Ya se encuentran, en HBO España, todos los capítulos (nueve) de la primera temporada de Watchmen, especie de continuación de la celebrada obra creada por Alan Moore y Dave Gibbons.



Watchmen

Crítica de ‘Watchmen’

Ficha Técnica

Título: Watchmen
Título original: Watchmen

Reparto:
Regina King (Angela Abar)
Jeremy Irons (Adrian Veidt)
Don Johnson (Judd Crawford)
Tim Blake Nelson (Wade)
Louis Gossett Jr. (Will Reeves)
Yahya Abdul-Mateen II (Cal Abar)
Andrew Howard (Red Scare)
Tom Mison (Mr. Phillips)
Jean Smart (Laurie Blake)
Frances Fisher (Jane Crawford)

Año: 2019
Duración: 60 min.
País: Estados Unidos
Director: Damon Lindelof (Creador), Steph Green, Nicole Kassell, Andrij Parekh, Stephen Williams
Guion: Damon Lindelof, Nick Cuse, Lila Byock, Christal Henry, Cord Jefferson, Carly Wray (Novela Gráfica: Dave Gibbons, Alan Moore, John Higgins)
Fotografía: Chris Seager, Xavier Pérez Grobet, Gregory Middleton, Andrij Parekh
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Género: Thriller
Distribuidor: HBO España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Watchmen

Sinopsis

Watchmen se desarrolla en una realidad alternativa en EE. UU. en la que los superhéroes se han convertido en forajidos debido al uso de la violencia. A pesar de ello, algunos intentan empezar una revolución mientras otros intentan detenerlos (HBO España).



Watchmen, el cómic

Publicados entre 1986 y 1987, los doce números que componen Watchmen, el cómic (novela gráfica) guionizado por Alan Moore, dibujado por Dave Gibbons y entintado por John Higgins, está considerado uno de los más relevantes de la historia del octavo arte. Todo un cómic de culto que ha traspasados las fronteras del papel.

Su trama era una vuelta de tuerca (prácticamente una crítica; ya sabemos a qué atenernos con Moore al mando) a las clásicas historias de superhéroes y nos presentaba a un grupo de héroes que tratan de dar con el asesino de uno de ellos.

primer capítulo de Watchmen
Copyright HBO

Y todo ello con la Guerra de Vietnam, o la amenaza de una Guerra Nuclear, como telón de fondo. Nota: la historia está narrada a dos tiempos y sí, es mucho más compleja de lo que la he expuesto.

Y ya. Me niego a explicar algo más. Si todavía no has leído dicho cómic, el que esto escribe te lo recomienda (¡como si hiciese falta!) encarecidamente.

Watchmen, la película

Watchmen se antojaba, claro, como una obra compleja y difícil de adaptar.

Sin embargo, en el año 2009 se estrenaba la adaptación cinematográfica dirigida por Zack Snyder.

tercer capítulo de Watchmen
Copyright HBO

Poco más añadiré (estamos aquí por la serie). Solo que estamos ante una adaptación digna (lo cual ya es mucho si tenemos en cuenta el material original y la dificultad de trasladarlo a otro medio); adaptación que, ¡cuidado!, pierde buena parte del subtexto de la obra original; adaptación que, ¡menuda sorpresa viniendo de Snyder!, también cuenta con su propio montaje del director…

¿Recomiendo verla? Claro. Es imperfecta pero admirable.

¿Está a años luz del cómic? Sin duda alguna.

Watchmen, la serie

Creada por Damon Lindelof, quien también nos ofreció la superlativa The Leftovers, con la que comparte una trama un tanto farragosa (demasiado en esta Watchmen; al menos durante sus primeros capítulos) y un muy meritorio acabado visual, Watchmen es una propuesta arriesgada (y eso es siempre algo positivo), como no podía ser de otro modo.

La historia, por situarnos un poquito (poco, siempre es, como vuelvo a repetir, preferible contar lo justo), nos lleva hasta varios años después de lo ocurrido en el cómic, mostrándonos una especie de realidad alternativa en la que los supremacistas blancos (adoradores de Roschach, personaje clave en el cómic) tienen en jaque a la policía (policía que ha de ocultar su identidad con el fin de no ser reconocidos).

Y es que Lindelof, quien demuestra gran cariño por la obra original (y no solo por la cantidad de guiños y referencias que veremos a lo largo de toda la temporada) se ha empapado de las inquietudes actuales (las luchas feministas, los temas raciales, los referentes a la comunidad LGTBIQ+) para que la serie gire en torno a ellas (el foco, no obstante, se sitúa claramente en el racismo).

tercer capítulo de Watchmen
Copyright HBO

Watchmen, ¿otra de superhéroes?

Lo reconozco, cuando se anunció este improbable ‘¿spin off?’ (no me atrevo a llamarlo secuela, aunque sería lo más fácil; además, nada tiene que ver con esa suerte de continuación comiquera reciente) en formato serie fruncí el ceño de manera automática.

tercer capítulo de Watchmen
Copyright HBO

Las primeras imágenes lucían bien (toda la serie luce de maravilla, eso es así; a nivel visual roza la perfección), pero había algo que me hacía ser prudente (y no, no era que Moore, ‘hater’ profesional, no quisiese saber nada de ella).

Watchmen, de menos al infinito

Y sí, tardé en darle una oportunidad.

Y sí, cuando lo hice, tras leer a distintos fans entusiastas, me sentí un tanto decepcionado.

Los primeros capítulos no me dijeron nada (por mucho que la serie entrase de maravilla por los ojos). Es más, pensé que se estaban aprovechándose del nombre de tan popular producto para hacer algo que, en realidad, tampoco tenía tanto que ver con Watchmen.

Pero entonces llegué al sexto capítulo (a veces hasta llego a mitad de temporada antes de decidir si sigo o no con una serie) y la cosa cambió radicalmente.

Y no solo porque se nos fuesen desvelando (¡ya era hora!) varias incógnitas que veníamos arrastrando prácticamente desde el principio, sino porque es un capítulo cuasi perfecto a todos los niveles (me recordó a lo visto durante la última temporada de The Leftovers; temporada que, para mí, es lo mejor que se ha hecho jamás para la pequeña pantalla).

Lo bueno es que a partir de dicho capítulo Watchmen mejora mucho (aunque nunca, ni siquiera durante su desenlace, logra llegar al, vuelvo a insistir, impresionante nivel del mismo).

tercer capítulo de Watchmen
Copyright HBO

Watchmen, caramelito para la vista

No voy a volver a alabar su acabado técnico (es impresionante, punto; atención a lo bien coreografiadas que están las peleas) ni una narración que, a pesar de agotarme un tanto durante sus primeros capítulos, se desarrolla de manera ciertamente gratificante.

Sí que debería comentar algo sobre su casting; casting bastante correcto, así en líneas generales. Genial la recuperación de Don Johnson y de un improbable Jeremy Irons. Y aunque no me entusiasme Regina King, he de señalar que hace un buen trabajo.

A destacar también la participación de Tim Blake Nelson (actor fetiche de James Franco), Louis Gossett Jr., ganador del Oscar, en la categoría de mejor actor de reparto, por Oficial y caballero (An Officer and a Gentleman), y Jean Smart (vista en series como Frasier, 24 o Fargo).

Y, cambiando de apartado, alabar su acertada banda sonora o el excelente uso que se da a la misma.

Copyright HBO

Watchmen, por y para fans (o quizá no)

Watchmen es una propuesta delicada, basta comprobar cómo a dividido al ‘fandom’.

Así, están los que la consideran una blasfemia (o los que ni siquiera se van a molestar en darle una oportunidad) y los que consideran que es 100% Watchmen y altamente recomendable.

Yo, por llevar la contraria (¡es lo que más me gusta!), diré que no me hallo en ninguno de ambos bandos y en los dos a la vez.

¿Raro? Bueno, voy a explicarme: la primera mitad de temporada estuvo a punto de hacerme tirar la toalla (me sentía perdido en la historia, no entendía qué tenía que ver con Watchmen, más allá de ciertas referencias y personajes, y no lograba encontrar nada en ella que me enganchase irremediablemente); la segunda, sobre todo a raíz del sexto capítulo y de que las piezas que nos habían espetado hasta ese momento empezasen a encajar, cambió radicalmente mi percepción.

Simplificándolo todavía más: su primera mitad me resulta irregular; la segunda solo la puedo tachar de notable.

Eso sí, no perdono la terrible caracterización de cierto personaje que no voy a desvelar o la falta de claroscuros en la mayoría de personajes.

Watchmen
Copyright HBO

Conclusión

Watchmen es, en teoría, una serie para fans. Para fans desprejuiciados que sepan verla como lo que es, una particular derivación de la obra original.

Eso sí, exige algo de paciencia, ya que sus primeros pasos pueden adolecer de cierta torpeza. No pasa nada, son perdonables. El resultado final bien vale pasar por dicho trance.

Lo mejor: Su sexto capítulo. Impecable a todos los niveles, tanto narrativa (la historia más interesante se concentra en él) como visualmente (toda la serie goza, como no paro de repetir, de un acabado realmente llamativo y estimulante, pero lo de este capítulo va un poco más allá) hablando.

Lo peor: Unos primeros capítulos que casi me llevan a abandonarla. Y hubiese sido una pena, la verdad. ¡Ah, bueno!, también la caracterización a la que aludía varios párrafos más arriba (¡terrible e innecesaria!; más teniendo en cuenta lo bien que lo habían gestionado hasta ese momento).

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí