El puente dirigido por Bernhard Wicki, es un impactante drama, de trasfondo antibélico, situado cronológicamente en los últimos compases de la Segunda Guerra Mundial. Tiene la particularidad de tratarse de una producción germana, lo que nos permite ver el argumento desde la perspectiva alemana, y mostrar un tema enormemente trágico como el de el reclutamiento forzoso como tropa de combate de jóvenes adolescentes. Este film tuvo una excelente reputación y fue nominado al Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 1959. Se inspira en una novela del escritor alemán Gregor Dorfmeister.



El puente

Crítica de ‘El puente’

Ficha Técnica

Título: El puente
Título original: Die Brücke

Reparto:
Folker Bohnet (Hans Scholten)
Fritz Wepper (Albert Mutz)
Michael Hinz (Walter Forst)
Frank Glaubrecht (Jurgen Borchert)
Karl Michael Balzer (Karl Horber)
Volker Lechtenbrink (Klaus Hager)
Günther Hoffmann (Sigi Bernhard)
Cordula Trantow (Franziska)
Wolfgang Stumpf (Stern)

Año: 1959
Duración: 105 min.
País: Alemania del Oeste (RFA)
Director: Bernhard Wicki
Guion: Bernhard Wicki, Karl-Wilhelm Vivier, Michael Mansfeld (Novela: Manfred Gregor)
Fotografía: Gerd von Bonin (B&W)
Música: Hans-Martin Majewski
Género: Bélica. Drama
Productora: Fono Film

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El puente’

Donde comprar la película

El Puente [Blu-ray]
  • Precio mínimo ofrecido por este vendedor en los 30 días anteriores a la oferta: 8.76€
  • Folker Bohnet, Fritz Wepper, Michael Hinz (Actors)
  • Bernhard Wicki (Director) - Hermann Schwerin (Producer)
El puente [DVD]
  • Folker Bohnet, Fritz Wepper, Michael Hinz (Actors)
  • Bernhard Wicki (Director)

Sinopsis

Alemania, 1945. Últimos meses de la Segunda Guerra Mundial. El conflicto se puede dar casi por concluido, pues el país ha sido invadido por las tropas aliadas. Ya no quedan soldados adultos que defiendan las posiciones, tan sólo adolescentes. En una pequeña ciudad, un grupo de jóvenes ha recibido la orden de proteger un pequeño puente. Enardecidos ante la idea de defender a su país, y entusiasmados por la ideología nazi de “sangre y honor”, los chicos se disponen a cumplir las órdenes recibidas.

Premios

  • Nominada al Oscar: Mejor película de habla no inglesa. 1959
  • Globo de Oro: Mejor película de habla no inglesa. 1959
  • 4 Premios del cine Alemán: incluyendo mejor película y director. 1959
  • Festival de Mar de Plata: Astor de Oro (Mejor película). 1960
  • National Board of Review: Mejor película extranjera. 1961


La vida en tiempos de guerra

El puente comienza mostrándonos de forma verosímil y costumbrista la vida de un pueblo alemán en los últimos estertores de la Segunda Guerra Mundial en Europa. El director Bernhard Wicki utiliza para ello un estilo no demasiado diferente al neorrealismo italiano. Enseguida notamos que no es una película de elevado presupuesto, pero no obstante hace un uso modélico de los recursos disponibles para conseguir un nivel cinematográfico excelente. La puesta en escena es áspera, espartana, mostrando los rigores propios de una pequeña población en tiempos de guerra.

También se nos va filtrando la personalidad de los que realmente van a ser los protagonistas de El puente, los jóvenes que van a ser reclutados. Antes de formar parte del horror estos muchachos son unos adolescentes normales y corrientes, como los que pueda haber en cualquier lugar del mundo: juegan, se enamoran, van a la escuela… Sucede, que la sombra de la guerra no está muy lejos y, de cuando en cuando, algún bombardeo británico causa daños en el pueblo, como un recordatorio de que los combates cada vez están más cerca.

El Puente
Copyright Fono Film

Jóvenes dispuestos

Lo trágico de El puente, lo paradójico, es que estos jóvenes tan vitales, tan ingenuos en algunos aspectos, llegadas las circunstancias se sentirán orgullosos, e incluso arderán en deseos, de ser reclutados para defender fervorosamente la causa del nazismo. Estos chicos, de unos dieciséis años, son entre otros: Karl (Karl Michael Balzaer) que está puerilmente enamorado de la ayudante de su padre; Klaus (Volker Lechtenbrink), enamorado, en este caso, de su compañera de clase Franziska (Cordula Trantow); Walter (Michael Hinz), hijo del jefe local del partido nazi; Jürgen (Frank Glaubrecht), cuyo padre murió en combate, y es un devoto del nacionalsocialismo

No se nos puede escapar el detalle de que los propios jóvenes son los más entusiastas cuando reciben la orden de alistamiento, mientras que la mayoría de adultos piensa cabalmente que es dramático y absurdo. De este modo, veremos como varios de los padres de los chicos reclutados tratan de convencerlos de que desechen la idea, desembocando en un drama familiar.

Interesante es la figura del maestro de escuela (Wolfang Stumpf), quien, tras conocer que sus alumnos tendrán que ir a la guerra, queda emocionalmente desarmado ante el panorama de sus pupilos. En un significativo momento cuando el maestro lamenta y reniega de algunas de las cosas que les ha inculcado a sus alumnos. Del entusiasmo de los jóvenes y el estupor de los adultos (incluido su maestro) deducimos que Bernhard Wicki deja caer oblicuamente que los adolescentes soldados son el fruto de un feroz y fanático adoctrinamiento rayano en el lavado de cerebro. Tal es la idea base de El puente.

Die Brücke
Copyright Fono Film

La larga noche en el puente

El puente contiene una especie de entreacto en el que los muchachos son paupérrimamente adiestrados en las lides militares. Sin embargo la tranquilidad dura poco, los aliados se encuentran no muy lejos del pueblo y todos los efectivos disponibles deben salir a interceptarles el paso. Finalmente uno de los mandos militares decide que los adolescentes se queden vigilando el puente de entrada al pueblo. Tarea absurda pues está prevista la demolición del mismo en caso de que lleguen las tropas enemigas. Y aquí llega la segunda y tremebunda parte de la película.

Estos jóvenes amigos deben de permanecer en tareas de vigilancia custodiando el puente hasta nueva orden. La acción transcurre de noche y la factura de la película es notablemente tétrica, casi fantasmal. La fotografía es oscurisima, llevando hasta el extremo el estilo del expresionismo alemán. Como elemento añadido se levanta una espesa niebla que hace del lugar una especie de limbo casi irreal. El estado de la película es de tensa calma, donde los efectos de sonido juegan un papel esencial; al no haber prácticamente campo visual, cualquier sonido se convierte en una inespecífica señal de alerta.

Como en muchas de las mejores películas alemanas estos ambientes lúgubres albergan un sentimiento de fatalismo que, en este caso además, se siente cerca del espectador. Es un gran mérito de Berhard Wicki que sea capaz de inmiscuirnos en las zozobras de este grupo de jóvenes soldados que irán alternando su estado de ánimo y pasando del coraje un tanto altanero, a la intensa angustia y al miedo inseparable de la guerra. Poco a poco, además, se modula la intensidad, desembocando El puente en un brutal y asolador crescendo.

Die Brücke
Copyright Fono Film

El otro cine bélico

El puente tiene diversas particularidades que la distinguen de otras ilustres muestras de cine bélico. Prescinde del heroísmo rutilante y algo chovinista de un gran número de producciones; aquí los sacrificios realizados no son otra cosa que el acto execrable de introducir en a unos jóvenes en el infierno de la guerra. Si bien ya había desde hace tiempo un cine fuertemente antibélico (por ejemplo Sin novedad en el frente -1930-), lo más común tras la Segunda Guerra Mundial era contraponer el heroísmo propio a la perfidia del enemigo, si bien el enemigo solía ser nazi y pérfidos lo eran bastante, pero en El puente no encontramos un juego buenos y malos. Hay malos y víctimas como mucho, pero no se muestra nada edificante, solo miseria por doquier.

El puente es además una película valiente, sobre todo si tenemos en cuenta su nacionalidad y la historia que trata. Es como el intento de Bernhard Wicki como alemán de enfrentarse a un episodio nefasto en la historia su país, representando probablemente a no pocas personas. Lo hace además con unos medios escasamente rumbosos, pero aprovechando a base de bien el magro presupuesto del que disponía. Las partes de combate están contundentemente construidas y se siguen con el corazón en un puño. Podemos especular, incluso, con que quizá Spielberg se inspirara en El puente para algunos momentos de su Salvar al soldado Ryan.

El puente
Copyright Fono Film

Conclusión de ‘El puente’

El puente basa sus bazas en el impacto de un acontecimiento funesto como es la guerra en general, pero también en la tragedia particular de unos jóvenes de dieciséis años sacrificados en el altar de la plaga del nazismo. Bernhard Wicki aporta ideas interesantes sobre el adoctrinamiento como germen de un fanatismo siniestro y contra natura. La película en sí aporta más ideas que escenas de batallas, aunque se reserva un crescendo final realmente epatante.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí