La Penumbra, segundo cortometraje de Dani Viqueira, elige a la perfección, los momentos de alta tensión y suspense de manera clara y contundente.

Como hemos mencionado anteriormente, en la crítica del cortometraje, expresa dolores y sufrimientos muy profundos del personaje. Se pone de manifiesto en ese viaje hacia la penumbra, un espacio de miedos e inseguridades, de culpa y dolor.

Hemos tenido el placer de poder contar con Dani Viqueira. Con lo cual, le hemos realizado una entrevista. Nos ha contado el proceso de creación de su cortometraje, su mundo interior y algunos de sus futuros proyectos.

Entrevista a Dani Viqueira

Daniel Viqueira

Cristian Urriaga / Cinemagavia: En primer lugar, enhorabuena por el camino recorrido. El cortometraje “Limbo” tuvo una muy buena acogida por parte de varios certámenes y festivales y La Penumbra está despertando un  gran interés entre los que ya lo hemos visto. No es fácil llegar hasta este punto. Cuéntanos, ¿cómo lo estás viviendo desde tu perspectiva? 

Dani Viqueira: Cuando empiezas un proyecto nuevo siempre supone una experiencia diferente al anterior, es casi como volver a empezar de cero, como un puzzle que tienes que volver a montar pero con piezas diferentes aunque en La Penumbra como el Limbo me ocupé de la dirección y del montaje, fue totalmente diferente.

En Limbo el guión era mío, el equipo eran amigos de toda la vida, la localización era la casa de mis abuelos… Y todas estas cosas me daban mucha seguridad, pero La Penumbra, al ser un encargo de Eye Slice Pictures en otra ciudad y con un guión de Luís Sanchez Polack, ha hecho que me salga de mi zona de confort y ha sido una experiencia muy positiva y enriquecedora.

La Penumbra
Foto de “La Penumbra” (Eye Slice Pictures)

El proceso de creación

C.U./CG: Nada más terminar de ver el cortometraje he pensado en la dificultad de plasmar en tan poco tiempo y de manera tan excepcional, este tipo de escenarios, de historias y de protagonistas. ¿Cómo ha sido ese proceso? 

D.V.: Raúl Cerezo se puso en contacto conmigo en diciembre de 2019 y me comentó que tenía un guión que me podía interesar. Era la segunda versión del guión y el tono era más realista. No había nada fantástico, pero Raúl me comentó que si le veía un camino para llevarlo al fantástico podíamos trabajar en ello. Y me pareció una idea muy interesante porque es mi terreno. Luis, Raúl y yo trabajamos muy duro y estuvimos hasta el mismo día de grabación (en febrero) dándole vueltas a cualquier hueco que se nos pudiera estar escapando.

En la parte de interpretación, antes de comenzar los ensayos hice un grupo de whatsapp con Lorena y Dani en el que ellos tenían que comunicarse por ahí como si fuesen sus personajes. Se tenían que enviar videos y contarse lo que habían hecho ese día como si fueran la pareja del cortometraje. Así ellos podían empezar a conectar con el proyecto y yo ir viendo cómo se desenvolvían.

Cuando comenzamos los ensayos yo lo que hacía era grabarlos y editarlos para que se fuesen viendo. Y al final de los ensayos, tenía una versión del corto hecha a partir de los ensayos (así como también hice en “Limbo”).

De esta forma, todo el equipo en las reuniones previas podían ver linealmente el montaje del cortometraje y cada departamento podía trabajar viendo lo que se iba a grabar los días de rodaje y, para mí, esto ha ayudado a poder rodarlo en solo tres días.

Todo este proceso de preproducción con Luis, Raúl, Lorena y Dani ha sido una de las mejores experiencias que he tenido y he aprendido mucho con ellos.

Daniel Viqueira
Foto de Eye Slice Pictures

Experiencias duras

C.U./CG: ¿Cuánto hay puesto en esta historia de Dani Viqueira? 

D.V.: Hay mucho, un director debe ofrecer su visión sobre el texto e intentar enriquecerlo con sus vivencias y análisis de su vida personal para darle sentido a lo que está escrito, y también debes estar pendiente de cómo se desarrolla el trabajo de cada departamento para que todo vaya en la misma línea, mantener una buena comunicación con los actores y jugar con todas las herramientas que ofrece el cine para intentar transmitir la realidad en una pantalla.

Para mí, ser director es sobre todo estar preparado para tomar cientos de decisiones para sacar adelante un buen producto.

C.U./CG: Son experiencias bastante duras y algunas escenas de la película muy difíciles de realizar a nivel actoral. ¿Cómo les explicas a los actores de qué manera deben actuar y hasta qué punto quieres que lleguen en cada escena? 

D.V.: Como director tienes que estar observando siempre a los actores, tanto en los ensayos como fuera de de ellos para conocer a la persona que hay detrás. Ya que así puedes intuir cuándo debes dejar fluir o cortar al actor en la escena y reformar el ritmo o el tono.

Hay momentos que te salta un click en el cerebro que te dice “esto no cuadra” y hay que buscar alternativas, necesito estar y vivir el momento de lo que estoy percibiendo delante de mí.

La Penumbra
Foto del rodaje de “La Penumbra” (Eye Slice Pictures)

El mundo de Dani Viqueira

C.U./CG: Cuentas con un gran elenco tanto en el equipo técnico como en el equipo actoral. ¿Qué tal ha sido trabajar con gente tan talentosa y preparada en el mundo audiovisual? 

D.V.: Ha sido una experiencia genial, todo fue muy fluido porque estábamos muy bien compenetrados y siempre que hubo un problema todos ponían de su parte para buscar una alternativa La verdad es que cuando tienes detrás a un equipo así, los problemas son pasajeros.

Para Lorena es su primer trabajo profesional delante de una cámara y no puedo estar más contento con el resultado, creo que le espera una gran carrera por delante. En el caso de Dani Ortiz ya es un actor con mucha experiencia, y para mí fue un regalo poder dirigirlo, ha aportado muchísimo al proyecto y al equipo.

C.U./CG: A la hora de llevar tu visión de la historia del papel a la pantalla, ¿qué aspecto del guión es con el que más te ha costado lidiar?  

D.V.: Lo que más complicado me resultaba es hacer que el espectador creyese que todo lo que estaba viendo le estaba pasando de verdad a la protagonista y empatizar hasta tal punto que la parte fantástica no les sacase de la historia, porque si sale, después es muy complicado volver a entrar.

Gracias al trabajo de todo el equipo, creo que se consigue mantener el realismo y la verdad en todo momento y me parece que es uno de los puntos fuertes de este cortometraje.

La penumbra
Foto de Eye Slice Pictures

Los referentes en su filmografía

C.U./CG: Tus dos cortometrajes tratan temas como la culpa, las inseguridades y los miedos. A la hora de realizar este short film, ¿con qué referentes has trabajado? ¿Hay alguna pauta o clave que sigas para no desviarte de lo que quieres contar? 

D.V.: La culpa, las inseguridades y los miedos vienen de fábrica en mi personalidad, y son cosas en las que me gusta profundizar conmigo mismo para entenderlas y poder lidiar con ellas. 

Me gusta buscar referentes para poder inspirarme, en el caso de La Penumbra han sido “Buried” de Rodrigo Cortés por su ritmo, alguna escena del final de “El cabo del miedo” de Martin Scorsese, “Babadook” de Jennifer Kent y su forma de tratar el terror psicológico, “Expediente Warren” por la forma en la que presenta el espacio donde transcurre la historia mientras conoces por primera vez a los personajes y como siempre Sam Raimi, que es un referente para mí en cada cosa que hago de ficción.

La Penumbra
Foto del rodaje de “La Penumbra” (Eye Slice Pictures)

La creación de Dani Viqueira

C.U./CG: El proceso de creación del mundo que rodea a La Penumbra, ha sido también trabajado desde el diseño sonoro realizado por José Tomé, y, desde la banda sonora, de la que se ha encargado Joan Vila. ¿De qué forma estos dos gigantes intervinieron en la creación del mundo sonoro? ¿Fue difícil encontrar esa concordancia visual y sonora que se muestra en el film?

D.V.: Teníamos claro desde producción y dirección que necesitábamos en el apartado visual sonoro tenía que ser muy potente. Así que producción se ocupó y consiguió que José Tomé se interesase por el proyecto y ha hecho un trabajo increíble.

A Joan Vila lo contacté yo mismo. Ya que coincidimos juntos en la ola 2018-2019 de festivales con nuestros respectivos proyectos. Hicimos muy buenas migas, me parecía que este proyecto era una buena oportunidad para poder trabajar juntos y el resultado no me puede gustar más. 

En general, en mis proyectos, el diseño sonoro y la banda sonora son muy protagonistas. Le doy mucha importancia a que vayan en sintonía, sin ellos el resto del proyecto no tiene sentido, sería como un producto desnudo.

A nivel visual trabajar con Nacho Aguilar director de fotografía ha sido un descubrimiento, conectamos desde el primer día y espero que no sea la última, ha creado una imagen atmosférica potente y con narrativa, un grande. 

C.U./CG: ¿Qué les dirías a los que quieren embarcarse en la creación de cortometrajes? ¿Qué es lo que te hubiera gustado que te dijeran a ti en su momento?

D.V.: Que no tengan miedo de probar y arriesgar y que busquen su voz propia. Observad, sentid, investigad, disfrutad y enriqueceros de todo lo que hay en vuestro entorno.

Daniel Viqueira
Foto de Dani Viqueira (Ollo de vidrio)

Futuros proyectos

C.U./CG: ¿Qué va a ser lo próximo de Dani Viqueira? ¿Tienes proyectos ya en mente?

D.V.: Por lo de ahora, es un camino incierto ya que he invertido todos mis ahorros en “Limbo” y en La Penumbra. Tengo una propuesta para dirigir un capítulo de una serie para Netflix de una productora gallega que aún está en desarrollo y tengo dos cortometrajes escritos en busca de financiación: “Desembocadura”, un drama social que habla sobre el fin del rural gallego; y “Cazar a los demonios”, un proyecto más ambicioso que gira alrededor de la actividad cinegética y mezcla fantasía, acción, drama y terror.

C.U./CG: ¿Cortometraje o película?

D.V.: Espero que los cortometrajes sean el puente que me lleve a dirigir una película algún día, ese es el objetivo. Aunque si económicamente me es posible, me encantaría poder seguir haciendo cortometrajes.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí