Crónica de una tormenta de la directora argentina Mariana Barassi es la adaptación cinematográfica de la obra de teatro “Testosterona” de la mexicana Sabina Berman, obra muy representada en Latinoamérica. El largometraje es una coproducción hispano argentina.

Crónica de una tormenta habla de ambiciones y de ética dentro de dos modos distintos de entender la dirección periodística. La necesaria elección de quien suceda al director de un importante diario enfrenta no sólo a dos personas sino también a formas antagónicas de ser periodista. Un estilo de dirección basado en la colaboración y cooperación horizontal frente al mando vertical autoritario.

Todo ello aderezado con antiguas relaciones personales, parejas en crisis, deseo sexual, insatisfacciones personales y adicción al trabajo entre otros elementos en juego. Está previsto su estreno para el 23 de octubre, si no hay nuevas incidencias que lo impidan, tras su paso por el Festival de Málaga 2020.



Crónica de una tormenta

Crítica de ‘Crónica de una tormenta’

Ficha Técnica

Título: Crónica de una tormenta
Título original: Crónica de una tormenta

Reparto:
Clara Lago (Miky)
Ernesto Alterio (Antonio)
Quique Fernández (Vargas)

Año: 2020
Duración: 85 min
País: España
Dirección: Mariana Barassi
Guion: Mariana Barassi
Música: Paula Olaz
Fotografía: Gregory David Mayo
Género: Drama
Producción: Tornasol Films, Aleph Media, EnBabia, Hernández y Fernández P.C y Haddock Films
Distribuidora: Syldavia Cinema

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Crónica de una tormenta’

Sinopsis de ‘Crónica de una tormenta’

Crónica de una tormenta nos presenta a Antonio, el director de un importante periódico, que debe elegir a su sucesor: Maca, una mujer que apuesta por la cooperación entre los miembros de la empresa y no por la verticalidad en el trabajo, competirá contra el otro subdirector, Vargas, un periodista manipulador que se las sabe todas. La noche en la que Antonio le cuenta a Maca el proceso de selección, ambos se quedan encerrados en el periódico por una fuerte tormenta y en el curso de esa noche hablarán a fondo, discutirán y revelarán cuestiones trascendentales de la vida, el periodismo, el amor, la muerte y el sexo. (FESTIVAL DE MÁLAGA).



Crónica de una tormenta
Foto de Tornasol Films, Aleph Media, EnBabia, Hernández y Fernández P.C y Haddock Films

Tormenta en el “Nuevo Imparcial”

La adaptación al cine de la obra teatral fue una propuesta del productor Gerardo Herrero a la directora según manifestó en rueda de prensa. Crónica de una tormenta mantiene el juego dramático aunque variando algunos componentes por la conveniente actualización por los años transcurridos.

La acción comienza en la víspera de Navidad dentro del despacho del director del “Nuevo Imparcial” (con localización real en la sede del “Diario de Navarra” en Pamplona). Antonio (Ernesto Alterio) se ve obligado a dejar la dirección por sus problemas de salud por lo que tendrá que elegir entre los dos subdirectores, Maca (Clara Lago) y Vargas (Quique Fernández).

Es de noche y una fuerte tormenta vuelve aún más claustrofóbico el gran edificio que no descansa de día ni de noche al albergar las ruidosas rotativas que rasgan la madrugada. Se han ido ya casi todos los periodistas en las horas cercanas a la Nochebuena. El director está solo en su despacho sin prisa por irse. También en el edificio están los dos subdirectores pero ya preparándose para salir.

La localización muestra su inicio con el exterior del edificio fotografiado por Gregory David Mayo bajo una gran tormenta de lluvia y truenos. Su interior está casi vacío de periodistas en despachos y salas de redacción. La música de Paola Olaz acentúa los tintes dramáticos de la acción que transcurre con las conversaciones entre los tres principales protagonistas.

Clara Lago, Ernesto Alterio,
Foto de Tornasol Films, Aleph Media, EnBabia, Hernández y Fernández P.C y Haddock Films

Lucha en las entrañas del poder

Maca vuelve después desde el aparcamiento del periódico en medio de la tormentosa noche al despacho de Antonio. El director le habla del proceso de selección de su sucesor respondiendo algunas de las preguntas que le hace la subdirectora. En esa reunión informal en su despacho salen a relucir algunas cosas del pasado, entre ellas la larga relación que ambos mantuvieron algún tiempo.

Como en una obra teatral los largos diálogos son el componente principal de las secuencias. En esto recuerda a la española “Smoking room” donde abría el largo juego dramático la discusión sobre prohibición de fumar en el trabajo y la habilitación de una sala para fumadores.

El libreto trasladado al guión fructifica en largas secuencias de hasta quince minutos que fueron rodadas sin descanso como comentaron  los actores en la rueda de prensa de su presentación en el Festival de Málaga.

La directora también dijo que a medida que la trama de Crónica de una tormenta avanzaba paralelamente sus intérpretes también iban madurando sus actuaciones. El rodaje fue cronológico según marcaba el guión por lo que la evolución de Ernesto Alterio, Clara Lago y Quique Fernández siguió la tónica ascendente de la acción dramática.

En la desapacible noche están hablando Maca y Antonio cuando aparece de manera imprevista Vargas que todavía estaba en el edificio. Su llegada sorpresiva desconcierta a ambos y enfrenta más todavía a los dos subdirectores y candidatos a la sucesión. De nuevo salen a relucir sus personalidades tan distintas bien perfiladas en la adaptación cinematográfica.

Clara Lago, Ernesto Alterio,
Foto de Tornasol Films, Aleph Media, EnBabia, Hernández y Fernández P.C y Haddock Films

Maca, Antonio y Vargas en la tormenta final  

El personaje de Maca (Clara Lago) apuesta por un periodismo colaborativo y transparentes que tropieza con reticencias a que pueda ser directora por sus posibles expectativas de formación de una familia. El otro competidor, Vargas es un manipulador dispuesto a usar cualquier arma con tal de conseguir la dirección sin miramientos éticos para ello.

Se desencadena todo un juego de lucha de poder tanto subterráneo como a flor de piel entre sus tres protagonistas en la lucha encarnizada por la dirección. Para el productor este aspecto fue el que más le interesó después de ver la obra teatral dos veces antes de comprar los derechos de autor para el cine.

La maraña de conspiraciones, juego sucio y chantaje se entremezclan con las debilidades personales, carencias afectivas, decepciones,  expectativas y frustraciones así como con las falsas noticias, la ética de la información y la búsqueda periodística de la verdad.

Por las características teatrales ya comentadas el trabajo de montaje,  tras terminarse el rodaje en marzo de 2020, fue muy laborioso y especialmente minucioso como comentó en rueda de prensa su montadora Clara Martínez Malagelada.

A Crónica de una tormenta llega el estallido final del desenlace de la tormenta después de algunos giros dramáticos entre sus tres protagonistas. Hasta entonces habían salido a escena secuencias llenas de tensión climatológica y emocional por sus conversaciones y relaciones en torno al amor, el sexo, la muerte, el poder y la ética.

Crónica de una tormenta
Foto de Tornasol Films, Aleph Media, EnBabia, Hernández y Fernández P.C y Haddock Films

Conclusión

Crónica de una tormenta, la primera película de la directora argentina Mariana Barassi, es una auténtica pelea dramática a tres bandas en torno a la sucesión del puesto de dirección de un prestigioso diario. Los actores de manera intensa se ven sometidos a un auténtico “tour de force” interpretativo que resuelven correctamente.

La atmósfera no sólo tormentosa en la lucha por el poder sino también ciertamente claustrofóbica probablemente no sea del agrado para el gran público. Su respuesta comercial por ello puede estar condicionada probablemente obteniendo menor respaldo del que se merece su buena realización.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí