Edith González fue una de las grandes damas de la industria mexicana. Nacida el 10 de diciembre de 1964, en Monterrey fue una gran actriz conocida por su trabajo en diversas telenovelas, además de participar en varias películas. La de Monterrey también se consagró en el teatro por obras como «Aventurera» o «Los árboles mueren de pie». Con una carrera a sus espaldas de más de 40 años, deja un legado por sus interpretaciones con papeles en los que se mostraba una mujer con carácter, con poder y con una fuerza escénica que impactaba en el espectador.

Desgraciadamente, en 2016 le fue detectado un cáncer de ovario. La lucha de la actriz contra la enfermedad obtuvo buenos resultados y consiguió superarlo. Recientemente, en abril de 2019 se comentó que había podido tener una recaída del cáncer, aunque fue desmentido por la propia actriz. Finalmente, el 12 de junio de 2019 ingresó en el hospital en un estado de gravedad muy alta, por lo que se confirmaban las trágicas informaciones. Un día después, la actriz fallecía y era confirmado por el entorno más cercano de la actriz. Su nombre quedará marcado para los anales de la historia del cine y sobre todo, la televisión por su gran trayectoria.

Edith González

«Cosa juzgada» (1970) y «Lucía Sombra» (1971)

Edith González comenzó en el mundo de la interpretación con tan solo 6 años de edad en la telenovela ‘Cosa juzgada’. Una miniserie de tan sólo 3 capítulos en los que coincidió con otros grandes nombres de la interpretación como Luz María Aguilar y Sergio Bustamante. A partir de este debut televisivo, su siguiente papel fue un año después en ‘Lucía Sombra’, producida por David Antón y la entonces cadena Telesistema Mexicano, ahora conocida como Televisa. Coincidió con otros rostros reconocidos como Ofelia Medina, Rosenda Monteros y Carlos Cámara. La telenovela tuvo un total de 211 episodios y terminó su emisión en 1972.

La premisa principal de la ficción televisiva empezaba con la familia Guerrero, una familia acomodada formada por Don Esteban, Doña Florencia y la hija de ambos, Matilde. La joven adolescente se queda embarazada y sus padres para ocultar su estado, deciden que dé a luz en Estación Guerrero, allí le mienten y le dicen que el bebé nació muerto. La realidad, es que fue abandonada en la casa del pastor Emilio Calvert y su esposa, Sara y quedó allí bajo el nombre de Lucía Sombra. González dio vida a Erika, la hermana de la esposa del pastor, pero en su etapa infantil. Por lo que, su camino para dar vida a antagonistas podría decirse que comenzó ya desde esta telenovela.

Edith González

«Los ricos también lloran» (1979)

No se puede hablar de la carrera de Edith González sin mencionar ‘Los ricos también lloran’, el papel que marcó un antes y un después en su carrera. Con tan sólo quince años, estuvo presente en una de las telenovelas que todavía a día de hoy sigue siendo todo un referente en la televisión hispanoparlante. Ha sido exportada a más de 120 países y doblada a 25 idiomas diferentes. Tuvo más de 240 episodios y la historia de la familia Villarreal y Salvatierra, divida en dos partes. La joven Edith interpretó el papel de María Isabel, hija adoptiva de Luis Alberto y Mariana, interpretados por Rogelio Guerra y Verónica Castro, respectivamente.

Los vaivenes en la familia Salvatierra Villarreal, González dio vida a la cándida María Isabel y es uno de los personajes más luminosos de la telenovela. Por suerte, esta segunda parte da un buen final a la historia de esta familia tan peculiar. María Isabel termina enamorándose de Beto, el hijo biológico de Mariana y consiguen restaurar el núcleo familiar. Y como suele pasar en estas historias, tanto Mariana como Luis Alberto y María Isabel y Beto acaban felices y comiendo perdices, siendo una familia envidiable. Como anécdota, esta telenovela tuvo una adaptación más moderna en 1995 llamada “María, la del barrio”, que es conocida a nivel mundial por el famoso: “¿Qué haces besando a la lisiada?”.

Edith González

«Flor y canela» (1988)

Uno de los papeles que marcó la carrera de Edith González fue “Flor y canela”. La actriz se convirtió en uno de los personajes que más trabas le puso a su protagonista: Florentina, la hija del notario del pueblo. La trama principal se ambientaba en un pequeño pueblo minero, en los años 40. Marianela es despreciadas por los pueblerinos, porque creen que ha heredado la locura de su madre que terminó suicidándose por una quebrada. La joven se enamora de Pablo, un chico rico y ciego que ve en Marianela su máximo apoyo. La historia entre ambos se verá afectada por factores externos y por ellos mismos.

González se metió en la piel de Florentina, la mujer con la que finalmente Pablo termina casándose. La razón es que después de operarse de los ojos, descubre el verdadero aspecto de Marianela y prefiere quedarse con la hija del notario, porque corresponde a su ideal de belleza. Pero, como toda buena telenovela, el personaje de la de Monterrey acaba enamorándose de Carlos, un ingeniero de minas que se encuentra inmerso en una matrimonio con una mujer frívola. Aunque no fue una de las principales villanas de esta ficción, sí que fue el primer personaje importante que interpretó en la pequeña pantalla.

Edith González

«Corazón salvaje» (1993)

Otro de los grandes éxitos en la carrera de Edith González fue «Corazón salvaje», uno de los papeles protagónicos más importantes de su trayectoria. La actriz encabezó el plantel de actores junto a Eduardo Palomo. Los dos interpretaron a la condesa Mónica de Altamira Montero y Juan “del Diablo” Alcázar y Valle, respectivamente. Por su interpretación consiguió alzarse con el premio a mejor actriz protagonista en los Premios TvyNovelas de 1994, incluso en España tuvo presencia este serial al ganar el premio a la mejor telenovela en los premios TP de Oro de 1995. Como curiosidad, Salma Hayek casi interpreta el papel de González.

La historia se centra en la pareja formada por Juan, un bastardo rechazado por la familia Alcázar y Valle, apodado “Del Diablo” y Mónica de Altamira, una joven adinerada y de una familia de alta sociedad que ha sido educada para encontrar un marido a su altura. Ambientada a principios del siglo XX en la costa mexicana, ambos caerán rendidos a los encantos del otro. Aunque durante su trepidante relación, se toparán con distintos personajes que quieren evitar su noviazgo, incluida la hermana de Mónica, Aimée Carlota. En 2009 se realizó el último remake de esta telenovela. El papel de González fue interpretado por Aracely Arámbula.

Edith González

«Aventurera» (1997)

Aunque “Aventurera” no pertenece al mundo del cine y de la televisión, es imposible no hablar de ella si se hace un repaso por la carrera interpretativa de Edith González. La actriz dio vida a la protagonista, Elena Tejero, en su versión teatral. Con este personaje rompió la candidez de sus personajes más inocentes durante su juventud y le permitió adquirir gran fama en el continente americano e inclusive, de forma internacional. La actriz Carmen Salinas declaró que siempre será la mejor “Aventurera” de todas las adaptaciones que se han hecho. No es extraño que incluso, a día de hoy, se le recuerde por dicho papel.

La obra teatral era una adaptación que también incluía números musicales. La premisa principal comenzaba con la fuga de la madre de Elena, cambiando radicalmente la vida de la chica al suicidarse su padre por este hecho. Sola y abandonada, acaba en Ciudad Juárez, en las manos de Lucio. Con artimañas, la joven termina en un burdel, prostituyéndose, bajo las órdenes de Rosaura. Elena consigue huir, gracias a la ayuda de Lucio. Dispuesta a tener una nueva vida, llega a Ciudad de México, donde conoce a Mario. Paradojas del destino, la madre de Mario es Rosaura, quién lleva una doble vida que nadie imagina y Elena decidirá casarse con Mario para castigar a su ex-torturadora.

Edith González

«Salomé» (2001)

Siguiendo la estela de su personaje en “Aventureras”, Edith González llegó en 2001 con “Salomé”, telenovela en la que interpreta a una joven cabaretera, que por misterios del destino acaba inmersa dentro del universo de la familia Montesinos. La actriz coincidió en este proyecto con actores muy reconocidos en México como María Rubio, Guy Ecker, Patricia Reyes Spíndola o la cantante Niurka. La versión original de este serial fue “La Colorina”, telenovela chilena emitida en 1977. El personaje de González fue interpretado por Lucía Méndez en 1980, con una versión llamada “Colorina”. Pero, no se puede negar que “Salomé” es la versión más popular entre los hispanohablantes.

La serie se centra en Fernanda Quiñones, bailarina de cabaret del club D’Rubí, bajo el nombre de Salomé. Junto con su amiga Karicia acaban conociendo a Julio, hijo de la famosa familia Montesino. La locura de Lucrecia, madre de Julio, ante la imposibilidad de su nuera Ángela, decide provocar diversos encuentros sexuales entre Julio y Salomé, provocando que ambos terminen enamorándose. Salomé conseguirá llegar a la casa familiar tras su esperado embarazo. Un sueño hecho realidad, que pronto tornará en una pesadilla llena de traiciones y artimañas. Salomé luchará y hará todo lo que tenga que hacer por salvar a su hijo.

Edith González

«Doña Bárbara» (2008)

En 2008 llega uno de los papeles que incluso, catapultaría su fama a nivel internacional y posicionaría a Edith González como una de las actrices consagradas en televisión: “Doña Bárbara”. Una coproducción entre Telemundo y Sony Pictures Television, basada en la novela homónima escrita por Rómulo Gallegos. España, Rusia y Japón emitieron la telenovela, entre los más de 90 países en los que se pudo ver. La de Monterrey se llevó el galardón a la mejor actriz en los premios People en Español de 2009 y también se alzó con él en los premios Maravilla. Muchos tildaron este papel como su coronación en las telenovelas.

Esta historia presentada durante más de 190 de capítulos. A diferencia de otras telenovelas, el melodrama no es el protagonista de este proyecto, sino que se convirtió en un análisis profundo del conflicto entre la civilización y la barbarie. Esta continua guerra se ambienta en los llanos venezolanos, en el estado Apure, a través de la relación entre Santos Luzardo y Doña Bárbara, la cacique más temida y apodada “la devoradora de hombres”. El tira y afloja entre ambos se verá salpicado por el poder, el amor, la traición, el dolor y la pasión. Convertida en toda una leyenda viva en la región.

Mujeres asesinas

«Mujeres asesinas» (2009)

Una de las series que marcó un hito en toda América fue “Mujeres asesinas”, adaptación mexicana de la multipremiada serie argentina. Edith González se convirtió en una de las actrices que formó parte de los rostros que dieron voz a la historias de estas mujeres. Nombres como Verónica Castro, Daniela Castro e inclusive, Elsa Pataky fueron algunas de las afortunadas en protagonizar un episodio. Esta ficción presenta en cada capítulo un caso diferente de una o varias asesinas y los motivos que le llevan a ello. La mexicana fue la encargada de convertirse en “Clara, fantasiosa”, durante la segunda temporada. Cecilia Roth interpretó el episodio original argentino de forma magistral.

Su capítulo fue uno de los más esperados de la segunda temporada y fue con el que se dio el pistoletazo de salida. A día de hoy, sigue siendo uno de los episodios más vistos de las tres temporadas que forman la serie. La trama del capítulo se centra en Clara, una mujer que padece una grave enfermedad obsesiva: celopatía esquizoide. Dentro de su pesadilla personal, se centra en una vecina a la que llama Beatriz y piensa que es la amante de su marido. Acosándola hasta el hastío, no parará hasta descubrir su verdad, aunque ello conlleve hacer cosas que no se podía imaginar y atrapada por su realidad.

Camaleones

«Camaleones» (2009)

Uno de sus últimos éxitos en televisión fue el de “Camaleones”. Edith González pasaba a la categoría de actuación estelar, junto a Ana Bertha Espín, pasando su testigo a otros jóvenes actores como Belinda o Sherlyn. Compartió trabajo con otros artistas reconocidos internacionalmente como Alfonso Herrera, Manuel “Flaco” Ibáñez o Pee Wee. La telenovela tuvo más de 130 episodios y consiguió tener hasta su propio grupo musical con algunos de los actores de la ficción televisiva como Taide o Juan Carlos Flores. González se metió en la piel de la directora Francisca Campos, madre de Solange, personaje interpretado por Sherlyn.

La serie se centra en Valentina y Sebastián, apodados como “Los Camaleones”. Bajo el mandato de “El amo”, son expertos en robar piezas de artes y joyas valoradas en millones de dólares. La razón por la que realizan este trabajo es mantener a sus seres queridos a salvo, en la cárcel. Augusto Ponce de León, padre de Solange y policía encargado del caso “Camaleón” es uno de los principales problemas de “El amo”. Los protagonistas se infiltrarán en el Colegio San Bartolomé para meter a Augusto en la cárcel y abrir los ojos de Francisca Campos y su hija, consiguiendo activar el plan de venganza que tienen contra él.

3 familias

«3 familias» (2017-2018)

El último papel de Edith González fue “3 familias”, una telenovela para TV Azteca, pese a que su carrera estuvo mayormente enfocada en el canal Televisa en México. Se trata de una adaptación de la serie ecuatoriana del mismo nombre de 2014. El éxito fue tal que incluso la serie se alargó a 50 episodios más de lo que estaba previsto, siendo un total de 150 capítulos. Su participación fue de forma recurrente, por lo que no formó parte del reparto principal. La actriz se convirtió en Katy. Pese a ser su último personaje, su última aparición en televisión fue este mismo 2019, en el reality show “Este es mi estilo”, como jurado.

Alejada del drama, esta ficción estaba dentro de la comedia. Se enfocaba en tres familias de distintos estratos sociales: los Pedregal Barroso, de clase alta y en una nube lejos de realidad; los Mejorada Lezama, de clase media, que vive por encima de sus posibilidades y por último, los Barrio Bravo de un estrato social bajo, que pese a no tener grandes fortunas, están llenos de cariño. González daba vida a una mujer algo peculiar y muy histriónica, provocando sus participaciones en grandes carcajadas. Con este personaje, se despediría de una carrera interpretativa de más de 40 años en televisión, sin contar sus papeles en cine y teatro.

Que descanse en paz una de las grandes damas de la industria interpretativa mexicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí