Crítica de Roseanne | Reboot Temporada 10 | Neox

Neox ha sido el canal encargado de traernos la nueva temporada de Roseanne, la serie creada y protagonizada por Roseanne Barr. A continuación explicamos por qué ha sido una de las series más comentadas y recomendables del año.



Roseanne

Crítica de Roseanne

Ficha Técnica

Título: Roseanne
Título original: Roseanne

Reparto:
Roseanne (Roseanne Conner)
John Goodman (Dan Conner)
Sara Gilbert (Darlene Conner)
Laurie Metcalf (Jackie Harris)
Michael Fishman (D.J. Conner)
Alicia Goranson (Becky Conner)
Sarah Chalke (Becky Conner-Healy)
Johnny Galecki (David Healy)
Emma Kenney (Harris Conner-Healy)

Año: 2018
Duración: 21 min.
País: Estados Unidos
Director: Matt Williams (Creador), Roseanne (Creador), John Pasquin
Guion: Roseanne, Bruce Rasmussen, Dave Caplan, Matt Williams, Darlene Hunt
Fotografía: John Simmons
Música: Dan Foliart, Howard Pearl, W.G. Snuffy Walden
Género: Comedia
Distribuidor: ABC / Neox

Filmaffinity

IMDB

Tráiler en versión original

Sinopsis

Los Conner no son una familia tradicional. Se trata de una familia de clase baja, trabajadora, que vive en Illinois y tienen que hacer auténticas virguerías para llegar a fin de mes. Además, ambos padres y sus tres hijos son desastrosos, desordenados, les encanta decir tacos y, además de no ser cariñosos, siempre se están riendo los unos de los otros.

Al frente de esta familiar está Roseanne (Roseanne Barr, “Ellas también se deprimen“), la madre y cabeza de familia, una mujer segura de sí misma a la que no le preocupa su sobrepeso ni las apariencias. Deslenguada y mordaz, se encarga de dirigir a su marido Dan (John Goodman, “The Artist“, “El Gran Lebowski”) y a sus tres hijos. Cada semana se enfrentará a situaciones de toda clase: desde embarazos adolescentes, hasta la masturbación, pasando por la homosexualidad, las drogas, la pobreza y el alcoholismo, todo llevado con un humor mordaz e irónico. (Sensacine)



Una comedia de éxito

Roseanne Barr triunfó en televisión mostrando, en clave de comedia, los problemas a los que se enfrentaba una familia de clase obrera (media-baja). Roseanne, la ‘sitcom’ que llevaba su nombre, se mantuvo en antena, y con mucho éxito, durante nueve temporadas. De 1988 a 1997. Este año, y sumándose así a otras series finiquitadas hace tiempo que han vuelto a la pequeña pantalla, como, por ejemplo, “Will & Grace”, regresaba para convertirse en una de las grandes revelaciones de la temporada.

Borrón y cuenta nueva

Este nuevo ‘revival’ optó, al igual que también lo hiciera la ya nombrada “Will & Grace”, por hacer borrón y cuenta nueva, dinamitando así el desenlace de la serie original. Y es que la novena (y a todas luces insatisfactoria) temporada de Roseanne nos mostraba cómo ésta y su hermana, Jackie (una siempre inmensa, y nunca suficientemente valorada, Laurie Metcalf), se daban a la buena vida tras ganar la lotería. Posteriormente nos harían conocedores de que todo había sido una farsa. Nuestra protagonista se lo había inventado todo para no enfrentarse a la realidad. Realidad que incluía el fallecimiento de su marido, Dan (inmenso, en todos los sentidos, John Goodman).

Roseanne
Copyright ABC/Adam Rose

Pero tranquilos, no tardan en sacudirse de encima semejante problema. Lo hacen en el primer capítulo y sólo necesitan un único (y genial) chascarrillo. Porque esta serie puede presumir, entre otras muchas cosas, de una agilidad encomiable.

También de una comicidad fuera de toda duda (¡los guionistas están inspiradísimos!). Comicidad no exenta de mala baba, ya que nos muestra a una Roseanne que trabaja como Uber, que tiene que compartir la medicación con su marido (pullita a la sanidad americana incluida) y que ha de aprender a ser más tolerante (véase el estupendo séptimo capítulo).

Lástima que Barr, también creadora, no tomara buena nota de su serie o de su personaje. Recordemos que sus tuits, algunos de ellos de índole claramente racista, provocaron la pronta cancelación de este ‘revival’. ‘Revival’ que ya había sido renovado por ABC tras sus inmejorables datos de audiencia iniciales.

El reparto

Como decía un poco más arriba, y retomando así el tema principal, Roseanne, Dan y Jackie son algunos de los personajes principales que regresan. Pero no son los únicos. También lo hacen los hijos del matrimonio formado por los dos primeros. Es decir, Darlene (Sara Gilbert, quien recupera un personaje que marcó mucho mi infancia/juventud, el de la primera gran ‘hater’ que me viene a la memoria), Becky (Alicia ‘Lecy’ Goranson, vista en la muy recomendable “Boys Don’t Cry”) y D.J. (Michael Fishman, prácticamente desaparecido desde que terminara la serie en 1997).

La primera, y sus dos hijos, Harris (Emma Kenney), con problemas para adaptarse a su nueva situación familiar, y Mark (Ames McNamara), a quien le gusta vestirse con ropa ‘de chicas’ (tema que sortean con encomiable actitud), se ve en la tesitura de tener que regresar al hogar familiar cuando pierde su trabajo.

Roseanne
Copyright ABC/Adam Rose

La segunda, viuda, malvive por culpa de su mal remunerado trabajo de camarera, lo que la lleva a plantearse la posibilidad de poner su vientre a disposición de un matrimonio que no puede tener hijos (a la mujer de dicho matrimonio la interpreta, por cierto, Sarah Chalke, actriz que sustituyó a Goranson en la serie original mientras ésta se centraba en sus estudios).

El tercero ha vuelto de Siria y ha tenido una hija (Jayden Rey) con una mujer (Xosha Roquemore, popular gracias a otra ‘sitcom’, “The Mindy Project”, y a la que sólo vemos, y de manera muy fugaz, en el séptimo capítulo de la temporada) que continúa en el frente.

Otros invitados especiales

Atención, asimismo, a la cantidad de artistas que vuelven a dejarse caer retomando (de manera ocasional) sus viejos papeles: Johnny Galecki, protagonista de la exitosa “Big Bang” (The Big Bang Theory), como el ex de Darlene; James Pickens Jr., Richard Webber en la longeva “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy), como uno de los mejores amigos de Dan; Estelle Parsons, como la madre de Roseanne y Jackie (odiada por éstas y que tiene a su cargo algunos de los momentos más tronchantes de la temporada); o la humorista Sandra Bernhard, como una de las amigas de nuestra protagonista.

Conclusión

La suma de todos estos talentos, y de unos guionistas que saben sacar partido a la actualidad, hace de Roseanne la ‘sitcom’ más recomendable de la temporada. Lástima que también haya sido, y por razones ajenas a su calidad y éxito (¡no te lo perdonaré jamás, Roseanne Barr!), un ‘revival’ de corto recorrido (tan sólo nueve capítulos). Esperemos que su continuación (en forma de spin off, ya sin Barr, titulado “The Conners” y confirmado por el canal ABC) esté a la altura.

Roseanne
Copyright ABC/Adam Rose

Lo mejor: Su hilaridad, unos guiones que son oro puro, unos intérpretes (con Metcalf a la cabeza) con un don especial para el género y el factor nostalgia. Además, es la comedia que más me ha hecho reír este año. ¡Y con diferencia!

Lo peor: Roseanne (la persona, no el personaje), quien ha vuelto a destaparse como una auténtica ‘bocachancla’. Porque una cosa es que traslade a la ficción su devoción por Trump (¡!) y otra que se comporte, en la vida real, como toda una intolerante.

CALIFICACIÓN: 8/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 1 Average: 4]

 

Foto de Portada Copyright ABC/Robert Trachtenberg

Fan fatal del cine, la música ‘indie’, los cómics de superhéroes y el manga.

Adicto a la cultura pop.

Veo series por encima de mis posibilidades.

Javier Mazo

Fan fatal del cine, la música 'indie', los cómics de superhéroes y el manga.Adicto a la cultura pop.Veo series por encima de mis posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This