Entre rosas, película dirigida por Pierre Pinaud ("Hábleme de usted"), protagonizada por Catherine Frot ("Madame Marguerite", "La cena de los idiotas"), clausuró el pasado BCN Film Fest y llegará a los cines el próximo 22 de octubre. Puedes leer AQUÍ la crítica realizada por Cinemagavia de esta película.

'Entre rosas' llega a los cines el 22 de octubre

En palabras de Catherine Frot, la cinta es "una historia de “David contra Goliat” sobre la búsqueda y la necesidad de la belleza en nuestras vidas y sobre una amistad singular, a priori imposible"

Entre rosas, película protagonizada por la gran Catherine Frot, una de las grandes damas del cine francés con un don especial para la comedia. Frot está al frente de una historia fresca y luminosa, en la que una reputada diseñadora de rosas que no pasa por su mejor momento y los particulares trabajadores de su vivero ponen en marcha un plan loco, pero brillante, para cambiar el destino del negocio familiar. El joven rapero de origen catalán Melan Omerta, Fatsah Bouyahmed ("La Vaca"), Olivia Côte, ("Free Guy") Marie Petiot ("Hipócrates") y Vincent Dedienne ("A Good Man") completan el reparto.

Entre rosas

Ficha Técnica

Título original: La fine fleur / The Rose Maker
Año: 2020
Duración: 95 min.
País: Francia
Dirección: Pierre Pinaud
Guion: Fadette Drouard, Philippe Le Guay, Pierre Pinaud
Música: Mathieu Lamboley
Fotografía: Guillaume Deffontaines
Reparto: Catherine Frot, Fatsah Bouyahmed, Olivier Breitman, Olivia Côte, Vincent Dedienne, Melan Omerta, Marie Petiot
Productora: Auvergne Rhône-Alpes Cinéma, Estrella Productions, France 3 Cinéma
Género: Comedia

Filmaffinity

IMDB

Sinopsis

Eve (Catherine Frot) creaba las rosas más famosas del mundo, pero ahora está pasada de moda, un poco amargada y con una empresa al borde de la bancarrota. Vera, su fiel asistente, no puede dejar que lo que lleva defendiendo toda la vida desaparezca sin más y “contrata” a tres personas que provienen de un programa de inserción social para evitar caer en las garras de un codicioso empresario del sector. Con todas las ganas del mundo y muy pocas habilidades en jardinería, ponen en marcha un plan loco, pero brillante, para cambiar el destino del negocio familiar.

Tráiler de 'Entre rosas'

La prensa ha dicho

★★★★
Catherine Frot transforma cada frase graciosa en hilarante (…) Divertida y emocionante” – Le Parisien
★★★★
Divertida y profunda comedia” – Le Figaro
★★★★
Una comedia social, sincera y conmovedora” - Voici

Reportaje de Entre rosas en Días de Cine TVE

Fuente Departamento de Comunicación de BTEAM PICTURES

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

2 COMENTARIOS

  1. ENTRE ROSAS (La fine fleur)
    Los ´malos tiempos´ se hacen extensivos en sus efectos ante todo tipo de negocios. También es un negocio la producción de rosas aunque no lo hayamos pensado. Por una parte el cultivo de grandes plantaciones para que trasplantados a pequeños jardines con vena artística presenten las preciosidades que todos conocemos. Y de otro lado, la dedicación histórica a encontrar las hibridaciones naturales o a crear las combinaciones que mejoran la textura y los colores de las flores. En “Entre rosas”, en el caso de las rosas. No se ha de perder la orientación de que esas `plantaciones de flores (generalizando) también necesitan la estructura, la organización, la gestión y el saber hacer (nunca mejor savoir faire que en este caso mostrado), los medios de producción.
    El avance ya anticipaba que Eva es la dueña por tradición familiar y es la enciclopedia viviente de un ´hasta aquí hemos llegado´ mientras que Vera es el cerebro de administración que gestiona, contrata, se relaciona con el mercado financiero y laboral que tanto gusta a los galos picotear en sus guiones de vida realista. Y que, tal vez, usan para mostrar lo adelantados que están en relaciones laborales que permiten contratar sin cotizar en determinadas ocasiones. Y sin el desembolso empresarial de lo fijado en contrato hacia cierta específica mano de obra. Es justo lo que se conoce en los tres planos del avance comercial. Los galos al tema del desempleo le sacan chispas. Recordemos a la Cotillard en “2 días y una noche”-14- de los Dardenne.
    Con situaciones de calle o de campo, con personajes creíbles, con películas tipo “la familia Bèlier”- a diferencia de la orientación española en que la simpatía es chabacanería-, se enfrentan a los gigantes financieros. Y aportan soluciones a los negocios familiares que se ahogan tanto con soluciones personales, como colectivas. No olvidemos que la pedagogía social es propia de los galos desde que enfrentaron a César. Las comedias francesas de este tipo siempre son recomendables. Terminas con el gesto distendido. Vale la pena entrar a la proyección.

  2. ENTRE ROSAS Una rosa especial
    Me atrevería a decir que esta película entra en el cupo de las realmente bienvenidas películas francesas para nuestro público en general, a pesar de los dimes y diretes de los galofóbicos que se mueven desde el complejo de inferioridad cuando contemplan objetivamente la cartelera de estrenos españoles. Tenemos reciente la co,mentada “Adiós, idiotas” y otras cuantas más según el gusto de cada lector. Siempre con títulos que suenan a las generalidades, a la cotidianeidad, a los amigos, a las mentirillas, a las faroladas, al cubrir las apariencias, etc. Algo que a los franceses no les sonroja hacer público, lo sienten normal y común y se ríen de sí mismos. Otro detalle que siempre se gradece en estos filmes galos son sus apuntes pedagógicos como en esta “Entre rosas” que lleva al espectador preocupado a sus libros de Ciencias de nuestra adolescencia, en el apartado de Botánica sobre la función de los pistilos en la polinización floral, como parte de la morfología de la flor con aquel recuerdo memorístico de: cáliz, corola, estambres y pistilos. Quién nos iba a decir que aquella bonita profesora de Ciencias… Tiempos, costumbres…
    Tampoco, son así, olvidan los galos la proyección social. Así “Entre las rosas”, parece una fábula en la que los financieros (con pinta y presencia como los que figuran entre nosotros) buscan empresa de autónomos asfixiados por los movimientos del mercado frente a las características especiales del mercado de trabajo y los cursos de formación (nosotros siempre recordamos Andalucía y sus sindicatos) con el falso mensaje de que la unión proporciona el éxito.
    “Entre las rosas” es una película agradable para ver con placidez los problemas diarios propios y del vecino con una historia bien desarrollada y satisfactoria en su narración, con una fotografía agradable y, diría, que con la sorna que se atribuye a los vecinos del otro lado de los Pirineos entre la sobriedad y el comentario bufo.
    Una comedia de 95 minutos que pedía continuidad frente a los bodrios “alargados” a los que sobran quince o más minutos en el montaje presentado (basta con repasar la actual cartelera). Una protagonista ad hoc y un reparto eficiente como coro y acertado con sus participaciones en primer plano nos acerca que también evoluciona el mundo de las rosas. ¿Se ha cansado la Naturaleza…? Muy agradable de contemplar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí