Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown es un documental creado por Daniel H.Birman, director de numerosos cortos y series documentales. Anteriormente realizó ‘Me Facing Life: Cyntoia’s Story’ (2011), documental que ya trató la condena de la joven estadounidense, el metraje se incluye en la cinta del 2020. El director se ha encargado a su vez de la producción ejecutiva y la dirección de fotografía. Estrenada por Netflix el 29 de abril.



Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown

Crítica de ‘Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown

Ficha Técnica

Título: Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown
Título original: Murder to Mercy: The Cyntoia Brown Story

Año: 2020
Duración: 96 min
País: Estados Unidos
Dirección: Daniel H. Bilman
Fotografía: Daniel H. Bilman y Joel Winter
Música: Jongnic Bontemps
Género: Documental
Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown’

Sinopsis de ‘Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown’

Después de que Cyntoia Brown, de 16 años, es sentenciada a cadena perpetua, preguntas sobre su pasado, fisiología y la ley misma ponen en duda su culpa. (NETFLIX)

Donde se puede ver la película



Crimen y perdón La historia de Cyntoia Brown
Foto de Netflix

La genética influye

Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown es un documental rodado por Daniel H. Birman en 2004. Está construido con metraje perteneciente a su anterior documental llamado ‘Me Facing Life: Cyntoia’s Story’ (2011), que provocó un cambio en el caso. Desde ese momento dos abogados (J.Houston Gordon y Charles Bone) decidieron presentar una apelación, alegando que sufría ‘’síndrome de alcoholismo fetal’’. El caso generó más revuelo cuando, durante el movimiento #MeToo Rihanna escribió un tweet con el hashtag #FreeCyntoiaBrown. Ocasionó que la encarcelada solicitara un indulto al gobernador.

La película investiga los antecedentes familiares, demostrando que desde que nació no tuvo muchas posibilidades de cambiar su futuro. La historia de Cyntoia se ciñe a una larga cola de antecedentes familiares, su bisabuela era alcohólica, su abuela era alcohólica y fue violada, de donde nació la madre de Cyntoia. Su madre sufrió numerosas violaciones desde que tenía seis años y se quedó embarazada a los 16 años, dando en adopción a Cyntoia, que desgraciadamente repetiría el mismo patrón.

Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown es un documental que habla sobre la violación a lo largo de generaciones en todo el planeta, aunque también enseña sin ningún filtro, como gracias a la última ola feminista la sociedad ha madurado. Sin embargo, este es un tema que subyace en el documental, el director no lo señala públicamente, se queda simplemente en la capa más externa del problema.

Murder to Mercy
Foto de Netflix

Un personaje aislado

Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown desarrolla la historia de una adolescente de 16 años que se prostituye para buscarse la vida. Daniel H. Birman se equivoca al centrarse única y exclusivamente en los juicios de Cyntoia, comprendo la voluntad objetiva del documentalista, pero el espectador no acaba de entender quién es y cuáles son sus gustos. Las pinceladas sobre su personalidad se dan con entrevistas muy cortas en las que no comprendemos sus motivaciones, en ningún momento aparece más allá de un juzgado.

La estructura que establece desde el principio es bastante monótona, se limita a plasmar de forma cronológica lo que sucedió en los juzgados. Hasta el minuto 50 vemos grabaciones del documental original, con imágenes actuales de los espacios en los que suceden los acontecimientos. Daniel H. Birman ejecuta erróneamente determinados momentos cruciales para el documental, al establecer gran distancia entre individuo y cámara. Algunas de estas situaciones se dan a la hora de comunicar algo, como cuando Cyntoia llama a su madre adoptiva y le cuenta el resultado de su condena. Otro momento mal ejecutado es cuando comunican a Cyntoia que va a poder salir de la cárcel, en este caso la implicada ni siquiera aparece en pantalla.

Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown no aporta nada nuevo al universo documental, ni siquiera interés por lo que sucede. El ritmo lento de las entrevistas, la poca variedad de imágenes y la falta de testimonios de Cyntoia, provocan que el espectador asista a un proceso judicial sin pretensiones de llegar a ser algo más. La objetividad no implica una falta de acercamiento con el sujeto de análisis, al final conocemos su forma de ser por las personas de su entorno.

Crimen y perdón La historia de Cyntoia Brown
Foto de Netflix

Conclusión

Daniel H. Birman ha creado Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown, buscando no tirar a la basura la vida de muchos adolescentes que cometen errores en su vida. La ausencia de determinados recursos estilísticos generará un desapego emocional del espectador con Cyntoia. La misma distancia que establece su director con planos alejados y al situarse únicamente en espacios judiciales.

Este true crime cerrará una etapa para documentalista y protagonista, pero no para el espectador. Es inevitable pensar en qué medida cambiaría el documental si el director hubiera tenido más paciencia. Las entrevistas realizadas a Cyntoia Brown son mucho más importantes que algunos de los juicios que aparecen en pantalla, ver a qué se dedica, y cuales son sus aspiraciones son de vital importancia. Daniel H. Birman se equivoca al plantar la cámara al otro lado de los barrotes, cuando debería estar viviendo la experiencia. Este documental no destacará por su forma, pero reabre heridas de las que se hablará, solo si alguien famoso lo vuelve a sacar a la luz, igual que hizo Rihanna en 2016.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí