El cielo te está esperando es una serie surcoreana de 10 episodios dirigida por Kim Sung-Ho. Se estrenó en Netflix el 14 de mayo de 2021 y está basada en el ensayo “Things Left Behind” del ex limpiador de trauma Kim Sae-Byul. La serie obtuvo un alto porcentaje de audiencia tanto nacional como internacional, en gran parte gracias a su original premisa, descubriendo al mundo un oficio tan duro y delicado como el del protagonista.



El cielo te está esperando

Crítica de 'El cielo te está esperando'

Ficha Técnica

Título: El cielo te está esperando
Título original: Move to Heaven

Reparto:
Adam McArthur (Cho Sang Gu)
Lee Jehoon (Cho Sang Gu)
Olivia Castanho (Yoon Na Mu)
Tang Joon-sang (Geu Ru)
Sanyee Yuan (Oh Mi Ran)
Im Woon-hee (Oh Hyun Chang)

Año: 2021
Duración: 60 min.
País: Corea del Sur
Director: Kim Sung-Ho
Guion: Yoon Ji-Ryun, Kim Sae-Byul
Productora: Netflix, Number Three Pictures, Page 1
Género: Drama. Romance
Distribuidor: Netflix

FilmAffinity

IMDb

Tráiler de 'El cielo te está esperando'

Sinopsis de 'El cielo te está esperando'

Un joven con síndrome de Asperger y su tío hacen limpiezas traumáticas; ordenan las posesiones de los muertos y descubren historias. (NETFLIX)

Dónde se puede ver la serie en streaming



El cielo te está esperando
Foto distribuida por Netflix

Limpiezas Traumáticas

¿Qué es una limpieza traumática? ¿En qué consiste un trabajo así? La gente no se detiene a pensar en quién se ocupa de limpiar la casa y recoger las pertenencias de un difunto. Sobre todo, cuando la muerte ha sido de carácter traumático y la escena del lugar poco o nada agradable de ver. El cielo te está esperando nos enseña la realidad de un oficio muy interesante y poco conocido para la mayoría de nosotros, donde la muerte y la sensibilidad van juntas de la mano.

Geu-ru y su padre tienen un negocio de “limpiezas traumáticas”; se encargan de limpiar el lugar dónde el difunto ha fallecido, recoger sus pertenencias más valiosas para que la familia pueda guardarlas, y desinfectar y limpiar la estancia para dejarla habitable de nuevo. Putrefacción y sangre son algunas de las escenas con las que se encuentran los protagonistas, son imágenes desagradables pero, sobre todo, desoladoras.

Los protagonistas, no solo se encargan de la limpieza traumática, sino que van un paso más allá cumpliendo con los deseos que dejaron los difuntos. Ayudan a expresar a quien más querían, todo aquello que no les dio tiempo a decir. El cielo te está esperando trata este oficio con la delicadeza y respeto que se merece. Como bien expresa el protagonista antes de empezar cada limpieza: Es la última mudanza que hará el difunto, esta vez, de camino al cielo.

El cielo te está esperando
Foto distribuida por Netflix

Una serie sobre la vida que queda tras la muerte

Como si de una serie policíaca se tratase, casi cada episodio nos habla de una historia diferente. Los difuntos esconden secretos y anhelos que el protagonista, por su condición, es incapaz de ignorar.

Cada caso al que se enfrentan los personajes tiene un trasfondo sociocultural importante, donde hablan de temas todavía bastante delicados dentro de la sociedad coreana. El suicidio, la homosexualidad, el maltrato de género y las adopciones internacionales son algunos de ellos. El cielo te está esperando trata todos estos temas tabús con normalidad y realismo, mostrando que forman parte de la vida de muchas personas.

El drama y la comedia en esta serie se entrelazan de manera magistral, creando en cada momento la emoción necesaria para que el espectador conecte con la historia y sus personajes.

Move to Heaven
Foto distribuida por Netflix

La familia va mucho más allá de la sangre

Lo que más destacaría de El cielo te está esperando, es la química entre los personajes. Las relaciones familiares directas e indirectas, la amistad y, en definitiva, el amor por otro ser humano, sin importar su condición.

Seguimos la historia de Geu-ru, un joven de veinte años con síndrome de Asperger que está a las puertas de perderlo todo tras la muerte de su persona favorita, su padre. Es entonces cuando llega a su vida su tío Sang-gu. Un treintañero exboxeador que acaba de salir de la cárcel y no tiene ningún interés por ser el tutor legal del hijo de su hermano.

Tío y sobrino no tienen nada en común y parece imposible que puedan llegar a entenderse. Es por eso por lo que el personaje clave de El cielo te está esperando, en mi opinión, es Na-mu, la vecina y mejor amiga de Geu-ru. Ella es, junto al padre, la persona que mejor entiende y comprende la condición del protagonista y, es ella también, la que se encarga de poner a ralla al tío. El amor y la comprensión con que trata a Geu-ru, más el desprecio que poco a poco se transforma en cariño hacía el tío, crea una conexión preciosa entre los tres personajes. Por no hablar de como Sang-gu y Na-mu son el dúo cómico perfecto.

Es difícil construir una historia donde el protagonista tenga síndrome de Asperger. Un claro ejemplo, aunque no se mencione en la serie, es Sheldon de The Big Bang Theory. El asperger de Sheldon es utilizado, en la mayor parte del tiempo, como un recurso cómico. Bastante diferente es el caso de Geu-ru: muestra un lado más realista de tal condición y todo lo que conlleva convivir con una persona con Asperger. Momentos cómicos y momentos trágicos acompañan a Geu-ru, pero gracias a la paciencia y cariño de los demás, consigue vivir como una persona casi autosuficiente.

Personajes así normalizan síndromes y condiciones con las que viven muchas personas. El cielo te está esperando aborda temas serios con naturalidad, realismo y, sobre todo, con mucha sensibilidad.

Move to Heaven
Foto distribuida por Netflix

Conclusión de “El cielo te está esperando”

A las series coreanas se les llama “dramas”, sean del género que sean. Pero ese elemento dramático, esa llantina repentina en más de un momento, no te la quita nadie. El cielo te está esperando no es una excepción. Carcajadas y llantos a conseguido sacar de mí, además de un sentimiento sobrecogedor por cada uno de los personajes.

Sin un villano malvado, la serie consigue mostrar lo mejor y lo peor de las personas, y como a veces, somos nosotros mismos quienes nos ponemos las cosas más difíciles. Todo mi respeto para los limpiadores traumáticos y, sobre todo, aquellos limpiadores que, como el protagonista de esta serie, se encargan tanto de la mudanza física como de la espiritual, dando un último adiós a los difuntos.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior"La ciudad es nuestra": Problemas locales con carácter universal
Artículo siguiente"Lidia Nené y Ella Kweku", protagonistas de La piel en llamas - Entrevista
Gemma es una redactora, editora de mesa y guionista de Barcelona. Trabaja como autónoma – mientras se tira de los pelos, pero con ilusión – para clientes particulares, profesionales y medios. Está especializada en escritura de guiones; tiene un Máster en Guion de Ficción para Cine y TV (del que está muy orgullosa, por cierto). Su escritura está enfocada mayoritariamente a servicios artísticos como contenidos Literarios o Audiovisuales, pero también trabaja redactando contenido web y traducción de comics.
A las series coreanas se les llama “dramas”, sean del género que sean. Pero ese elemento dramático, esa llantina repentina en más de un momento, no te la quita nadie. El cielo te está esperando no es una excepción. Carcajadas y llantos a conseguido sacar de mí, además de un sentimiento sobrecogedor por cada uno de los personajes. Sin un villano malvado, la serie consigue mostrar lo mejor y lo peor de las personas, y como a veces, somos nosotros mismos quienes nos ponemos las cosas más difíciles. Todo mi respeto para los limpiadores traumáticos y, sobre todo, aquellos limpiadores que, como el protagonista de esta serie, se encargan tanto de la mudanza física como de la espiritual, dando un último adiós a los difuntos.el-cielo-te-esta-esperando-serie-critica-netflix

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí