Al principio de los 90 se estrenó Puta (Whore), un film de corte independiente, que se ha convertido en toda una joya de culto. Fue dirigida por Ken Russell, basándose en el monólogo «Bondage», de David Hines. Pese a lo polémico que resulta el título, obtuvo una buena recepción por parte de la crítica y llamó la suficiente atención en el público, llegando a generar una secuela en 1994. Además, cabe destacar que el presupuesto fue muy bajo, llegando incluso el propio Russell a tener que desempeñar la función de operador de cámara. Por otra parte, se comenta que el propio cineasta decidió adaptar esta obra como respuesta a la famosa «Pretty Woman», estrenada en 1990. Su estreno en España fue el 14 de agosto de 1992. Disponible en Filmin.



Puta

Crítica de ‘Puta (Whore)’

Ficha Técnica

Título: Puta
Título original: Whore

Reparto:
Theresa Russell (Liz)
Benjamin Mouton (Blake)
Antonio Fargas (Rasta)
Elizabeth Morehead (Katie)
Jason Saucier (Bill)

Año: 1991
Duración: 92 min
País: Estados Unidos
Dirección: Ken Russell
Guion: Ken Russell y Deborah Dalton
Música: Michael Gibbs
Fotografía: Amir M. Mokri
Género: Drama
Distribución: Filmin

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Puta (Whore)’

Sinopsis de ‘Puta (Whore)’

El mítico director de culto británico Ken Russell, cineasta detrás del musical de «The Who ‘Tommy'», nos trae su particular respuesta al éxito de «Pretty Woman» allá por principios de los noventa. Salvaje, desgarradora y ferozmente realista, Puta (Whore) es una joya del bajo presupuesto, que se mueve entre los neones de los clubes nocturnos y las sórdidas habitaciones de prostitución para encargarse de las desventuras de una chica de alterne inolvidable.

Liz nos contará, a través de este «semidocumental», los avatares de sus clientes y los peligros de su profesión. Después de abandonar a su chulo y hacerse independiente en este mundo, le toca trabajar en un barrio marginal y peligroso. Liz tiene sus normas y puede rechazar un trío con un cliente pero no puede evitar a los hombres que la tratan con brutalidad hasta el punto de humillarla física y psicológicamente. (FILMIN).

Dónde se puede ver la película



Puta
Foto de Filmin

La fauna de la calle

No se puede negar que Puta (Whore) es uno de los títulos que llama la atención ya por su propio nombre. Sin embargo, pese a ese aroma a película de serie B, se esconde un film con cierto análisis social sobre la prostitución. A través de su protagonista, adentra al espectador en la cruda realidad, sin intención de edulcorarla en ningún momento. Es cierto que tampoco busca causar un desgarro emocional, mostrando constantemente una verdad dura. No obstante, sabe impactar con los diálogos, en los que se ve perfectamente la evolución y la metamorfosis de su protagonista, lo que permite conocer las razones por las que se encuentra en ese punto de la historia. Además, adereza la oscuridad del relato con una comedia ácida, un humor que hace reflexionar con las metáforas y no tan metáforas que utiliza.

Lejos de buscar un mensaje moralista, o caer en el difícil debate sobre la naturaleza de la prostitución, se plantean distintos dilemas personales. Por lo cual, la protagonista ofrece preguntas existenciales sobre el amor, el dinero, el placer, la traición… Completándose con lo que su némesis expone en torno a la legalización de la explotación sexual y la justificación sobre el sistema monetario en torno a estas mujeres. El libreto no se esconde del lenguaje sin tapujos, vulgar y afilado, lo que da mayor verosimilitud a lo que se está contando. De tal forma que, se acerca una perspectiva coloquial, pero sin caer en algo nimio. No es una obra maestra de la palabra, pero sorprende por el contenido efectivo, donde falta cierta profundidad, pero funciona igualmente. Junto a ello, Russell y Deborah Dalton dan una visión humana, distanciándola de clichés. 

Whore
Foto de Filmin

Los bajos fondos

Hay quiénes podrían considerar Puta (Whore) una pequeña joya de culto, y no estarían equivocados. Su carácter ‘trash’ y reivindicativo callejero hacen de ella una pieza que, pese a no ser imprescindible, tiene su propio sello. Quién ayuda a conseguir ese resultado tan atractivo es Theresa Russell, la cual se mete en la piel de Liz, su protagonista. La actriz se deshace de convencionalismo y muestra una interpretación llena de vaivenes emocionales. Además, sabe introducir una picardía magnética, que equilibra con una expresión más lumínica e ingenua. Lo mismo ocurre con la voz, la cual la utiliza como propio recurso estilístico y contextualiza el momento en el que se encuentra. También hay que mencionar que no siempre es fácil romper la cuarta pared en las películas y quede del todo natural, pero Russell no tarda en hacer cómplice al espectador. Es atrayente y natural.

Otro de los grandes protagonistas es Benjamin Mouton, que empieza en un perfil más ausente, para terminar, siendo el principal antagonista. Lo que más sorprende de su actuación es utilizar su aspecto expresivo para transmitir al espectador la identidad de su personaje, pero le fallan los niveles de energía en algunas secuencias. De forma que, aunque está estupendo en varias de ellas, hay ciertos puntos en los que le falta dejarse fluir, no ser tan metódico. Aun así, su frialdad espeluznante pone los pelos de punta. Después, sería conveniente mencionar a Antonio Fargas. Al principio, se presenta como un personaje circunstancial, como tantos hay en el film, pero, al final, es una pieza fundamental. Con lo cual, Fargas sabe aprovechar su oportunidad para lucirse y lo hace con una actuación llena de movimiento y buenrollismo, que culmina con un buen tándem junto a Russell.

Whore
Foto de Filmin

Ruptura de la cuarta pared

Una película como Puta (Whore) no se concibe desde la pomposidad de una realidad maquillada, sino que se construye desde una visión callejera, grotesca, e, incluso, incómoda. La razón es no dulcificar una realidad que, en cualquier caso, no es fácil de afrontar y suele tener un punto en común que se repite en varias ocasiones: el dinero. Sin embargo, a nivel artístico, se produce una cabalgata de excentrismos callejeros que permiten conocer el parque de los horrores de la calle. Al mismo tiempo, lo equilibra con una visión más cosmopolita del centro de la ciudad, pero donde también hay cabida para lo lenguaraz. De modo que, la dirección artística, ha sabido dibujar el retrato de una ciudad del pecado y la redención. Gracias a ello, hay ese carácter urbano en continuo flujo de actividad y un dinamismo espléndido.

No obstante, el mejor atributo del film es la ruptura de la cuarta pared y saber perfilar la fotografía, dando esa sensación de documental. Al hacer partícipe al espectador directamente, llama su atención y se incorpora de forma interactiva con el relato. Por lo cual, ya no es un mero oyente, sino que es testigo de lo que sucede en escena. Luego, el montaje sigue un esquema temporal lineal, donde se va echando mano de los flashbacks. Hay que aplaudir el buen uso de intercalar distintos modos de narración. A pesar de ello, no equilibra toda la potencia que se ve en pantalla, lo que hace que haya partes en las que le falta mayor vigorosidad y en otras se produce de una forma excesivamente rápida. Esos cambios de secuencia, técnica narrativa y de energía pueden descolocar al espectador. Sugerente, pero mejorable en varios aspectos.

Puta
Foto de Filmin

Conclusión

Puta (Whore) es una película que lleva al espectador a los bajos fondos y a las vivencias de una prostituta sin edulcorantes. A través de un guion interesante, ofrece una propuesta plausible. Junto a una Theresa Russell espléndida y un buen uso del concepto expresivo de lo callejero y lo excéntrico, obtiene un sello personal. No se puede negar que la identidad del film es distinta, aunque le falta un mayor equilibrio en la potencia y los cambios radicales de técnica narrativa. Aun así, lo que parece un film decadente, termina por ser un descubrimiento cuanto menos curioso y recomendable de experimentar. La cruda vida de la calle, donde no se busca el victimismo, sino la capacidad de ser escuchada y valorada.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí