Marc Ferrer vuelve al cine con ¡Corten!, película que conforma su cuarto proyecto como realizador. Este film es candidato a nominación en los Premios Goya 2021, llamando la atención, sobre todo, por la canción principal del film: "Por España", de Samantha Hudson. Además, el estreno en cines, de mano de Filmin, es este 19 de noviembre, siendo uno de los títulos más llamativos del mes. También cabe destacar que está protagonizada por La Prohibida, así como por figuras como la propia Samantha Hudson. Por otra parte, se alzó con el Premio del Público de Cine Disidente en los Premios LesGaiCineMad 2021.



¡Corten!

Crítica de '¡Corten!'

Ficha Técnica

Título: ¡Corten!
Título original: ¡Corten!

Reparto:
La Prohibida
Marc Ferrer 
Samantha Hudson
Marga Sardà
Gregorio Sanz

Año: 2021
Duración: 78 min
País: España
Dirección: Marc Ferrer
Guion: Marc Ferrer
Música: Adrià Arbona
Fotografía: Nilo Zimmermann
Género: Comedia
Distribución: Filmin

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de '¡Corten!'

Sinopsis de '¡Corten!'

Entre el terror y la comedia, ¡Corten!, de Ferrer es un explosivo cóctel giallo y queer, una película sobre la tenacidad de un cineasta iluso. (FILMIN).

Dónde se puede ver la película



¡Corten!
Foto de Filmin

El giallo del Todo A Cien

Marc Ferrer presenta un irreverente homenaje del mítico giallo italiano, en especial, del cine de Darío Argento con ¡Corten! El realizador explora este género mediante un planteamiento que obtiene su fuerza del absurdo y esa sensación continúa del amateur. Por tanto, podría tildarse, en varias ocasiones, como una parodia constante. Con lo cual, la historia no busca una lógica arrolladora, o una reflexión profunda, sino ser un escaparate de pura comedia y disparate. Dicho de otra manera, una oda al cutrismo y a poder explotar al máximo las posibilidades que ofrece el ridículo, con escenas que no tienen ni pies ni cabeza. Además, no es algo que busque ocultar, sino que lo lleva por bandera, al reírse de sí mismo en varias partes del largometraje. Por ende, ese concepto de metacine llega a extraerse en la propia realidad.

Ese proceso de extracción se ve en cómo el propio film sabe que es un producto de dudosa calidad, pero su fin, realmente, se basa en envolver toda la cinta con esta vertiente de cine de acabado excesivamente underground. Por lo cual, se expone desde una vertiente de pasar el rato, funcionando bien como divertimento en un primer visionado, pero no un largometraje que sea para consumir asiduamente. Todo ese ambiente del bajo presupuesto se valora, pero hay que aceptar que es una película con sus propias limitaciones y juega con ello. Por este motivo, debe disfrutarse como un entretenimiento, que divierte, que tiene puntos muy buenos. Una vez aceptado el concepto de película que se está viendo, el espectador puede dejarse llevar y fluir por este universo trash, un guilty pleasure de mercadillo.

Filmin
Foto de Filmin

El nuevo folklore

Se puede decir sin problema que lo mejor de ¡Corten! es el elenco actoral, ya que sin ellos, no se podría sostener una gran parte de la producción. Para comenzar, La Prohibida realiza un trabajo espectacular, un ejercicio de reírse de sí misma y del concepto de diva, que se une a la esencia de víctima de los giallos italianos. De esta manera, logra que el espectador disfrute al máximo de sus escenas, dándoles ese toque de comedia imprescindible para asentar su trabajo ante la cámara. Después, María Sola es otra de esas interpretaciones desternillantes, siendo una de las actuaciones mejor valoradas por el espectador, al entrar al juego sin problema. Lo mismo sucede con Saya Solana, que protagoniza dos de las escenas más hilarantes del film. Sin grandes artificios, se convierte en una de las intérpretes más especiales de la cinta.

Por otro lado, Samantha Hudson demuestra por qué es todo un fenómeno de masas, dado que, con tan solo algunas escenas, se ve sin problemas esa personalidad tan característica que tiene. Únicamente, en el número final, se veía algo incómoda ante la secuencia. Pese a ello, en el resto de la película comprende y ejecuta el lenguaje de la película sin problemas. Asimismo, Marga Sardà y Álvaro Lucas interpretan con ahínco y con energía sus papeles, siendo de los más verosímiles en pantalla. Sin embargo, Marc Ferrer realiza una interpretación demasiado plana, lo que da una sensación de constancia excesiva. A pesar de entenderse el concepto de amateurismo, podría dejar fluir mayor ridiculez en su papel y no mantenerse en un prisma demasiado uniforme. Para terminar, Gregorio Sanz y Paco Serrano buscan una caricatura con sus actuaciones, haciendo que algo tan irrisorio se convierta en jocoso.

Filmin
Foto de Filmin

Una realización que no busca ser profesional

Como se ha mencionado antes, ¡Corten! no tiene intención de ser una película que cuide el detalle y tener un acabado profesional, sino hacerlo lo más amateur posible, regocijándose en el fallo y lo cochambroso como sello de identidad. Y así lo hacen. Aun así, hay que valorar que mantengan esa línea estética y no rompan en ningún momento con su coherencia interna. Por lo que, se puede constatar una cohesión bien planteada en ese ambiente grunge y descuidado, pero, a veces, se sobrepasa en el concepto de abandono que se da ante la cámara. Pese a ello, se aprecia positivamente que la mayor parte de los encuadres utilizados, escenifican muy bien la parodia que se quiere hacer del género al que emulan. Por tanto, se ven algunos atributos del cine de serie Z que llegan a buen puerto y se utilizan de una manera eficiente.

El ritmo de la película es igual de sinsentido que la propia película, por lo que el montaje sigue una estela caótica que no se desvanece en ningún momento. Se deja claro que esa es la intención y la realización que se ha decidido hacer, por lo que, el público que sea fan de este tipo de películas, disfrutará al máximo. El disparate de las muertes y cómo se aborda desde el equipo técnico es un aliciente para los amantes de estas producciones, pero podría incluso haber ido a un paso más como ocurre con los efectos con kétchup y falso semen. Para terminar, destacar que los créditos no son un desperdicio, no tanto por lo que se ve en pantalla, que mantiene un plano fijo al que le falta cierto dinamismo, sino por la canción “Por España”, todo un himno de la cultura trash.

¡Corten!
Foto de Filmin

Conclusión

¡Corten! es una producción que parodia y homenajea al giallo, con una realización precaria, que lleva por bandera lo amateur, lo descuidado y el bajo presupuesto. Por tanto, el underground navega por todo el film. Ella misma sabe que no es buena, pero tampoco esa es su intención, triunfando en el entretenimiento y como arsenal de carcajadas de lo precario y la autoparodia. No hay que buscar mayor comprensión a este film, más que un ejercicio de serie Z y pasar un buen rato. Una serie de asesinatos envueltos en una película underground y trash, triunfando por saber reírse de sí misma.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí