Una de las producciones españolas más ambiciosas de Amazon Prime Video es El Cid, serie protagonizada por Jaime Lorente. Esta ficción realiza una nueva adaptación sobre las aventuras de la leyenda Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como el Cid o el Cid Campeador. Además, ha contado con Marcos A. Castillo y Adolfo Martínez Pérez en la dirección, mientras que la banda sonora ha sido compuesta por Gustavo Santaolalla y Alfonso González Aguilar. Asimismo, aparte de Lorente, en el elenco actoral figuran nombres relevantes para la industria como Carlos Bardem, Juan Echanove, Elia Galera, Alicia Sanz o José Luis García Pérez, entre otros. Su estreno es este 18 de diciembre de 2020, a través de la plataforma de Amazon Prime Video.

Puedes leer otra CRÍTICA de la serie El Cid pulsando aquí.



El Cid

Crítica de ‘El Cid’

Ficha Técnica

Título: El Cid
Título original: El Cid

Reparto:
Jaime Lorente (Rodrigo Díaz de Vivar)
Lucía Guerrero (Jimena)
Alicia Sanz (Urraca)
Carlos Bardem (Conde Flaín)
José Luis García Pérez (Fernando I)

Año: 2020
Duración: 5 capítulos de 60 min. (aprox.)
País: España
Creada por: Luis Arranz y José Velasco
Guion: Luis Arranz, Adolfo Martínez, Cristina Pons, Luis Moreno, Felipe Mellizo, Curro Royo, Ángel Pariente y Nicolás Saad
Fotografía: Javier Alomar, Javier Salmones, María Muñoz y Ángel Yebra
Música: Alfonso G. Aguilar y Gustavo Santaolalla
Género: Aventuras
Distribución: Amazon Prime Video

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El Cid’

Sinopsis de ‘El Cid’

El Cid es una serie española Amazon Original sobre la historia del hombre detrás de la leyenda de El Cid Campeador. Un viaje que narra la trayectoria del joven “Ruy” hasta convertirse en fiel vasallo, caballero y héroe de la corona española en el siglo XI. El Cid es además una historia de amor, intrigas, traición y lucha entre quien ostenta el poder y quien posee la autoridad.

Dónde se puede ver la serie



El Cid serie
Foto de Amazon Prime Video

Buscando su camino

Uno de los héroes españoles más aclamados por el imaginario popular es el famoso Rodrigo Díaz de Vivar, conocido popularmente como El Cid. Luis Arranz y José Velasco se lanzan a una revisión del cantar de gesta para trasladarse a una visión más joven y rebelde del famoso guerrero, comenzando esta primera temporada en sus orígenes y el nacimiento de lo que será un mito. Aun así, en esta tanda de episodios, todavía no se ha gestado la magnificencia de las heroicidades, pero ya se van viendo los atributos hercúleos del protagonista. Por lo cual, esta ficción funciona perfectamente como entretenimiento de acción y aventuras, lo que hace que se haga amena como una leyenda de ficción de intrigas palaciegas, honor y el coraje. Su intención es mantener la esencia original, pero distanciándose de ella en el tono.

Sin embargo, el principal problema que se encuentra es que para aquellos que busquen un acercamiento a la figura que se conoce del Cid, se encontrarán una versión que dista bastante de lo que fue. Asimismo, los eventos históricos que se relatan pecan en varios momentos de realizarse en anacronismo que pasan factura, ya que no se pueden justificar en el ámbito de la creatividad. Nadie duda, por ejemplo, de la capacidad de crear ficciones sobre cómo ocurrieron esos hechos, pero el problema es no situarlos temporalmente donde deben. Lo mismo sucede con el feminismo de la serie, la cual es un placer y se agradece que haya esa intención. Pero, el conflicto surge en que hay partes en las que se encuentra forzado y no fluye como debiera. Por lo cual, puede sentirse como algo oportunista. Pese a ello, como cuaderno de guerras funciona sin problema. 

Amazon Prime Video
Foto de Amazon Prime Video

De Ruy a Rodrigo Díaz de Vivar

Para dar vida al mítico Rodrigo Díaz de Vivar en la serie de El Cid, han contado con Jaime Lorente, uno de los rostros televisivos más conocidos en los últimos años. Cambiando de registro totalmente, el actor remueve su expresividad y realiza una labor fresca. Aborda su papel con vigorosidad, potencia y una ingenuidad luminosa muy apropiada para la juventud del héroe, que se plasma en la serie. Pese a ello, la dicción y la manera de entonar sus diálogos, se quedan más en una teatralidad, que en la musicalidad de la forma de hablar de aquellos tiempos. Aun así, en su conjunto, obtiene un buen trabajo. Otra de las grandes protagonistas es Alicia Sanz, en la piel de la Infanta Urraca. Aunque se ve perfectamente su trabajo y ahínco, no se deshace de una corriente más impostada. Por lo que, debe dejarse llevar más por la energía del momento.

No le sucede lo mismo a Elia Galera, la cual está estupenda y brilla en todas sus escenas. Con lo cual, hace gala de su calidad interpretativa al mezclar esa elegancia elevada con una fragilidad emotiva. Es, indudablemente, una de las mejores interpretaciones de la serie. Lo mismo ocurre con Carlos Bardem, que no duda en disfrutar con su personaje al máximo. Así, consigue darle una verosimilitud extraordinaria, que lo adereza con esa oscuridad necesaria en su forma de ejecutar el papel. Luego, José Luis García Pérez defiende notablemente su trabajo, con bravura y determinación, destacando sobre todo en los últimos episodios. También sería importante destacar a Jaime Olías y Pablo Álvarez, ya que ambos sorprenden según van transcurriendo la serie. Además, hay que mencionar un reparto coral numeroso, que, gracias a la buena dirección, se lucen cada uno de sus miembros.

Amazon Prime Video
Foto de Amazon Prime Video

Juego de tronos

Uno de los puntos que hace que la experiencia de ver la serie de El Cid sea un disfrute es la calidad visual del proyecto, donde se puede ver una realización muy bien planteada. La dirección de fotografía goza de unos planos increíbles, que se mezclan con esa sinergia de la violencia de la batalla y los dramas más palaciegos. Al mismo tiempo, se agradece la elección de exteriores reales, que le dan un acabado más impresionante e incorpora un efecto creativo muy atrayente hacia el espectador. Omitiendo los fallos en la dirección artística, en cuanto al rigor histórico, no se puede negar el gran trabajo plástico del apartado técnico, que ha sido cuidadoso en ser estéticamente cautivadores. Gracias a ello, hay una factura impoluta, que engrandece toda esa vorágine de acción, que termina triunfante tras sus cinco episodios.

El ritmo es dinámico, aunque cabe decir que, en los primeros episodios, hay demasiada tranquilidad, lo que hace que se espere con ganas las dosis de adrenalina pura. De esta manera, a partir del tercer episodio, y en el cuarto, se cumplen las expectativas de ir despegando ese factor de dinamita y movimiento en el episodio. El montaje favorece la calidad de las imágenes realizadas, aunque, a veces, mengua su potencial por un contraste de secuencias que no funciona siempre de la misma forma. Por lo que, dentro de la majestuosidad de lo que ya es, se puede ver que aún se puede sacar más partido. Seguramente, en futuras temporadas den mucho más juego, contundencia y poderío a la imagen. Por último, la banda sonora sigue una línea más épica, que casa con la identidad que se busca de la serie.

El Cid serie
Foto de Amazon Prime Video

Conclusión

El Cid es una serie que se distancia de la leyenda original, para darle una visión del género de aventuras y guerreros, con una ficcionalización más enfocada en la acción y las intrigas. Por lo cual, funciona como un agradable entretenimiento de adrenalina y conjuras, pero falla en la rigurosidad temporal tanto en el feminismo, algo forzado en el guion, como en eventos muy concretos, que caen en anacronismos llamativos. Luego, el reparto realiza una labor notable, donde destacan Elia Galera y Carlos Bardem, mientras que Jaime Lorente evoluciona positivamente. A nivel visual, sin duda, la serie obtiene una calidad muy atractiva, que puede potenciarse aún más. Un cantar diferente, que triunfa en su fantasía galante, donde impactan las batallas y el drama palaciego.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí