Creación Guiones

El caso Wanninkhof-Carabantes es un documental dirigido y escrito por Tània Balló. Aborda uno de los casos más importantes de las últimas décadas: Los crímenes de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes. Ambos sucesos supusieron un duro golpe para la sociedad española. Asimismo, en el caso de Wanninkhof, fue uno de los errores judiciales más graves de la historia legislativa española. Llega a Netflix este 23 de junio de 2021.



El caso Wanninkhof-Carabantes

Crítica de 'El caso Wanninkhof-Carabantes'

Ficha Técnica

Título: El caso Wanninkhof-Carabantes
Título original: El caso Wanninkhof-Carabantes

Año: 2021
Duración: 88 min
País: España
Dirección: Tània Balló
Guion: Tània Balló
Género: Documental
Distribución: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'El caso Wanninkhof-Carabantes'

Sinopsis de 'El caso Wanninkhof-Carabantes'

El caso Wanninkhof-Carabantes nos traslada a 1999, año en el que Rocío Wanninkhof muere asesinada. Se sospecha de Dolores Vázquez, la expareja de su madre. ¿Habrá sido ella? Una segunda víctima revelará la verdad. (NETFLIX).



El caso Wanninkhof-Carabantes
Foto de Netflix

Una mirada

Tània Balló vuelve a traer a la palestra uno de los casos más mediáticos de la historia criminal española, con El caso Wanninkhof-Carabantes. Este documental se resume en apenas una hora y media, mostrando algunos de los datos más relevantes del caso. Por lo cual, muchos de ellos ya son conocidos por el gran público. Sin embargo, puede ser una introducción ante uno de los errores judiciales más graves de la justicia en España para aquellos espectadores que no lo viviesen en directo y no lo conozcan. El problema se halla en que una parte del público que se verá atraída por el conocimiento del caso, se encontrará una recolección de datos que no se presenta con frescura y con una innovación por parte de la producción. Por ende, esa falta de creatividad a la hora de exponer los datos, le pasa factura.

No es un documental que se plantee de forma errónea, pero sigue una línea narrativa que ya se ha podido ver en otras ocasiones. Además, al hablar de un crimen tan conocido, cae en la dificultad de tener que marcar su identidad, y distanciarse de otras producciones de una índole parecida. Aun así, cabe decir que hay algunos detalles, como dar voz a víctimas más allá de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes, y explorar un retrato más extenso del asesino confeso de ambas. También permite vislumbrar el entorno de una de las víctimas, de la sociedad, como es Dolores Vázquez. Conocer las impresiones de su entorno y declaraciones de sus familiares rompen con la imagen fría y distante de la acusada, para dar una visión realista y sin florituras. Un toque que deja de manifiesto que Balló realiza una crítica que podría haber sido muy interesante de desarrollarse más.

Netflix
Foto de Netflix

La historia negra española

Uno de los puntos que más llama la atención de retomar esta investigación, con El caso Wanninkhof-Carabantes, es saber aquellos implicados que desean formar parte del documental. Indudablemente, las declaraciones más valiosas son de aquellas que rompen su silencio por primera vez, para denunciar los abusos y crímenes en el historial de Tony King. Asimismo, escuchar a su ex mujer hablar de la relación y cómo sus sospechas le hicieron denunciar al padre de su hija, deja impactados a los espectadores. Ese factor humano es lo que hace que el documental se levante, mejorando en contenido, al dejar que ellas sean las protagonistas. Por ello, se aplaude la decisión de darle unas pinceladas más personales. Sin embargo, como se ha mencionado antes, es una pena que no se haya aprovechado más creativamente para sacarle más partido al contenido que tenían entre manos.

También se valora que no haya caído en la morbosidad de los detalles y se haya hecho cierta reivindicación de la figura de Sonia Carabantes, la cual se mantiene en segundo plano normalmente, por las consecuencias propiciadas en el juicio del caso Wanninkhof. De esta forma, ver a su madre hablar de Sonia, enternece y emociona, ya que todavía, a día de hoy, no se ha dado la importancia que se debiera. Aun así, las intenciones se ven y se consiguen en algunos momentos, pero, desafortunadamente, en el contenido global del documental, vuelve a ser Wanninkhof la principal protagonista. Nuevamente, cae en algunos de los errores que se han visto en anteriores producciones sobre este caso. Por fortuna, la perspectiva de género y sexualidad que se aborda en un determinado momento, también mejora el resultado final.

Netflix
Foto de Netflix

Una vez más

El estilo estético de El caso Wanninkhof-Carabantes es cuidado, en cuanto a imagen se refiere. El acabado visual de la dirección de fotografía es atractiva. Aun así, se podría esperar que se hubiera dado una estrategia más vistosa y cautivadora. Lo mismo sucede con la forma de exponer el material de archivo. Como se ha mencionado antes, al no apostar por dar nuevas luces al caso, las imágenes que se muestran y lo que se comenta sobre el caso se convierte en un déjà vu constante. Otras producciones de Netflix como “El caso Alcàsser” son un ejemplo de cómo técnicamente se puede dar un producto potente y arrollador. En este film falta esa fuerza, aunque hay partes, como las recreaciones de las habitaciones, que dejan salir ese talante artístico cinematográfico.

Esta falta de arriesgar y potenciar más la película plantea el porqué y cuál es la justificación de haber sido realizada. Con lo cual, se puede decir que a nivel narrativo podría haber envuelto los datos en otro envoltorio, y su estrategia técnica y visual parte de una buena intención, pero podría aprovecharse más. En consecuencia, cumple con su función informativa, pero necesita una personalidad más contundente para quedarse en la retina del espectador. Sin duda, es una oportunidad que no se ha exprimido del todo para revolucionar el concepto de documental, ya que como ha demostrado Netflix en otras ocasiones, es posible reformularlo y triunfar ante ello. Aun así, se ve perfectamente que es un documental dirigido hacia un público internacional y, seguramente, capte la atención de aquellos que desconocen absolutamente cualquier dato sobre el caso. Por lo tanto, es una carta que han sabido aprovechar.

El caso Wanninkof-Carabantes
Foto de Netflix

Conclusión

El caso Wanninkhof-Carabantes es un documental que causa atención y sorpresa en un público que no conoce absolutamente el caso, por lo que los espectadores internacionales sí serán captados por este proyecto. Sin embargo, aquellos que sí saben la naturaleza del mismo, echan en falta innovación o estrategias que hagan que marque la diferencia. Por lo cual, da una sensación de déjà vu. No obstante, se valora que haya declaraciones y testimonios de personas que no han sido relacionadas habitualmente con el caso, por la calidad humana que hay en ellos. También se aprecia la perspectiva social que se plantea. A nivel técnico, sigue una propuesta lineal, que encaja con la propia realización del guion. Un crimen conocido por todos que le falta una vuelta de tuerca más y vuelve a ser una mirada que ya se conoce.

Reportaje de El caso Wanninkhof-Carabantes en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí