En el 2003 Cracker Bag se llevó en el Festival de Cannes la Palma de Oro al Mejor Cortometraje y fue un short film muy bien valorado ante la crítica.



Cracker Bag

Crítica de ‘Cracker Bag’

Ficha Técnica

Título: Cracker Bag
Título original: Cracker Bag

Reparto:
Edith Cattell (Eddie)
Peter Derrick (Padre)
Damon Kaine (Damon)
Pauline Keeley (Mamá)

Año: 2003
Duración: 15 min.
País: Australia
Director: Glendyn Ivin
Guion: Glendyn Ivin
Fotografía: Greig Fraser
Música: Nicola Lester, Joel Ritchie
Género: Drama
Productoras: Exit Films, Ruby Films, Outerspace

Tráiler de «Cracker Bag»

Sinopsis

Eddie gasta el poco dinero que tiene en comprar petardos y fuegos artificiales para tirarlos en la noche de los fuegos artificiales la cual le queda unos pocos días.



La sutileza en cada detalle

Glendyn Ivin, director del largometraje ‘Last Ride’ (2009), dirige Cracker Bag en el que retrata una conmovedora instantánea de la Australia de los años ochenta. En este cortometraje la intención del director es hacernos ver que algunos sucesos de la infancia nos vendrán marcando, para bien o para mal, a lo largo de nuestra vida.

Eddie, en este caso, se enfrenta a una situación límite para ella, que finalmente, acaba por explotar. Lo vemos en la relación con su hermano, en la ausencia de su padre y en los reiterados esfuerzos por conseguir una cantidad considerable de petardos para tirarlos todos en la noche de los fuegos artificiales.

Estos tres elementos se unen para que Eddie reflexione sobre lo que siente y hacer aflorar sus sentimientos de una manera u otra. En todo caso, el conflicto interno de Eddie se refleja a la perfección en cada uno de los elementos que hemos nombrado anteriormente. Pero, se hace de una forma muy particular y bella, el cual el único signo que vemos en ella, es la opresión de eso que siente. La llamada de la madre de Eddie, a su padre, es un punto de inflexión en la vida de la protagonista y cuando por fin llega la aclamada noche y todo sale mal, vemos que Eddie entra en un estado mental convulso.

Cracker Bag

Estética y lugar

En este cortometraje la sutileza de las palabras, las situaciones a las que Eddie se tiene que enfrentar y los lugares en los que Eddie vive diariamente, se refleja a la perfección en lo que se refiere a lo visual. La estética del short film, cuida mucho la forma en la que este suceso está afectando, directamente, en la vida de Eddie.

Algunos de los ejemplos notorios, en un cortometraje lleno de belleza, son los movimientos de cámara siguiendo a Eddie mientras vemos como juega con los fuegos artificiales que acaba de comprar o el plano en el que la madre de Eddie discute con su padre que solamente vemos un cable de teléfono que recorre todo el plano. O, a lo sucesivo a la discusión de sus padres, está también, la reacción de Eddie que solo mira la foto de su padre y se acurruca en sí, sin saber muy bien cómo afrontar el hecho que acaba de oír.

También, encontramos belleza y sobriedad en la actuación de Eddie en la escena que discute con su hermano o en el plano final cuando vemos que saca la cabeza por la ventanilla del coche y tiene la cara mojada de haber llorado. Todo suma y hace que haya una estética muy marcada y personal directamente anexionada al suceso «traumático» que vive Eddie.

Cracker Bag

Conclusión de ‘Cracker Bag’

En definitiva, Glendyn Ivin, ha sabido hacernos reflexionar sobre las situaciones, en la infancia de cualquier niño o niña, que persisten y quedan marcados  a lo largo de nuestra vida. Además, contar algo tan profundo con algo tan pequeño y anecdótico supone un reto que el director ha sabido afrontar y sobrellevar de manera espectacular.

Guerreros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí