Crítica de la Primera Temporada de Élite | Netflix

El próximo cinco de octubre se estrena Élite, la nueva apuesta española de Netflix.

Desde Cinemagavia hemos tenido acceso a los ocho capítulos que componen esta primera entrega. Las expectativas son muchas (y altas). ¿Las cumplirá? Nuestras impresiones, a continuación.



Élite

 

Crítica de Élite

Ficha Técnica

Título: Élite
Título original: Élite

Reparto:
María Pedraza (Marina)
Miguel Bernardeau (Guzmán)
Itzan Escamilla (Samuel)
Álvaro Rico (Polo)
Jaime Lorente (Nano)
Miguel Herrán (Christian)
Ester Expósito (Carla)
Danna Paola (Lu)
Mina El Hammani (Nadia)
Omar Ayuso (Omar)
Arón Piper (Ander)

Año: 2018
Duración: 45 min.
País: España
Director: Carlos Montero (Creador), Darío Madrona (Creador), Ramón Salazar, Dani de la Orden
Guion: Carlos Montero, Darío Madrona
Fotografía: Ricardo de Gracia, Daniel Sosa
Música: Lucas Vidal
Género: Thriller. Crimen
Distribuidor: Netflix España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Las Encinas es el colegio más exclusivo del país. El lugar donde estudian los hijos de la élite y donde acaban de ser admitidos tres jóvenes de clase baja, procedentes de un colegio público en ruinas cuyos alumnos han sido repartidos entre varios institutos. Ellos han sido los más afortunados… O eso creían.

Y es que su llegada provocará un cataclismo. El choque entre los que lo tienen todo y los que no tienen nada que perder crea una tormenta perfecta que acabará en un asesinato. ¿Quién está detrás de ese crimen? ¿Alguno de los alumnos que no pertenecían a ese mundo? ¿O se esconde algo más turbio detrás?



Creadores de éxito(s)

Quiero comenzar señalando que las posibles comparaciones entre la serie que nos ocupa y la felizmente recuperada “La casa de papel” (¡sé que las habrá!; no así con “Las chicas del cable” o “Paquita Salas”, otras dos producciones nacionales que se pueden disfrutar en la popular plataforma pero con las que no existe, ni se encontrará, más allá de alguna coincidencia en su reparto, conexión alguna) van a ser de lo más injustas. Ni el tono, las intenciones o la temática son comparables. Eso sí, ambas comparten actores. También intervienen rostros a los que hemos podido ver en series como “Vis a vis”, “El príncipe” o la ya nombrada “Las chicas del cable”.

Élite

Dicho esto, indicaré también que los creadores de esta mezcla de drama e intriga juvenil son expertos en, como diría la gran Paquita Salas, crear éxito. Ellos son Carlos Montero (“Física o Química) y Darío Madrona (“Los protegidos). Y sí, se nota la mano de ambos detrás del proyecto.

De hecho, diría que Élite es una suerte de “Física o Química llevada al extremo más hipersexualizado (recordemos que estamos hablando de una serie que se ve en la plataforma Netflix) y psicopático. Sexo, drogas y pijerío (y también extorsión) debería ser su subtítulo.

Una historia repleta de giros

Todo comienza cuando un colegio público se derrumba y sus alumnos, todos ellos de familias humildes (o sin recursos), han de ser reubicados. Tres de ellos acaban ingresando en Las Encinas, un colegio privado de lo más exclusivo. Los recelos entre los estirados estudiantes de dicho colegio no tardarán en hacer acto de presencia…

Pero aún hay más, ya que el primer capítulo nos lleva hasta un futuro cercano, mostrándonos que en Las Encinas se ha cometido un asesinato para, segundos más tarde, volver atrás en la historia, justo hasta el día en que los tres nuevos alumnos llegaron al lugar.

Élite

¿Quién ha sido asesinado y por qué? A lo largo de los ocho capítulos que componen esta primera temporadas iremos descubriendo los secretos que esconden cada uno de los principales protagonistas de esta historia. Y sí, digo desde ya que todos esos misterios y giros de guión (por muy inverosímiles que sean) acaban siendo, y con diferencia, lo mejor de esta serie, lo que nos mantendrá pegados a ella.

Personajes odiables

Y no, no voy a revelar (o al menos lo voy a intentar) nada más de la trama de Élite, ya que, como no voy a parar de repetir, el factor sorpresa es imprescindible para su buen disfrute.

Lo que sí voy a hacer es presentar, de manera breve, a cada uno de los jóvenes personajes que la protagonizan. Personajes que, por una u otra razón, me acabaron resultando un tanto insoportables (empatizar con ellos o con su causa resulta de lo más complicado). Y es que, claro, a todos y cada uno de ellos se les puede poner algún (gran) pero (por mucho que nos despisten en un primer momento; eso sí, la evolución de algunos es brutal).

Samuel (Itzan Escamilla), quien vive con su madre y su hermano, Nano (Jaime Lorente), recién salido de la cárcel, Christian (Miguel Herrán), chuleras y mejor amigo de Nano, y Nadia (Mina El Hammani), de origen musulmán, son los tres alumnos nuevos.

Élite

De entre el alumnado privilegiado de Las Encinas destacan los siguientes nombres: Guzmán (Miguel Bernardeau) y Marina (María Pedraza), hermanos pero muy opuestos en sus pensamientos, Lu (Danna Paola, actriz y cantante mejicana), pareja de Guzmán (y villana que parece sacada de algún culebrón latinoamericano), Ander (Arón Piper), una promesa del tenis que no sabe cómo salir del armario, y la pareja (en crisis) formada por Carla (Ester Expósito) y Polo (Álvaro Rico).

El reparto juvenil lo completa Omar Ayuso, quien da vida al hermano traficante de Nadia.

Segunda temporada

Rodada íntegramente en 4K, con un acabado francamente cuidado, una banda sonora de las que a servidor le gustan a rabiar (La casa azul y Christina y los subterráneos suenan durante el primer capítulo; La bien querida, + Joan Miquel Oliver, en el segundo; Dorian, con la colaboración de Santi Balmes, de Love of Lesbian, en el quinto; Rosalía en el sexto), mucha diversidad (cultural, religiosa y sexual) y un equipo técnico e interpretativo curtido y más que cumplidor, Élite se destapa como otra gran apuesta de Netflix.

Una apuesta tan fuerte que, incluso antes de su estreno, ha sido renovada por una segunda (y necesaria) temporada.

Conclusión

Puede que la nota que le he dado a esta primera temporada, y que se puede ver un poco más abajo, parezca un poco baja (sobre todo tras haber alabado buena parte de sus apartados), pero en realidad no lo es tanto. Me explico: Élite ha logrado lo que ninguna otra serie juvenil española pudo, captar mi atención. Y eso, viniendo de alguien que nunca ha soportado la ficción juvenil nacional (a lo “Al salir de clase” o la mismísima “Física o Química”) es, sin lugar a dudas, todo un logro.

Lo mejor: Es adictiva. Engancha. Son tantos sus giros de guión y tan retorcidas sus subtramas que resulta imposible no querer ver un capítulo tras otro. También la pareja formada por ciertos personajes que prefiero no desvelar.

Lo peor: No hay que tomársela, ni mínimamente, en serio. Es un culebrón (con situaciones forzadas y diálogos trillados) de lo más rebuscado y, como tal, hay que verlo sin darle muchas vueltas a sus distintas resoluciones. Va recomendada a un público (joven) muy concreto y se nota. Además, hay dos personajes que, por distintas razones, me chirriaron un tanto: Nano y Lu.

CALIFICACIÓN: 6/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 14 Average: 3.5]

Fan fatal del cine, la música ‘indie’, los cómics de superhéroes y el manga.

Adicto a la cultura pop.

Veo series por encima de mis posibilidades.

Javier Mazo

Fan fatal del cine, la música 'indie', los cómics de superhéroes y el manga.Adicto a la cultura pop.Veo series por encima de mis posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *