El baile de los 41 es una película mexicana de 93 minutos realizada en 2020 por el director David Pablos. Película original de Netflix con coproducción de México y Brasil. Basada en hechos reales de la alta sociedad mexicana sucedidos en 1901 durante el llamado “Porfiriato”.

La redada policial detuvo a 42 hombres que se divertían en una fiesta privada en Ciudad de México supuso un gran escándalo social.

Diecinueve hombres vestidos de mujer bailando con los otros hombres en un episodio que trató de ocultar el Gobierno de México. El yerno del presidente Porfirio Díaz fue arrestado con otros destacados personajes sociales.

Estrenada el miércoles 12 de mayo de 2021 en la plataforma Netflix.



El baile de los 41

Crítica de ‘El baile de los 41’

Ficha Técnica

Título: El baile de los 41
Título original: El baile de los 41

Reparto:
Alfonso Herrera (Ignacio de la Torre)
Emiliano Zurita (Evaristo Rivas)
Mabel Cadena (Amada Díaz)
Fernando Becerril (Porfirio Díaz)
Paulina Álvarez Muñoz (Luz Díaz)
Alvaro Guerrero (Felipe)

Año: 2020
Duración: 93 min.
País: México
Director: David Pablos
Guion: Monika Revilla
Fotografía: Carolina Costa
Música: Carlo Ayhllón
Género: Drama
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El baile de los 41’

Sinopsis

Un diputado secretamente homosexual se casa con la hija de Porfirio Díaz, el presidente de México. Pero cuando la policía lo descubre a él y a otros vestidos como mujeres en una fiesta privada, el escándalo estalla. (Netflix)

Dónde se puede ver la película



Porfirio, “aquel dios que todo lo mira”

El baile de los 41 retrata la degradación política y de parte de la alta sociedad mexicana durante el denominado periodo histórico del “Porfiriato”.

Los hechos sucedidos en noviembre de 1901en Ciudad de México con la redada ilegal de la Policía trataron de ser ocultados por orden del presidente de México. Su yerno Ignacio de la Torre y Mier fue detenido vestido de mujer en la fiesta que celebraba con otros 41 hombres en una casa de calle La Paz.

Éste episodio recogido en El baile de los 41 fue objeto de burlas y críticas en México como las del diario antiporfirista “El Hijo del Ahuizote” nombrando a los detenidos como “La aristocracia de Sodoma’‘.

El bien construido guión de Monika Revilla relata la trayectoria del ambicioso joven Ignacio (Alfonso Herrera). Casado con Amada Díaz (Mabel Cadena) hija ilegítima mestiza del presidente Porfirio Díaz (Fernando Becerril).

El atractivo elegante varonil Ignacio es designado diputado directamente por el presidente como regalo por la boda con su hija. El baile de los 41 recorre a partir de las diferentes escenas el auge y ocaso personal del yerno de Porfirio.

Contextualizan el inicio secuencias como la noche de bodas, la presentación del  personal doméstico o los encuentros en el club privado de hombres. Los comienzos del siglo XX se caracterizaron por el totalitarismo porfirista y la decadencia de la clase política.

La gran fotografía de Carolina Costa recrea magníficamente interiores de edificios emblemáticos con su filmación en Ciudad de México. Los exteriores localizados en calles y edificios históricos de Guadalajara (estado de Jalisco).

Rodada a finales de 2019 en la Casa Rivas Mercado, Museo Nacional de Arte, Hacienda Santa Mónica, Palacio de las Vacas, Teatro Degollado, el bar La Ópera o la Casa de los Abanicos entre otras locaciones.

El baile de los 41
Copyright Netflix

“Al menos mantén las apariencias por mí”

El ambicioso e insaciable yerno del presidente Porfirio Díaz dividía su vida entre la alta política y los placeres. Ignacio se compartía entre su mujer Amada y su amante Evaristo Rivas (Emiliano Zurita) el miembro 42 del exclusivo club privado secreto de hombres.

Una cuidada y magnífica ambientación de arte con muebles y decoración de época por Ángela Leyton, más el magnífico vestuario de Rosángela Nascimento. Complementada por Carlos Ayhllon y Andrea Balency-Béarn con la gran banda sonora de música clásica. Temas de Schubert, Mozart, Bizet, Handel, Ricardo Castro, Juventino Rosas y Felipe Villanueva.

El ágil montaje sigue engarzando con buen ritmo y naturalidad nuevas secuencias como las del primer encuentro de Ignacio con el joven Evaristo. También los primeros sufrimientos de la desaprovechada Amada causando conflictos en el matrimonio.

El baile de los 41 hace referencia al ritual de entrada en el selectísimo club de hombres. Eva(risto)  miembro 42 es aceptado tras la ceremonia iniciática con su anfitrión Ignacio.

La importancia del largometraje va más allá de describir unos hechos históricos de la alta sociedad de México. Denuncian la hipocresía de la doble moral ante la homosexualidad. De paso amplía el aún insuficiente respeto de la diversidad sexual en la sociedad mexicana del 2021.

Ésta ambiciosa película de David Pablos que ya fue presentada en festivales tendrá gran repercusión en Latinoamérica con su estreno en la plataforma Netflix. Realizada con apoyo del Programa Ibermedia ha sido doblada en alemán, francés, inglés, italiano, polaco y turco.

Alfonso Herrera, Emiliano Zurita
Copyright Netflix

El ambicioso diputado Ignacio entre Amada y Eva(risto)

El episodio histórico de El baile de los 41 fue desvelado en noviembre de 1901 por la prensa de la época a pesar de la oposición del gobierno de Porfirio Díaz. El director David Pablos lo ha abordado ahora con gran audacia en un contexto que hace muy necesaria la visibilización de la diversidad sexual.

A los grandes aciertos ya mencionados de excelente ambientación hay que añadir las magníficas interpretaciones del trío de personajes de Ignacio Evaristo y Amada.

La parte final de la película desarrolla el desenmascaramiento de la triple vida de Ignacio. El ambicioso joven diputado hace equilibrios en su trepa social entre su amante, la política y su esposa.

Así lo abordan grandes secuencias como la de las miradas en la función del teatro, las peleas entre el matrimonio o la tensa cena de la pareja en la cena con la familia Porfirio.

Casi como en los tiempos actuales El baile de los 41 ilustra también sobre las típicas conversaciones de confidencias entre mujeres y el mantenimiento de apariencias en sociedad. Muy plásticas y estéticas son las secuencias sobre las peculiares actividades del club secreto con sus bailes y óperas bufas.

El clima dramático alcanza sus mayores cotas en el encuentro a tres entre Amada, Eva(risto) e Ignacio. En esa tensa escena la vengativa esposa se crece sometiendo al marido en presencia del amante.

Otras escenas juegan eficazmente con el simbolismo de una ovejita o del escarnio corte de pelo en la plaza pública antes de la deportación a Yucatán.

Aún con la distancia histórica y cultural de El baile de los 41 sin embargo se nos presenta muy actual y cercana en una sociedad mexicana aún bastante homofóbica.

El baile de los 41
Copyright Netflix

Conclusión de ‘El baile de los 41’

El último largometraje del director mexicano David Pablos recrea un hecho histórico de 1901 en la clase alta y la política mexicana que escandalizó moralmente. Un selecto club privado secreto de hombres con conductas homosexuales del que era miembro el yerno diputado de Porfirio Díaz, presidente de México.

El baile de los 41 es una película muy completa por su cuidado guion, gran ambientación en localizaciones, decoración y vestuario. Selecta banda sonora de música clásica así como magníficas interpretaciones de sus principales protagonistas.

David Pablos es guionista y director de cortos, documentales (La escritura en la pared y Una Frontera, Todas las Fronteras) y largometrajes (La vida después y Las elegidas). Actualmente trabaja en la adaptación cinematográfica de Los detectives salvajes, exitosa novela del fallecido escritor chileno Roberto Bolaño.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí