Uno de los proyectos más esperados del año llega a los cines este viernes 22 de octubre de 2021. La crónica francesa (The French Dispatch) es la décima película de Wes Anderson (El gran hotel Budapest, Isla de perros), uno de los directores más laureados de los últimos tiempos. Acompañado de sus colaboradores habituales, el cineasta tejano nos ofrece en esta ocasión una antología formada por tres relatos y un nexo común: el amor por el periodismo. Puedes leer AQUÍ otra crítica realizada por Cinemagavia de esta película.



La crónica francesa

Crítica de 'La crónica francesa'

Ficha Técnica

Título: La crónica francesa
Título original: The French Dispatch

Reparto:
Benicio del Toro (Moses Rosenthaler)
Frances McDormand (Lucinda Krementz)
Jeffrey Wright (Roebuck Wright)
Adrien Brody (Julian Cadazio)
Tilda Swinton (J. K. L. Berensen)
Timothée Chalamet (Zeffirelli)
Léa Seydoux (Simone)
Owen Wilson (Herbsaint Sazerac)
Mathieu Amalric (El comisionado)
Lyna Khoudri (Juliette)
Steve Park (Teniente Nescafier)
Bill Murray (Arthur Howitzer Jr.)
Saoirse Ronan (Primera corista)
Willem Dafoe (Albert the Abacus)
Alex Lawther (Morisot)
Cécile De France (Mrs. B)
Henry Winkler (Tío Joe)
Elisabeth Moss (Alumna)
Christoph Waltz (Paul Duval)
Rupert Friend (Sargento de instrucción)

Año: 2021
Duración: 108 min.
País: Estados Unidos
Director: Wes Anderson
Guion: Wes Anderson
Fotografía: Robert D. Yeoman
Música: Alexandre Desplat
Género: Comedia. Drama
Distribuidor: Twentieth Century Studios España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'La crónica francesa'

Sinopsis

Una carta de amor al mundo del periodismo, ambientada en la redacción de un periódico estadounidense en una ciudad francesa ficticia del siglo XX, con tres historias interconectadas entre sí. (Twentieth Century Studios España)



El molde (esta vez) apabulla

Wes Anderson es un director con una manera de filmar clara y concisa. Solo con ver un fotograma podemos identificar una película del director estadounidense. Su filmografía destaca por un envoltorio técnico y visual que o amas o te echa para atrás. Personalmente, soy de los primeros. Sin embargo, en esta ocasión el molde apabulla y en ocasiones me deja exhausto.

La factura técnica de La crónica francesa es excelente, desde la fotografía a la banda sonora de Alexandre Desplat. Eso no quita que tanto las ráfagas de planos “andersianos” como las voces en off sobrecarguen gran parte del metraje de la cinta. En el inicio y la primera de las historias que cuenta la película no se siente tanto esto, sino conforme avanzan los minutos. A lo recargante hay que añadirle una desconexión emocional respecto a los personajes. Es difícil empatizar en comparación a los vistos en otras películas de Anderson como The Royal Tenenbaums o Moonrise Kingdom. Se debe, en gran parte, a un formato antológico que perjudica a personajes que podrían haber dado mucho más de sí como el interpretado por Bill Murray.

The French Dispatch
Copyright The Walt Disney

La balada de Wes Anderson

Habitualmente, las antologías suelen estar formadas por relatos muy buenos y otros que hacen que la historia en global cojee. Lo vimos en forma de película en La Balada de Buster Scruggs, último proyecto de los hermanos Coen. Inevitablemente La crónica francesa recuerda a la citada cinta de los Coen, con relatos que hacen que la experiencia al completo no sea tan fructífera como cabría esperar. 

A pesar de eso, tenemos una dosis del mejor Wes Anderson en el primer relato. Benicio del Toro, Adrien Brody, Tilda Swinton y Léa Seydoux brillan y destacan como lo mejor de la película en una historia llena de amor y arte. Tampoco se queda atrás el brillante inicio en el que se presenta la ciudad ficticia de Ennui de la mano de un siempre formidable Owen Wilson.

Los relatos que siguen al notable inicio no consiguen estar a la altura. Ya sea por unos diálogos mucho mas pomposos y densos que en su primera parte o por el batiburrillo de imágenes que presentan ambos. E igual que en el caso de Bill Murray, queda la sensación de que varios actores quedan desaprovechados. Es una pena que la presencia de Saoirse Ronan o Willem Dafoe sea tan testimonial. Sus personajes podrían haber dado mucho a una tercera crónica que es la pata más floja de la película.

La crónica francesa
Copyright The Walt Disney

Amor al periodismo

Desde las primeras sinopsis de La crónica francesa se intuía la carta de amor al periodismo que Wes Anderson preparaba. En cuanto a esto la película acierta en colocar a diversos cronistas viviendo las historias que luego escribirán. Es una gran idea, pero que pierde fuelle por cómo Anderson lleva su estilo hasta el límite. Al final, se acaba relevando lo periodístico a un plano inferior debido al festín visual y las virguerías técnicas.

Los pequeños momentos en los que la cinta se para en la redacción de la publicación que da nombre a la película es uno de los puntos fuertes. Cuando se habla de artículos, las distintas formas de escribir o se ven las interacciones entre los redactores y editores. Desafortunadamente, como en el caso de los actores, estas escenas se hacen cortas para todo lo bueno que se podría sacar de ellas. 

Aún así, en La crónica francesa el cariño hacia el periodismo siempre está presente, en mayor o menor medida.

La crónica francesa
Copyright The Walt Disney

Conclusión de ‘La crónica francesa’

La crónica francesa es Wes Anderson llevando a límites insospechados su original y peculiar estilo. El torbellino de imágenes de la carta de amor del director al periodismo llega a ser exhausto y el collage de relatos va de más a menos. A pesar de ello, la cinta deja una notable primera mitad donde la mejor versión del cineasta sale a relucir acompañada de una factura técnica impecable.

Reportaje de La Crónica Francesa (The French Dispatch) en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí