Jay Roach dirige El escándalo (Bombshell), a partir de un guion de Charles Randolph. La película gira en torno al caso contra el fundador de Fox News, Roger Ailes, por las acusaciones de acoso sexual. El film ha contado con Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie. Está nominada en los Premios Óscar 2020 a la mejor actriz protagonista, a la mejor actriz de reparto y al mejor maquillaje y peluquería. En los premios BAFTA se llevó el premio al mejor maquillaje y peluquería, premio que se ha repetido en otros certámenes como el Broadcast Film Critics Association Awards 2020. Llega a los cines españoles este 7 de febrero.



El escándalo (Bombshell)

Crítica de ‘El escándalo (Bombshell)’

Ficha Técnica

Título: El escándalo (Bombshell)
Título original: Bombshell

Reparto:
Charlize Theron (Megyn Kelly)
Nicole Kidman (Gretchen Carlson)
Margot Robbie (Kayla Pospisil)
John Lithgow (Roger Ailes)
Allison Janney (Susan Estrich)

Año: 2019
Duración: 108 min
País: Estados Unidos
Director: Jay Roach
Guion: Charles Randolph
Fotografía: Barry Ackroyd
Música: Theodore Shapiro
Género: Drama
Distribuidora: eOne Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘El escándalo (Bombshell)’

Sinopsis de ‘El escándalo (Bombshell)’

El escándalo (Bombshell) es una mirada reveladora hacia el más poderoso y controvertido imperio mediático de todos los tiempos y la explosiva historia de las mujeres que derribaron al infame hombre que lo creó. (EONE FILMS).

Premios

  • Premios Óscar: Nom. a mejor actriz (Theron), secundaria (Robbie) y maquillaje. 2019
  • Globos de Oro: Nominada a mejor actriz drama (Theron) y secundaria (Robbie). 2019
  • Premios BAFTA: Mejor maquillaje y peluquería. 3 nominaciones. 2019
  • Critics Choice Awards: Mejor maquillaje. 4 nominaciones. 2019
  • Sindicato de Actores (SAG): 4 nominaciones incluyendo mejor reparto y actriz. 2019
  • Círculo de Críticos de San Francisco: Nom. mejor actriz (Theron) y sec. (Robbie). 2019
  • Satellite Awards: 4 nominaciones, incluyendo mejor película y actriz. 2019


El escándalo (Bombshell)
Foto de eOne Films

Una historia del #MeToo

En pleno apogeo necesario del movimiento #MeToo, Charles Randolph ahonda en uno de los casos más polémicos de los últimos años en El escándalo (Bombshell). El guionista busca desentrañar lo que se esconde detrás de uno de los casos que hizo que cayese uno de los pesos pesados de Fox News. A través del retrato de tres mujeres afectadas por el caso, va desengranado las grandes injusticias vertidas en un ambiente cargado por la tradicionalidad hipócrita del conservadurismo patriarcal. Sin embargo, Randolph no aprovecha al máximo el material que tiene entre manos y como si temiese repercusiones, pasa por encima en ciertos aspectos que hubieran sido importante desarticular. Una ejecución demasiado correcta en el que falta cierta fuerza para poner sobre la mesa y sin miramientos el debate sobre la mesa. Cuenta mucho, pero realmente poco.

Además, se echa en falta mayor profundidad en los personajes protagonistas. A lo largo de la película vamos conociendo qué es lo que hay detrás de sus anhelos y por qué se encuentran en la situación que se muestra, pero termina la balanza por desequilibrarse. Aunque se recrean las relaciones de poder entre los personajes, tarda en mostrar secuencias en las que el espectador sea capaz de conectar con lo que está viendo en pantalla. Por ello, aunque el resultado es positivo, se debe más a la ejecución artística del reparto que a la valía del libreto. Pese a ser un drama feminista, no cumple con lo que se espera y la trama periodística se mantiene en la cuerda floja, películas como «Spotlight» supieron desarrollarlo de mejor forma.

Foto de eOne Films

La voz cantante

El alma de El escándalo (Bombshell) es indudablemente su reparto. Charlize Theron es la encargada de liderar este proyecto. La actriz saca todo el partido posible a su personaje y se luce interpretativamente en su totalidad. Se mimetiza tanto con el personaje original, que en ocasiones, se puede llegar a dudar de si es realmente la actriz. Una vez más demuestra el gran monstruo interpretativo que es. Lo mejor de la película. Por otro lado, Margot Robbie se mete en la piel de Kayla. Pese a tener una ingenuidad innata, el peso de su personaje no le permite mostrar mayor profundidad en su capacidad interpretativa. Apenas tiene cierto peso, por lo que va perdiendo fuerza según transcurre el film. Aun así, protagoniza una de las escenas con mayor carga dramática que, seguramente, le ha valido su nominación al Óscar.

La tercera componente del trío protagonista es Nicole Kidman. Pese a declarar ella misma estar poco tiempo en el rodaje, junto a Theron, es la mejor interpretación de la película. Tiene una elegancia en escénica, que combinado con un manejo excelso de la expresividad, da una actuación que nace desde la verdad. Una mirada con tanta honestidad, que incluso opaca la participación de Robbie. Luego, destacar la labor de John Lithgow en el papel de Robert Ailes. Muestra una actuación pausada, sin adornos, queriendo no verse influido por el maniqueísmo en su personalidad. Mide los tiempos y la intensidad, por lo que puede a cierto sector del público no gustar. Por último, hablar de Kate McKinnon que, pese tener un participación más bien anecdótica, da esa pizca de comedia ácida que no le viene mal al film para equilibrar.

Foto de eOne Films

Brillando con highlighter

Uno de los puntos más favorables de El escándalo (Bombshell) es el gran trabajo realizado por la dirección de maquillaje, peluquería y vestuario. Hacen una labor magnifica, cuidando el más mínimo detalle para dar la mayor rigurosidad histórica en los personajes que intervienen en ella. Es un ejemplo de la importancia de este apartado técnico. Gracias a ellos, la película goza de una mejora sustancial y se puede visualizar en el impacto que recae en la audiencia. También hay que destacar la dirección artística en la que se puede ver el esmero por una puesta en escena creíble. Además, realizan un juego de colores que dan viveza a lo que ocurre en la pantalla. Aunque no lucen todo lo que podrían, comparándolo con el resultado global en el que no se le exprime todo el significado expresivo que podría tener.

La dirección fotográfica da un resultado profesional, pero en el que no se ve una diferenciación con otras obras estándar. En ocasiones, la manera de encuadrar la imagen sigue un esquema demasiado tradicional. Por lo cual, no se ve una realización realmente compleja, sino cumpliendo más los parámetros académicos, alejados de una explosión más dinámica. Lo mismo ocurre con el montaje. Pese a los esfuerzos del apartado técnico, el montaje realizan un esquema ya conocido por el público. No hay grandes saltos de emotividad, pero se salva de no tener alma gracias al gran trabajo interpretativo que hay detrás. Aun así, el resultado se queda por debajo de la maravillosa película que podría haber sido, quedándose en un film que cumple. No será una de las películas más recordadas por su contenido.

El escándalo (Bombshell)
Foto de eOne Films

Conclusión

El escándalo (Bombshell) es una película que expone uno de los casos más polémicos de los últimos tiempos. El guion no termina de encontrar su camino principal y navega entre varias aguas, que termina dando un resultado correcto, pero no excelente. La gran baza del film es su reparto, en especial, Nicole Kidman y Charlize Theron. Ambas están soberbias, demuestran porque son dos de las mejores actrices de su tiempo. El apartado técnico brilla en maquillaje y peluquería, además de vestuario y dirección artística. El montaje no exprime los elementos que tiene y da un resultado demasiado académico. Un caso en el que brilla interpretativamente, pero que no baja a las vísceras del problema y se queda en un plano superficial.

Reportaje de El escándalo (Bombshell) en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí