De repente, la noche es el último trabajo cinematográfico del dúo español conformado por la directora Cristina Bodelón y el director Ignacio de Vicente. En este cortometraje, cuenta la historia de Elena (Marta Nieto) y Mario (Cristóbal Suárez), un matrimonio que anhela el nacimiento de su segundo hijo para evitar una aflicción mayor.



De repente, la noche

Crítica de ‘De repente, la noche’

Ficha Técnica 

Título: De repente, la noche
Título original: De repente, la noche

Reparto:
Marta Nieto (Elena)
Cristóbal Suárez (Mario)
Valeria Schoneveld 

Año: 2018
Duración: 25 min
País: España
Directores: Cristina Bodelón e Ignacio de Vicente
Guion: Alphonse de la Puente y Enrique Esteve de Gracia
Música: Sergio Moure de Oteyza
Fotografía: Octavio Arias
Género: Drama
Productora: Lasoga Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘De repente, la noche’

Sinopsis de ‘De repente, la noche’

De repente, la noche nos presenta a Elena y a Mario. Tienen una hija que padece una enfermedad grave. Para sobrevivir, necesitará un trasplante de un hermano compatible genéticamente. Después de una serie de embarazos sin éxito, Elena está esperando de nuevo. Esta vez, todo va bien; pero la soledad y el temor de perder el amor de su esposo empujarán a Elena a lo profundo del abismo. (LASOGA FILMS)



De repente, la noche
Foto de Lasoga Films

Cuando el sol se esconde

De repente, la noche es una obra coherente con su título, ya que introduce súbitamente al espectador en un punto de inflexión en la vida de la protagonista. Sin conocerla, desconociendo su rostro o su voz, nos unimos a ella para presenciar un momento inolvidable: la llegada de la noche.

A pesar de ser una historia que transcurre en el contexto matrimonial, la soledad es un tema muy relevante en este cortometraje. Desde los primeros momentos se remarca visualmente cómo la protagonista, Elena, se siente afligida por una sensación de distancia con respecto a los otros. Sentimiento que la actriz Marta Nieto interpreta con notable convicción.

Marta Nieto y Cristóbal Suárez construyen una pieza audiovisual de admirable confección. Cada escalón narrativo acompaña la carga del distanciamiento que ni la aparición de Mario, esposo de Elena, logra disipar. La figura del cónyugue, de hecho, representa todo lo contrario. Por lo que, desde la perspectiva sombría que adopta el cortometraje, sus acciones son cruciales para que la incertidumbre y el desafecto sean elementos constantes en el desarrollo de la historia.

Foto de Lasoga Films

El tormento de ser regulada

Lejos de quedarse en la propia existencia de la soledad en la vida de la protagonista, De repente, la noche conduce al espectador a una serie de consecuencias por esta pena, siendo el cambio de mirada hacia ella misma, una de las principales.

Su sociedad más cercana representada por el núcleo familiar, esposo e hija, a la par que el mundo exterior, representado por un par de amigos, aíslan a Elena para que se limite a cumplir con una labor de gestación. Mientras, los demás comparten una amena cotidianidad. El cortometraje refleja así la capacidad del entorno para hacer que los individuos creen complejos e inseguridades.

De repente, la noche es una obra hipnótica donde emerge la idea de la mujer impotente, que es usada como instrumento. Desprovista de la posibilidad de tener una voz y despojada del brillo que caracteriza la personalidad. Su existencia pasa a ser insignificante y lo único que importa es su capacidad para garantizar el futuro familiar.

Esta regulación de la mujer es el retrato de un sistema que va condicionando sutilmente hasta restarle por completo. Lo interesante está en que esta manipulación se realiza bajo la apariencia de gestos aparentemente amables, demostrando que la presión puede venir de muchas formas, incluso disfrazada de cariño y cuidado.

De repente, la noche
Foto de Lasoga Films

Conclusión

De repente, la noche es un trabajo cinematográfico muy interesante. Abarca con un enfoque original temáticas de gran importancia actualmente. Nieto y Suárez desarrollan con avidez la trama y sus personajes, para que sirvan como personificaciones de roles y comportamientos sociales en su sombrío discurso audiovisual.

Guerreros

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí