Unbelievable (Creedme en España) es una miniserie de TV de Netflix creada por Susannah Grant, Michael Chabon y Ayelet Waldman. Basada en hechos reales, muestra la auténtica cara de una violación y qué sucede tras ella. Las terribles secuelas que padecen las víctimas y cómo lo sobrellevan cada una, es el punto en torno al cual gira esta miniserie. Estrenada en Netflix el 19 de Septiembre.



Creedme

Crítica de ‘Creedme’

Ficha Técnica

Título: Creedme
Título original: Unbelievable

Reparto:
Kaitlyn Dever (Marie Adler)
Toni Collette (Detective Grace Rasmussen)
Merritt Wever (Detective Karen Duvall)
Blake Ellis (Chris McCarthy)
Dale Dickey (RoseMarie)
Liza Lapira (Mia)
Kai Lennox (Steve Rasmussen)
Omar Maskati (Elias)
Austin Hébert (Max Duvall)
Eric Lange (Detective Robert Parker)
Scott Lawrence (Agente especial Billy Taggart)
Danielle Macdonald (Amber Stevenson)

Año: 2019
Duración: 50 min.
País: Estados Unidos
Director: Susannah Grant (Creator), Michael Chabon (Creator), Ayelet Waldman (Creator), Lisa Cholodenko, Susannah Grant, Michael Dinner
Guion: Susannah Grant, Becky Mode, Michael Chabon, Ayelet Waldman, Jennifer Schuur, T. Christian Miller, Ken Armstrong (Artículo: T. Christian Miller, Ken Armstrong)
Fotografía: Quyen Tran
Música: Will Bates
Género: Intriga
Distribuidor: Netflix España

Tráiler de ‘Creedme’

‘Creedme’ desde dentro

Sinopsis

Basada en hechos reales, Creedme muestra a una adolescente que presenta una denuncia por violación y más tarde la retira. Mientras tanto, dos inspectoras de otro estado emprenden una investigación para descubrir la verdad. (Netflix España)



Una historia real

La miniserie está basada en hechos reales. Concretamente en un caso que sucedió entre 2008 y 2011 en Washington y Colorado (EEUU). Los periodistas, Ken Armstrong y T. Christian Miller sacaron a la luz los hechos a través de una investigación periodística en 2015, con la que ganaron un premio Pulitzer.

Contada de una forma honesta y responsable

En 8 episodios, Creedme (2019) es capaz de configurar un retrato exhaustivo y hacer un ejercicio de introspección de las víctimas. Esta labor de dar visibilidad mediante la sinceridad y la crudeza, se mezcla con una trama ‘true-crime’ protagonizada por dos mujeres detectives.

Diseñando una minuciosa investigación policial como fondo y un respetuoso estudio sobre la víctima de una violación, Creedme es una historia dura y amarga pero más que necesaria. 

No estamos ante una serie fácil con la que el público pueda relajarse y evadirse durante cincuenta minutos. Creedme es todo lo contrario. La incomodidad que siente el espectador es difícil de ignorar. En cambio, esa tensión resulta necesaria para empatizar con el devenir de los hechos. Para ello, contamos con una realización y un excelente trabajo de interpretación.

Los creadores de la miniserie junto a sus directores, entre los que se encuentran Lisa Chodolenko y Michael Dinner, han sabido tratar el tema en cuestión con elegancia, contundencia y seriedad.

Todo ello montando una compleja y a menudo desesperada investigación, centrada en coger al agresor. Pero que al final de cada episodio, las protagonistas son ellas en todo momento.

Creedme
Copyright Netflix

Elenco de Creedme

La protagonista de la trama es Marie (Kaitlyn Dever), una chica incomprendida con un pasado y una vida nada fácil.

La interpretación de Kaitlyn Dever sincera, calmada y extremadamente cruda y vulnerable, que otorga un realismo a su personaje no dejando indiferente a nadie.

Otra de las principales razones que hace de Creedme una serie tan bien hecha es el maravilloso tándem formado por las inspectoras Grace Rasmussen y Karen Duvall. Interpretadas por unas fantásticas y auténticas Toni Collette y Merritt Wever.

Si las figuras masculinas representados por los inspectores muestran la frialdad del sistema en el trato que recibe Marie, la aparición de estos dos personajes femeninos supone un respiro en el proceso de la investigación policial.

El trabajo policial que desempeñan tratando los casos de violaciones, respetando el trauma y dolor de las víctimas, ofrece una cara más responsable y humana. Como representantes de un gran cargo público, no dudan en barajar todas las posibilidades. En la serie, las inspectoras mantienen como una posibilidad el que el violador sea un policía.

Cuidadosamente dirigidas y diseñadas, las dos historias funcionan a la perfección paralelamente. Los diálogos y las intervenciones de los personajes, así como la importancia que se le confiere a cada caso, hace que ninguno eclipse a otro.

Creedme
Copyright Netflix

Episodio piloto magistral

Otra de las razones por las que Creedme se lleva el aplauso de la crítica es por un brillante episodio piloto.

En primer lugar, porque está dedicado a Marie Adler (Kaitlyn Dever), una chica con una vida inestable a quien la policía no cree cuando les cuenta la brutal violación que ha sufrido mientras dormía.

El primer capítulo funciona como una introspección hacia el interior de Marie. Con abundantes primeros planos y escasos diálogos, se expresa su dolor y trauma.

Asimismo, muestra la falta de empatía con la que son tratadas las víctimas de agresiones sexuales y violaciones. Tanto por parte de los inspectores de policía, como los desagradables exámenes médicos por los que tiene que pasar.

En segundo lugar, la presión a la que someten a Marie es tal, que es obligada a responder a preguntas y recordar detalles una y otra vez. Contando la versión en numerosas ocasiones hasta llegar al punto de confesar la «falsedad» de los hechos en contra de su voluntad.

Unbelievable
Copyright Netflix

Mostrar cómo es de verdad una violación

Por un lado, es importante la visión feminista en cuanto al respeto y discreción con el que es tratado el tema.

Creedme otorga una profunda y contundente mirada hacia cómo cambian las vidas de aquellas mujeres que son violadas, cómo les afecta en su vida diaria y los daños físicos y psicológicos tras años posteriores.

Otro valor de esta serie es que no se muestran cuerpos desnudos de mujeres, ni planos explícitos, consiguiendo preservar su intimidad y provocando el «menos es más».

Además, las víctimas componen una pluralidad que no discrimina a ninguna mujer de ser violada en cuanto a físico, color de piel o belleza. Siendo un fiel reflejo del mundo exterior

Unbelievable
Copyright Netflix

Conclusión

Hay que reconocerle a Netflix su labor al darle la oportunidad y visibilidad que merece una serie que se sale de los esquemas tradicionales.

Poner en primer plano el testimonio de la víctima, dejando a un lado exageraciones y el dramatismo inútil que acompaña muchas veces a historias así, es un signo de que el mundo audiovisual y los gustos del público están cambiando.

De principio a fin, el respeto por las víctimas y la no morbosidad latente en Creedme, mostrando lo justo y necesario, es una tarea difícil de sostener y que sin embargo aquí se cumple a raja tabla. 

Hablamos de una serie dura de ver pero la satisfacción que se siente al terminar un capítulo tras otro la hace una de las mejores y más auténticas miniseries de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí