Deseando amar (In the Mood for Love) es una dramática historia de amor que nos relata una relación improbable pero inevitable entre dos personas casadas. Por un lado, la señora Li-zhen, secretaria en una empresa, y por otro, el señor Chow, redactor jefe de un diario local. Dos almas solitarias, que viven en la misma pensión de Hong Kong y que apenas ven a sus respectivos cónyuges, instalados en una soledad que ambos transitan con desesperanza.

La cinta que está dirigida por Wong Kar-Wai, autor de otros clásicos como 2046 o Días salvajes, fue estrenada en el año 2000. A cargo de su sublime fotografía está Christopher Doyle y su magnífica banda sonora es resultado del trabajo de Michael Galasso. En el apartado interpretativo, cabe mencionar el delicado y preciso trabajo de sus dos protagonistas: Tony Leung Chiu- Wai (premio en el Festival de Cannes) y Maggie Cheung. Fue reestrenada el pasado 30 de diciembre de 2020.



Deseando amar (In the Mood for Love)

Crítica de ‘Deseando amar’

Ficha Técnica

Título: Deseando amar
Título original: Fa yeung nin wa (In the Mood for Love)

Reparto:
Maggie Cheung (Su Li-zhen – Mrs. Chan)
Tony Chiu-Wai Leung (Chow Mo-wan)
Ping Lam Siu (Ah Ping)
Kelly Lai Chen (Sr. Ho)
Man-Lei Chan (Sr. Koo)
Tung Cho ‘Joe’ Cheung (Hombre que vive en el apartamento del Sr. Koo)
Rebecca Pan (Sra. Suen)

Año: 2000
Duración: 95 min.
País: Hong-Kong
Director: Wong Kar-Wai
Guion: Wong Kar-Wai
Fotografía: Christopher Doyle, Mark Lee
Música: Michael Galasso
Género: Drama romántico
Distribuidor:  Avalon Distribución Audiovisual

IMDb

Filmaffinity

Tráiler de ‘Deseando amar’

Sinopsis

Hong Kong, 1962. Chow, redactor jefe de un diario local, se muda con su mujer a un edificio habitado principalmente por residentes de Shanghai. Allí conoce a Li-zhen, una joven que acaba de instalarse en el mismo edificio con su esposo. Ella es secretaria de una empresa de exportación y su marido está continuamente de viaje de negocios. Como la mujer de Chow también está casi siempre fuera de casa, Li-zhen y Chow pasan cada vez más tiempo juntos y se hacen muy amigos. Un día, ambos descubrirán algo inesperado sobre sus respectivos cónyuges.

Premios

  • Festival de Cannes: Mejor Actor (Tony Leung) y Premio técnico. 2000
  • Nominada Premios BAFTA: Mejor película en habla no inglesa. 2000
  • Premios David di Donatello: Nominada a mejor film extranjero. 2000
  • Premio Cesar: Mejor película extranjera. 2001
  • Nominada Critics’ Choice Awards: Mejor película de habla no inglesa. 2001
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor fotografía y Mejor película extranjera. 2001
  • Asociación de Críticos de Los Angeles: Nominada a Mejor fotografía y Mejor película extranjera. 2001
  • Premios Independent Spirit: Nominada a Mejor película extranjera. 2000
  • British Independent Film Awards (BIFA): Mejor película int. en lengua no inglesa. 2001
  • Asociación de Críticos de Chicago: 3 nom., incl. Mejor película extranjera. 2001

Dónde se puede ver la película



El azar y la soledad

En ocasiones los episodios más memorables de la vida de una persona suceden por azar. De repente coincides con alguien absolutamente desconocido con el que compartes aspectos de tu vida y surge la magia.

Se podría decir que algo similar le sucede a los protagonistas de Deseando amar (In the Mood for Love), dos personas solitarias que por caprichos del azar se mudan al mismo tiempo a una pequeña pensión. Una pequeña coincidencia que les unirá, sin necesidad de muchas palabras o pasionales gestos de amor. Y es que apenas una mirada o un ligero apretón de manos bastará para que ambos depositen su confianza en el otro. En un juego de seducción captado con un exquisito sentido del gusto por una cámara sigilosa y detallista.

Un juego que propiciará una placentera liberación de esa soledad impuesta que ambos sufren y que en sencillas quedadas aliviaran, siempre con un plato de comida como intermediario. Curiosamente la comida tendrá gran protagonismo en la cinta, siendo una especie de sustitutivo de la imposibilidad de consumar su amor. Porque como le dice en un momento dado Li-zhen a Chow, ellos no son como los demás.

Deseando amar
Fotos de Avalon Distribución Audiovisual

El peso del otro y la sociedad opresora

Una historia de amor que el director Wong Kar-Wai sitúa en el Hong Kong de 1962. Una ciudad opresiva, personificada en la pensión donde Li-zhen y Chow conviven y que destaca por sus asfixiantes pasillos y sus habitaciones recargadas. Y por unas gobernantas cotillas y adictas al juego, a las que no se les pasa ningún detalle de la vida de sus huéspedes.

Una sensación de atosigamiento que está muy presente también en las secuencias en exteriores y que se esfuma durante las secuencias nocturnas. De hecho, en Deseando amar (In the Mood for Love) la noche es el momento preferido de los protagonistas. Es de noche cuando ambos pasean, aunque tengan que convivir con el reflejo de unos amenazantes barrotes. Siendo la noche, un territorio inexplorado ideal para transgredir las normas.

Aunque tanto Li-zhen como Chow son incapaces de desprenderse del peso del otro. Los condicionantes sociales han calado tan hondo en ellos, que cuando se ven, casi siempre, acaban siendo cuatro. Muy tierna y clarificadora es una de sus primeras quedadas en un restaurante, en la que él le pide consejo a ella para comprarle un bolso a su mujer.

In the Mood for Love
Fotos de Avalon Distribución Audiovisual

El esteticismo llevado a su máxima expresión

Aunque la grandeza de Deseando amar (In the Mood for Love) reside en su estética preciosista y deslumbrante. No estamos ante un guion repleto de frases brillantes y complejas secuencias. Muy al contrario, se trata de un sencilla historia de amor, que en su aparente simplicidad consigue tornarse universal.

Éxito que alcanza gracias a la sublimación de las secuencias. Con bellos sobre encuadres a través de marcos de puertas o ventanas que propicia su gran profundidad de campo. Y un uso del color fascinante, con ese rojo constante símbolo de la pasión.

Sin olvidar una hermosa banda sonora, compuesta por un triste vals, que entra en escena para subrayar los momentos más monótonos. Y junto a ella, algunas canciones de Nat King Cole como “Aquellos ojos verdes” o “Quizás, quizás, quizás”. Melodías tristes que hablan en nombre de los dos protagonistas.

Aunque como en toda historia de amor, nada hubiera sido posible sin la complicidad de los dos intérpretes protagonistas. Maggie Cheung consigue un trabajo tremendamente contenido y ensimismado, de una languidez altiva y frágil. Y Tony Leung Chiu- Wai se descubre como el mejor compañero, con sus miradas penetrantes y su caminar apesadumbrado.

Deseando amar
Fotos de Avalon Distribución Audiovisual

Conclusión de ‘Deseando amar’

En resumen se trata de una película que trasciende y se refugia en la memoria del espectador. Una triste historia de amor, dolorosamente real y ajena a artificios. Con dos personajes condenados a reprimir sus emociones en un entorno sofocante.

Formalmente excelsa, Deseando amar (In the Mood for Love), destaca por su preciosismo y su sensibilidad para con las emociones. Gracias a las magníficas interpretaciones de Maggie Cheung y Tony Leung Chiu- Wai y a su gusto por la insinuación. Mediante una cámara detallista que si bien capta hasta el más mínimo detalle, también apuesta por dejar libertad interpretativa al espectador.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí