cuando algo despertó en mí. Ese algo fue la pasión por el cine, Shyamalan y Chazelle me dieron un pase a descubrir un amplio universo de historias, emociones, y cómo no, sueños. Fui pasando por Kubrick y Bergman hasta Tarkovski, descubriendo lo que la historia del cine tenía para mí, mientras germinaban mis ganas de trabajar en la industria. Por otro lado, Alejandro G. Calvo ha sido una de las razones por las que quise adentrarme en el mundillo de la crítica cinematográfica, la pasión que demuestra me hizo darme cuenta de que yo también quería tener la oportunidad de escribir sobre cine expresando la pasión que tengo por este mundo, devolviéndole al cine lo que tanto me ha dado. “No es a mí a quien le gusta el cine, sino el cine a quien le gusto yo” - Arrebato (1979)
Conversaciones entre amigos (Conversations with friends) supone una adaptación descafeinada del relato de Sally Rooney. Es mejorable en numerosos ámbitos, y acaba siendo un lugar en el que le es imposible al espectador acceder a todo el rango de emociones que el lector siente al leer la novela. Sin embargo, a pesar de todo ello no es una adaptación insuficiente, tan solo un reflejo de lo difícil que puede ser llevar un libro a la pantalla.conversaciones-entre-amigos-critica-serie

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí