El Gato con Botas: El último deseo es la continuación de la cinta del año 2011 donde se nos narraban las peripecias de este personaje introducido en Shrek 2 (2004) En esta ocasión la dirección corre a cargo de la dupla formada por Joel Crawford (Los Croods: Una nueva era) y Januel Mercado (Harvey Beaks!) Tanto para la versión original como para la versión en español, Antonio Banderas y Salma Hayeck repiten en el doblaje de los personajes del Gato con Botas y Kitty Zarpas Suaves respectivamente. La película fue estrenada en salas de cine españolas el 22 de diciembre de 2022.



El Gato con Botas: El último deseo

Crítica de 'Gato con Botas: El último deseo'

Ficha Técnica

Título: El gato con botas: El último deseo
Título original: Puss in Boots: The Last Wish

Reparto:

Año: 2022
Duración: 100 min.
País: Estados Unidos
Director: Joel Crawford, Januel Mercado
Guion: Paul Fisher, Tommy Swerdlow. Historia: Tommy Swerdlow, Tom Wheeler
Fotografía:
Música: Heitor Pereira
Género: Animación
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'El gato con botas: El último deseo'

Sinopsis

Tras más de una década DreamWorks Animation vuelve a presentar una nueva aventura del universo Shrek en la que el audaz forajido Gato con Botas descubrirá que la pasión por el peligro y la indiferencia ante seguridad tienen un precio. Gato ya ha gastado ocho de sus nueve vidas, aunque él ya ha perdido la cuenta por el camino. Para recuperarlas, tendrá que lanzarse a la mayor aventura que jamás ha vivido hasta ahora. (Universal Pictures International Spain)

Dónde se puede ver la película en streaming



Del cuento al cine

Cuando Perrault hizo su recopilatorio de cuentos tradicionales europeos, decidió incluir, entre otros, al famoso Gato con Botas. Una historia de moral ambigua donde la moraleja es el triunfo de la astucia y el ingenio por encima de la fuerza bruta.

No creo que Perrault se sorprendería si siglos después viese lo acertado de su recopilación de cuentos y el impacto que han tenido sobre la cultura. Con la narrativa del cine fue casi un paso lógico que los cuentos tradicionales se adaptaran al formato industrial. Y con la deconstrucción de los cuentos clásicos que suponía Shrek (2001) no es de extrañar que acabasen creando su propio batiburrillo ficcional.

El gato con botas: El último deseo
Copyright Universal Pictures International Spain

El retorno de una leyenda

22 años después nos encontramos de nuevo con El Gato con Botas: El último deseo. Que, por alguna razón, este personaje recopilado en un repertorio francés y con los primeros registros en publicaciones italianas, acabe reconvertido en un cruce de un espadachín español con el personaje de cuento. El Gato con Botas en esta adaptación, es un héroe de cuento, un poco Robin Hood, bastante El Zorro y con muchísimos elementos de Don Juan Tenorio. Que Antonio Banderas lo doble con todo su maravilloso y magnífico acento malagueño, no hace, sino suponer un enorme acierto.

También con ese jugueteo meta ficcional en la obra, donde se nombran a lugares reales de España como son Córdoba y Pamplona, para ubicar a nuestro héroe. Y lo mejor de todo, es que no cae en topicazos rancios y baratos. Si no que sirven para configurar un héroe de animación legendario y dar rienda suelta a una animación gloriosa y grandiosa.

El gato con botas El último deseo
Copyright Universal Pictures International Spain

En todos los lugares me encuentro

En esta última aventura, Gato se enfrenta al inevitable destino que todos los mortales en algún momento tendremos que afrontar. Así nuestro héroe se muestra vulnerable, débil, acobardado y con una renuncia a la aventura. Psicológicamente en El Gato con Botas: El último deseo esto es bastante bien representado con la pérdida de su legendaria espada ropera. La castración simbólica del personaje para mostrar su mayor momento de debilidad.

Gato es un personaje orgulloso, frívolo y poco coherente. Que cuando debe de afrontar su memento mori la única forma de confrontarlo es ampliando vínculos y aceptando los afectos. El particular McGuffin de la película, que le da también el nombre a su título. Es la búsqueda de ese deseo, que hará confrontar a Gato con diferentes rivales a lo largo de su empresa y carrera contrarreloj.

El Gato con Botas: El último deseo tiene forma de película estúpida y se muestra deliberadamente estúpida. Pero todo esto es impostado y una falsa, pues en verdad es una película con una psicología profunda de los personajes, camuflada en una serie de artificios visuales hermosos y en apariencia carentes de contenidos.

Puss in Boots: The Last Wish filme
Copyright Universal Pictures International Spain

Conclusiones de 'El Gato con Botas: El último deseo'

Cuando una película intenta muy conscientemente parecer estúpida, es que precisamente es una cinta que tiene algo que decir. En el caso de El Gato con Botas: El último deseo es una cuestión sobre confrontar la muerte, el poder del deseo y las actitudes frívolas para ocultar el miedo a la soledad, la pérdida y el compromiso.

Además de todo eso, la película supone un muy divertido entretenimiento infantil, lo que la hará una cinta muy adecuada para ver en familia. Diversión para adultos y pequeños con un guiOn en apariencia imbécil, pero que resulta muy inteligente.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior"And just like that": Sexo en Nueva York 25 años después
Artículo siguienteLa temporada 4 y última de Sex Education llega a Netflix en septiembre
Juan Carandell Rojo
Licenciado en Historia y máster en Cinematografía. He pasado más de la mitad de mi vida jugando a rol, toda mi vida leyendo cómics y viendo películas. John Ford es mi director favorito y Star Wars es la saga de mi vida. He publicado Abraxas: Una Aventura en la II Guerra Mundial con la editorial Leibros. También oposito a conservadores de museos. Publico en Wattpad una novela por entregas llamada Estelas en el Cielo.
el-gato-con-botas-el-ultimo-deseo-pelicula-critica-estreno-cineCuando una película intenta muy conscientemente parecer estúpida, es que precisamente es una cinta que tiene algo que decir. En el caso de El Gato con Botas: El último deseo es una cuestión sobre confrontar la muerte, el poder del deseo y las actitudes frívolas para ocultar el miedo a la soledad, la pérdida y el compromiso. Además de todo eso, la película supone un muy divertido entretenimiento infantil, lo que la hará una cinta muy adecuada para ver en familia. Diversión para adultos y pequeños con un guión en apariencia imbécil, pero que resulta muy inteligente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí