Habrá muchos que les resultara confuso, que en un medio de cine hablemos precisamente de patinaje artístico; algo que se puede llegar a comprender perfectamente. Sin embargo, las películas y el patinaje tienen muchas cosas en común, más de las que nos imaginaríamos. Como decía el gran Ingmar Bergman, el cine se compone de ritmo y movimiento, ¿y que hay más próximo a esa definición, que esta modalidad artística? Porque sí, el patinaje artístico como bien indica su nombre, es arte ante todo. El patinaje forma parte de nuestro imaginario fílmico, siendo partícipe en grandes escenas del séptimo arte e, incluso, llegando a ser el gran protagonista en muchas de ellas. Por nombrar un par, la escena de Fred Astaire y Ginger Rogers en la película “Ritmo loco” o la escena tan divertida de Chaplin, en “Tiempos modernos”.

Desde Cinemagavia, hemos tenido el placer de conversar con Ekaterina Borisova, una de las patinadoras artísticas más importante del panorama del patinaje artístico, de los últimos años. Aunque en la actualidad ha dejado el patinaje profesional para dedicarse a recorrer el mundo dando exhibiciones.

Con tan solo veinte años, ha obtenido, junto a su ya ex-pareja de patinaje Dmitry Sopot, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno de 2016, Bronce en el Campeonato Mundial Junior de Patinaje Artístico de 2016 y la medalla de oro en el Grand Prix de patinaje artístico sobre hielo de ese mismo año; representado a Rusia y siendo un orgullo nacional para muchos. Con ella hemos tenido el placer de hablar de patinaje, de arte y, como no, de cine.

Entrevista a Ekaterina Borisova

Ekaterina Borisova
Foto de Ekaterina Borisova (Instagram)

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Lo primero que te tengo que preguntar es acerca de tus comienzos dentro del patinaje artístico. ¿De dónde nace esa pasión tuya por el patinaje artístico?

Ekaterina Borisova: Bueno, es algo que vino de mi madre, para ser sincera. Teniendo yo alrededor de 3-4 años, ella se quedó sobrecogida al ver una competición de patinaje sobre hielo que estaban emitiendo por la televisión; lo que hizo que, de alguna manera, pensase que era una gran idea meter a su hija en ese mundillo.

D.J./CG: Has dedicado prácticamente toda tu vida al patinaje, a pesar de tener tan solo veinte años. ¿Cuál ha sido tu principal fuente motivacional para haber sido capaz de superarte año tras año en tu profesión?

E.B.: Yo diría que mi mentalidad competitiva ha hecho que me enfrente continuamente a nuevos retos, a cada cual más ambicioso. Me gusta ponerme retos, ponerme a prueba en todo momento, no solo dentro del patinaje, sino también en mí día a día. Otro elemento que me hizo seguir adelante estos últimos años de profesional fue Dmitry Sopot, mi ex-compañero en las competiciones de modalidad de parejas. Cuando yo me caía, o él se caía, nos apoyábamos el uno al otro para no desistir, para ser capaces de continuar, a pesar de las dificultades. 

D.J./CG: A la hora de preparar un programa de patinaje sobre hielo, ¿qué elementos has llegado a considerar, como patinadora?

E.B.: En realidad, esa parte se encarga la coreógrafa, no es algo que normalmente dependa de nosotros los patinadores. Sí es verdad que, en nuestro caso, hubo un programa que realizamos donde escogimos una pieza musical llamada “Ninja”, de Maxime Rodriguez; una pieza estupenda, que desde el minuto uno me envolvió con su melodía.

Dmitry Sopot
Foto de Ekaterina Borisova y Dmitry Sopot (Getty Images)

El arte patinar de Ekaterina Borisova

D.J./CG: Dejando a un lado las cuestionas más técnicas del patinaje, ¿cómo definirías la parte más artística de tu profesión? Porque el patinaje artístico es más un arte que una disciplina deportiva…

E.B.: Claro, es una modalidad en donde tienes que evocar emociones, trasmitir mediante el patinaje, algo puramente artístico. Esta faceta del patinaje, es algo que a mí, digamos, me pillo siendo muy pequeña. Yo tan solo tenía trece años cuando empecé a competir a alto nivel. Echando la vista atrás, creo que crecí de una manera más prematura, a causa de mi profesión. Muchas veces me veía en la tesitura de expresar emociones muy profundas como el amor, siendo yo muy pequeña. Por lo que, de alguna manera, me tuve que enfrentar a esas cuestiones, de una manera adelantada a mi edad, y, obviamente, fue un reto para mí, poder reflejarlas mediante mi disciplina.

D.J./CG: Como bien has dicho, parte de tu trabajo consiste en reflejar o evocar ciertas emociones. ¿En algún momento de tu carrera, has sentido muy personal alguna actuación que estuvieras llevando a cabo?

E.B.: Claro, al final no eres indiferente a la emoción que el patinaje trasmite de por sí. Tienes que convivir con esas emociones y, a veces, llega a resultarte algo muy cercano a ti. Por ejemplo, hubo un momento de mi carrera donde tuve una lesión; lo que me impidió poder competir durante un periodo de tiempo. Afortunadamente, pude recuperarme y recuerdo que la primera actuación que tuve con mi pareja, me resultó muy emotiva, porque me di cuenta del respeto que él sentía por mí como patinadora; ya que esperó a que yo me recuperara del todo. Por lo que me sentí tremendamente agradecida en ese momento, donde no me salía nada más que decir gracias, gracias por estar en mi vida y compartir esta pasión junto a mí.

Ekaterina Borisova
Foto de Ekaterina Borisova con Dmitry Sopot en 2018 (Alchetron)

El patinaje artístico y el cine

D.J./CG: Personalmente soy fan del patinaje artístico, porque lo veo muy similar al cine; en cuanto a los elementos que lo confeccionan, como el movimiento, el ritmo, la tensión… ¿Tú, como patinadora, lo ves de la misma manera?

E.B.: Sí, totalmente, de hecho, te voy a confesar algo que te va gustar especialmente; y es que nuestra coreógrafa Olga Volozhinskaya, nos decía de ir al teatro o al cine antes de preparar un programa. Normalmente nos decía de ver musicales y era algo genial, porque de esa manera llegábamos a familiarizarnos con distintos arcos emocionales, a través de los personajes que iban apareciendo en pantalla. Al final, el patinaje artístico consiste en  contar una historia, como puede pasar con el cine o cualquier otra disciplina artística.

D.J./CG: Ganaste la medalla de oro, en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno de 2016, usando la banda sonora de la película “Lawrence de Arabia”. ¿Me gustaría saber qué es lo primero que pensaste al escucharla y si has llegado a ver la película?

E.B.: Lo siento mucho, pero la verdad es que no llegue a ver la película (entre risas), pero desde que comencé a familiarizarme con ella, la sentí como una banda sonora muy poderosa y envolvente. Como patinadora, me sentí muy empoderada cuando me tocó trabajar y actuar con esta banda sonora.

Foto de Ekaterina Borisova (Clément Bucco-Lechat) y “Yo, Tonya” (eOne Films)

Las películas de patinaje artístico

D.J./CG: Siguiendo con la parte cinematográfica, ¿te gustan las películas relacionadas con el patinaje artístico?

E.B.: Siendo sincera, no. No me gustan, porque las veo y me parece que se emulan los movimientos de una manera un tanto falsa. Al conocer este mundo, es algo que notas de manera descarada, lo que hace que me aleje como espectadora. Obviamente, hay de todo y no puedo decir que me disgusten todas en general.

“Yo, Tonya”, que probablemente la conozca mucha gente, es una película que me parece tremendamente entretenida, pero no habla del patinaje artístico en sí, sino de un hecho que pasa fuera de las pistas de hielo; por lo que no es una película que indague en la disciplina, pero, de cierto modo, consigue acercar al espectador al patinaje. También hay una película que me apasiona, que tampoco es de patinaje sobre hielo exactamente, sino de hockey sobre hielo, llamada “Legend No.17”. Esta película me fascina y te la recomiendo mucho. Es una película tremendamente divertida y con la que disfruto mucho cada vez que la vuelvo a ver.

D.J./CG: Según tú, ¿qué debe tener una película de patinaje artístico para llegar a ser buena o convincente?

E.B.: Primero, lo que te comentaba antes; que lleguen a emular en pantalla de mejor manera los movimientos de la disciplina. Por otro lado, me parece que la gran mayoría están llenas de “clichés”. Me refier, a que llegan a ser muy hollywoodienses, algo que a mí me resulta repetitivo a veces. En definitiva, que sean un poco más imaginativas y que resulten más convincentes a la hora de emular el patinaje sobre hielo.

Ekaterina Borisova
Foto de Ekaterina Borisova y Dmitry Spot en Lillehammer 2016 (Clément Bucco-Lechat)

Cuestionario final de Ekaterina Borisova

Como final de la entrevista, propusimos a Ekaterina Borisova responder un rápido cuestionario con el fin de conocerla en mayor profundidad.

D.J./CG: Película favorita.

E.B.: “Recuérdame”, de Allen Coulter.

D.J./CG: Película rusa favorita.

E.B.: “Iván Vasílievich cambia de profesión”, de Leonid Gaidái.

D.J./CG: Director de cine favorito.

E.B.: Christopher Nolan.

D.J./CG: La última película que has visto.

E.B.: “Shrek”, de Andrew Adamson y Vicky Jenson.

D.J./CG: La última serie que has visto.

E.B.: “Westworld”.

D.J./CG: Libro favorito.

E.B.: “Crimen y castigo”, de Dostoievski; o “Shantaram”, de Gregrory David Roberts.

D.J./CG: Canción favorita.

E.B.: “Nothing else matters”, de Metallica.

D.J./CG: Lugar dónde te gustaría vivir.

E.B.: Italia.

D.J./CG: Lugar que te gustaría visitar.

E.B.: Cualquier parte de California.

D.J./CG: Un sueño por cumplir.

E.B.: Convertirme en entrenadora profesional y ver a mis muchachos como van haciéndose mayores y van poco a poco obteniendo éxitos.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí