Crítica de El Hilo Invisible dirigida por Paul Thomas Anderson

Daniel Day-Lewis y Paul Thomas Anderson vuelven a hacer pareja creativa tras de “Pozos de Ambición” (2007) y lo materializan en una historia que va confabulándose y teniendo delirios; como si se hubiera contraído una extraña fiebre, como si se rozara la pasión, la locura y la gloria al mismo tiempo. El Hilo Invisible ha recibido entre otras 96 nominaciones, seis nominaciones a los premios Oscar incluida mejor Película, mejor Director (Anderson), Mejor actor (Day-Lewis), mejor actriz de reparto (Manville), mejor vestuario y mejor música. Estreno el 2 de Febrero.



El Hilo Invisible

Crítica de El Hilo Invisible

Ficha Técnica

Título: El Hilo Invisible
Título original: Phantom Thread

Reparto:
Daniel Day-Lewis (Reynolds Woodcock)
Lesley Manville (Cyril)
Camilla Rutherford (Johanna)
Vicky Krieps (Alma)
Bern Collaco (Bailarina)
Richard Graham (George Riley)
Jane Perry (Mrs. Vaughan)
Pip Phillips (La chica de Rubio)
Ingrid Sophie Schram (Ingrid)
Sarah Lamesch (Steff)
Kelly Schembri (Bailarina)
Lujza Richter (Princesa Mona Braganza)
Dave Simon (Invitado en el Chelsea Arts club)
Sue Clark (Biddy)
Joan Brown (Nana)

Año: 2017
Duración: 130 min.
País: Estados Unidos
Director: Paul Thomas Anderson
Guion: Paul Thomas Anderson
Fotografía: Paul Thomas Anderson
Música: Jonny Greenwood
Género: Drama. Romance
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Tráiler

Donde comprar la película

Oferta
El Hilo Invisible [Blu-ray]
  • Precio mínimo ofrecido por este vendedor en los 30 días anteriores a la oferta: 18.99 euros
  • Universal Pictures (06/06/2018)
  • Tiempo de ejecución: 130 minutos
  • Vicky Krieps, Daniel Day-Lewis
  • Inglés, Castellano, Árabe, Danés, Holandés, Finlandés, Francés, Alemán, Hindi, Islandés, Italiano, Noruego, Portugués, Sueco

Sinopsis

Reynolds Woodcock, (Daniel Day-Lewis) es un excéntrico y afamado diseñador en el Londres de los 50’s, la última década donde el lujo y el estilo eran una regla social en el mundo. Reynolds es un hombre de hábitos estrictos; no tolera los ruidos en el desayuno y cambia de mujeres como de colecciones. Su imperio de alta costura llena todo su ambiente. Reynolds se ha colocado en el gusto de las más exquisitas socialites y la realeza, poseer uno de sus diseños es casi una bendición del dios del estilo.

El imperio y la vida de Reynolds es escrupulosamente vigilado por su hermana Cyril (Lesley Manville) y por el omnipresente fantasma de la madre de ambos. Esta era su vida, hasta un día en el que Reynolds, durante una viaje de evasión amorosa a la campiña, descubre a Alma (Vicky Krieps) quien va a bordar de forma muy diferente y absoluta  la vida de Reynolds.

Premios

  • Premios Oscar: Mejor vestuario. 6 nominaciones incluiodo película, director y actor. 2017
  • Globos de Oro: Nominada a mejor actor drama (Daniel Day-Lewis) y banda sonora. 2017
  • Premios BAFTA: Mejor diseño de vestuario. 4 nominaciones. 2017
  • National Board of Review (NBR): Mejores 10 películas del año y guion original. 2017
  • Critics Choice Awards: Mejor vestuario. 4 nominaciones. 2017
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor guion. 2017
  • Críticos de Los Angeles: Mejor bso. 2017
  • Satellite Awards: Nominada a mejor actor (Daniel Day-Lewis), vestuario y dirección artística. 2017
  • Asociación de Críticos de Chicago: Mejor banda sonora. 6 nominaciones. 2017

Vídeo Curiosidades del Vestuario

En este vídeo el equipo de vestuario de El Hilo Invisible nos muestra su maravilloso trabajo para la película. Se crearon más de 50 vestidos originales y hechos a mano para el rodaje de la película. Cientos de metros de tela fueron utilizados, y hasta se adquirió una pieza única de auténtico encaje flamenco del siglo XVIII. Todo esto para lograr que los vestidos que se muestran en El Hilo Invisible sean absolutamente exquisitos. (Universal Pictures International Spain).

Vídeo de Mark Bridges, diseñador del vestuario

Mark Bridges, el diseñador del vestuario de El Hilo Invisible, nos cuenta los detalles de su trabajo en la producción de la película. Su principal preocupación fue la de conseguir que cada pieza de vestuario contribuyera a la narración de la historia de manera fiel a los gustos del famoso modisto Reynolds Woodcock, asegurándose de que no eclipsen la escena sino que se integren en la misma de forma natutal. (Universal Pictures International Spain).



Paul Thomas Anderson

Paul Thomas Anderson quien nos ha dado: “Boogie Nights” (1997), “Magnolia” (1999), “Embriagado de Amor” (2002) y “Petróleo Sangriento” (2007)  nos entrega otro relato de personajes que viven intensos conflictos internos, con secretos que no simplemente se esconden en los pliegues de las creaciones de alta costura, sino en los rincones de sus almas. Anderson es tal vez el único que puede mezclar tantas texturas y líneas en una historia conjuntando el romance, el thriller, la alta costura, las fijaciones más oscuras y un estilo tan refinado como evocador,  mientras los personajes desfilan en ambientes tan fríos como glamorosos y esto se condensa en un intoxicante aire que sin pudor transporta a un sitio tan exquisito como letal.

Reynolds Woodcock es un Edipo de ojos brillantes

Reynolds Woodcock es la quitaescencia de la excentricidad creativa en el mundo de las grandes firmas de alta costura: es un artista, seductor, temperamental, caprichoso, casi insoportable y con singulares adicciones, entre las que destaca su peculiar manía de esconder mensajes secretos en las entretelas de sus cotizadas creaciones, mensajes ocultos en un monólogo solamente conocido por él, una firma secreta e indeleble que le da un alma particular a cada creación.

El Hilo Invisible

Su otra peculiaridad; es un Edipo de ojos brillantes, y secretamente es capaz de lo que sea, absolutamente de lo que sea, por satisfacer el impostergable capricho de no verse abandonado.

Amores de pasarela

El Hilo Invisible al que se refiere el título no es simplemente una hebra invisible, es mucho más, es una hambrienta búsqueda por la satisfacción que al mismo tiempo, severa y represiva, antepone la insatisfacción y las buenas y diplomáticas maneras a la inglesa ante cualquier circunstancia.

El amor o lo que sea, (sin importar su urgencia de ser satisfecho) queda ahogado bajo el peso de la contención y los espejos distorsionantes de las apariencias, de manera que se convierte sutilmente en una obra maestra del crimen.

El Hilo Invisible

Lo mejor (y deliciosamente enfermo de todo) es que existen las más oscuras razones para justificar cada uno de los pasos.

Para completar la colección de personajes tan complejos como multidimensionales que buscan amor o lo que esté cercano a eso, Anderson devela la tendencia de su reciente temporada: amores confeccionados para ser portados en la pasarela de la vida por genios con fijaciones edípicas, incapaces de asentarse ni de comprometerse, que desechan a cada temporada (como cambiar el fondo de armario) a lo que les rodea, hasta que acaban atónitos enfrentándose a una tenacidad y vulgaridad propia del ready to wear que inunda y se fija en toda superficie y se impone como moda, incluida la del clausurado y recóndito concepto de amor que Reynolds posee como una obsesiva marca registrada.

Alma, es el espíritu que posee a Pigmalión

Pero en esa pasarela emerge ruborizada y exótica una enigmática y cero sofisticada Alma (Krieps); tan ajena y singular como “la única mesera extranjera en un apartado hotel de un pueblo inglés hasta las cachas”.

Qué podría ser más exclusivo y casi extravagante?  Una cosa conduce a la otra y esa fascinante atracción va a irse desbocando desde una incipiente, discreta  y contenida lucha bajo la superficie, hasta vuelos que llegan donde solo quienes saben de esos hilos invisibles, conocen.

Alma llega a trastocar el perfecto y gélido ambiente en el reino de Woodcock; sin tener un terreno para sí misma, solo habiendo logrado un lacónico visto–bueno, sumergiéndose en medio de la opresiva relación de los hermanos y flirteando con las posibilidades.

El Hilo Invisible

Alma va contundentemente, en medio de su absoluta y frontal franqueza y aparente inocencia, ganando terreno, poseyendo el derecho propio a convertirse en una presencia real, con un sitio propio, por medio de la cual Reynolds pueda tal vez exorcizar sus demonios o vender su alma al diablo.

Además, Alma, es el espíritu que posee a Pigmalión; intercambiando fantasmas, dejándose subyugar por las formas entregándose toda y por completo a las demandas y palpando el placer de la sensualidad de las telas que se ciñen al cuerpo, (aunque estén unidas por alfileres) dentro de la casa Woodcock la dictadura del capricho, la dominación y los fantasmas que no pierden detalle conjuntan una forma de sumisión que forma un translúcido velo bordado con  sadomasoquismo.

Punto y Final

El Hilo Invisible que hilvana la historia es el sofocante y enfermo misterio que se va uniendo, que va provocando la urgencia de descubrirlo aún sabiendo que al dar la vuelta a la trama puede esperar una enorme sorpresa, pero no podemos parar, caemos en la impecable presencia de Day-Lewis que nunca deja de sorprender: quirúrgicamente perfecto, hecho a la medida, cortando un patrón desde la comedia a la tragedia, de la compulsión a la pasión y de esta a la obsesión letal, con accesorios de comedia o tragedia o una subversiva combinación de ambas; digno de una colección de esas que jamás dejarán de ser un referente.

El hilo fantasma que une al amor es un material tan sutil y dúctil que se transforma y adapta al cuerpo, a la obsesión y a la concepción de quien lo porta. Puede ser glorioso o puede envenenar, puede elevar y someter. Puede correr al mismo tiempo por la senda de la pasión y de la obsesión. Además, puede ser gloria o derrota… conquista o sumisión; pero siempre sin duda será la única fuerza invisible capaz de unir el cielo y el infierno de ese instante en el que se entregan quienes se aman.

CALIFICACIÓN: 9/10

Reportaje de El Hilo Invisible en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 2 Average: 4.5]

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace… varios años.

Fabian Quezada Leon

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace... varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *