Ingmar Bergman es uno de los cineastas europeos más influyentes del siglo XX. Su filmografía es extensa y sobresaliente; siendo Persona, su obra más apreciada y analizada.



Persona

Crítica de ‘Persona’

Ficha Técnica

Título: Persona
Título original: Persona

Reparto:
Bibi Andersson (Alma)
Liv Ullmann (Elisabet Vogler)
Margaretha Krook (Doctor)
Gunnar Björnstrand (Sr. Vogler)
Jörgen Lindström (Hijo de Elisabet)

Año: 1966
Duración: 81 min
País: Suecia
Dirección: Ingmar Bergman
Guion: Ingmar Bergman
Fotografía: Sven Nykvist
Música: Lars Johan Werle
Género: Drama
Distribuidora: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Persona’

Donde se puede comprar la película

Persona (Edición Especial) [DVD]
  • Bibi Andersson, Liv Ullmann, Margaretha Krook (Actors)
  • Ingmar Bergman (Director) - Ingmar Bergman (Producer)

Sinopsis de ‘Persona’

Persona nos presenta a Elisabet (Liv Ullmann), una célebre actriz de teatro, que es hospitalizada tras perder la voz durante una representación de «Electra». Después de ser sometida a una serie de pruebas, el diagnóstico es bueno. Sin embargo, como sigue sin hablar, debe permanecer en la clínica. Alma (Bibi Andersson), la enfermera encargada de cuidarla, intenta romper su mutismo hablándole sin parar. (FILMAFFINITY).

Premios

  • Cahiers du Cinéma: mejor película. 1967
  • Festival de Cine de la Isla de Faro: dos premios del público a la mejor actriz (Liv Ullmann) y mejor película y premio Golden Train a la mejor actriz (Liv Ullmann y Bibi Andersson) y nominación a la mejor película. 1966
  • Guldbagge Awards: premio a la mejor película y a la mejor actriz (Bibi Andersson). 1967
  • Sindicato Nacional de Periodismo de Cine Italiano: nominación a mejor director internacional (Ingmar Bergman). 1968

Donde se puede ver la película



Persona
Foto de A Contracorriente Films

La génesis de ‘Persona’

En 1965, Ingmar Bergman cayó enfermo de laberintitis, una infección vírica del oído que te produce una sensación de vértigo constante. Bergman estuvo encerrado un tiempo, tumbado en la cama para intentar controlar el vértigo y mirando siempre hacia un mismo punto. Sin embargo, cualquier mínimo movimiento le transportaba a un tiovivo de feria. 

La fijación en un punto concreto, le hizo comenzar a imaginarse cómo dos rostros se mezclaban. Tras su recuperación, observó cómo una enfermera y su paciente comparaban sus manos. Esas imágenes, más la fusión de los rostros, serían el origen de la gran obra maestra de Bergman, Persona.

Persona
Foto de A Contracorriente Films

El rostro y el espejo

Persona es el ejercicio perfecto para provocar en el espectador una reflexión, acerca de la imagen que creemos proyectar, y la que realmente proyectamos; que no necesariamente son iguales. Tal vez este fue el problema sobre el que meditó Bergman durante su enfermedad, y para transmitirlo cinematográficamente, utilizó dos herramientas: el rostro y el espejo.

Resulta evidente cómo el ser humano, posee la errónea certeza de pensar, que la idea que ha creado de sí mismo, el rostro, corresponde con la idea real de quién es, el espejo. Una compleja dicotomía, que Bergman desarrolla de forma magistral en Persona, gracias a las interpretaciones de Liv Ullmann y Bibi Andersson.

Persona
Foto de A Contracorriente Films

La unión de dos rostros

De ese modo, la pantalla se convierte en espejo, y el espectador puede mirar en su interior a través de ese espejo. Al igual que la actriz, quien se niega a hablar, se busca a sí misma a través de la enfermera, el espectador se buscará a sí mismo. ¿Cómo? El monólogo de Liv Ullmann nos llevará hasta el fondo de nuestro subconsciente, en un ejercicio reflexivo, que requerirá de una gran predisposición por parte del espectador.

El momento climático, se alcanza cuando ambas unen sus rostros, y con un parecido asombroso, se miran en un espejo. Un juego que termina con sus miradas dirigidas al propio espectador: “eh tú, mira qué tienes ahí dentro”.

Para entender la metáfora del espejo, se debe explicar la escena inicial; imágenes inconexas se suceden y, tras ellas, un niño se despierta y se acerca a tocar la pantalla donde estaban siendo emitidas. ¿Qué representa el niño? ¿Qué significan estas imágenes? Las imágenes resumen el contenido que se tratará durante Persona, desde la búsqueda del sentido de la vida, hasta la sexualidad.

Mientras tanto, el niño se convierte en el propio espectador. El niño somos nosotros, intentado comprender y descifrar qué está ocurriendo ahí, o más bien, qué nos está ocurriendo aquí.

Foto de A Contracorriente Films

Erotismo

La enfermera y la actriz pasan mucho tiempo juntas, y aunque la comunicación sea complicada, se produce una complicidad especial entre ambas. Lo que parece una relación de confianza, es más bien un salto al vacío por parte de la enfermera, un salto hacia sí misma.

Su autoestima mejora, e incluso en un momento dado, nos regala una de las escenas con mayor carga erótica del cine; la enfermera le cuenta un suceso pasado en la playa, y llena de turbación y timidez, se confiesa ante su compañera. Uno de los monólogos que convierten Persona en una obra maestra.

Persona
Foto de A Contracorriente Films

Conclusión

Esa mirada hacia el espejo, en el que se refleja nuestro propio rostro, será la vía que utilizará Bergman para desarrollar toda la película.

Una serie de conversaciones en forma de monólogo interior, pues la enfermera, a pesar de contar con una interlocutora, no puede interactuar con ella; las alegrías y los enfados entre ellas son en realidad con ella misma. Así, poco a poco, se va perdiendo la identidad de cada una, hasta dejar entrever que son una misma persona.

Persona me ha salvado la vida, con ella llegué tan lejos como podía llegar, toqué, con toda libertad, secretos sin palabras que sólo el cine puede descubrir«. Aunque al principio puede intimidar, si consigues entrar, la recompensa será más que gratificante.

“La cara es el espejo del alma”.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí