Desde Cinemagavia, hemos tenido el placer de conversar con Arnaud Viard, uno de los actores franceses más aclamados, que viene a presentarnos su nuevo proyecto como director, Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, cuya crítica puedes leerla AQUI. Un largometraje que tras haber pasado por el BCN Film Festival, desembarca en las salas españolas este próximo 14 de Agosto. 

Entrevista a Arnaud Viard

Arnaud Viard
Foto de Cineeuropa.org

Sobre la adaptación, de la obra literaria

Daniel Jimenez / Cinemagavia: La película Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, está basada en doce relatos de la escritora Anna Gavalda. Nos gustaría saber qué es lo primero que le atrajo de la obra, y que fue lo que le  impulso a llevarla a la pantalla.

Arnaud Viard: Estos relatos me gustaron mucho, porque tenían algo muy íntimo sobre una serie de seres humanos, más que de unos personajes ficticios. Estas personas  de la trama, muestran unas debilidades muy inherentes al ser; algo así, como un elogio de la debilidad humana o de la sensibilidad mejor dicho. Por lo que esta historia me llego al alma, y decidí hacer un guion a partir de todos estos breves relatos. Al final, intente buscar un ángulo creativo en donde pudiera sentirme cómodo como creador. Por eso es que esta película, llega a ser una adaptación muy libre de la obra de Anna Gavalda.

Daniel Jimenez / Cinemagavia: Personalmente, mi escena favorita de la película,  es aquella  en el que un alumno de Juliette analiza un poema de Ribaun.  Me gustaría saber si esta escena la incluyo usted o ya aparecía en los relatos originales de la escritora, y que sensación personal tiene acerca de dicha escena.

Arnaud Viard: Esa escena la incluí yo, en la obra original, Juliette no es profesora de francés y la explicación del poema de Ribaun, tampoco aparece. Hay un cantante en Francia llamado Jean-Louis Aubert, que cantó este poema de Ribaun. Pensé que cuando era joven, a lo mejor había cantado esa canción frecuentemente;  es por ello que decidí, meter este poema, durante  la prueba de acceso a la universidad, que está teniendo este joven.

En la escena, el joven quería que esto sirviera como un espejo hacia Juliette, algo que resulta conmovedor de ver; ya desde el casting aprecié de primeras, que este joven actúa maravillosamente, algo que ayudó a que la escena fuera tan poderosa. Me gusta especialmente cuando dice, “espero que a los dieciocho, yo tenga el coraje de decir a mi padre, gracias y adiós”; es decir, tener la fuerza de agradecer a sus padres y separarse de sus padres.

Foto de Le DL /P.Ch. (Le dauphiné)

Sobre los elementos narrativos de la película

Daniel Jimenez / Cinemagavia: Da la sensación como espectador, que esta película se presenta como un reflejo hermoso de como los seres humanos lidiamos con la perdida. Nos gustaría saber su opinión respecto a ello y si enfocó la cinta, desde esa perspectiva.

Arnaud Viard: Sí, yo he querido hacer un melodrama, es decir que hay mucha emoción, pero sí que efectivamente es como un mosaico de emociones; algo así, como un espejo que nos devuelve, lo que conocemos. Esto se manifiesta a través de la perdida de alguien cercano y como nos reconstruimos, a través de esa perdida. Esto nos lleva a crear algo en nuestras vidas, para poder crecer o renacer.

Daniel Jimenez / Cinemagavia: La película puede parecer desoladora en un primer momento, como usted bien ha dicho. Sin embargo, también parece tener un lado muy esperanzador detrás. ¿Ese era el mensaje, que de algún modo quería reflejar en la película?

Arnaud Viard: Si exactamente, soy consciente de que la película es un poco difícil, que es como una tragedia en la vida de Jean-Pierre. Sin embargo, es cierto  que el resto de personajes se dan cuenta de que vivir es importante; que la vida es frágil y que no hay que malgastarla. Como decía una canción, “la vida no vale nada, pero nada vale la vida”.

Daniel Jimenez / Cinemagavia: A raíz de lo que acaba de decir, me ha venido a la mente el hecho, de que nos encontramos en momentos muy inciertos en la actualidad; por todo lo que está pasando a nivel mundial. ¿Cree que de alguna manera esta película explora ese hecho que compartimos los seres humanos, de ser incapaces de valorar lo que tenemos hasta que lo perdemos?

Arnaud Viard: Creo que el mundo actual, cada vez más, es muy angustioso y realmente dramático. Yo creo que la película refleja elementos intimistas, no es una película que pretenda ser social. Habla de  cómo logramos luchar por lo que queremos, y tenemos el ejemplo perfecto en el personaje principal. Yo quería mostrar a través de esta película, que si uno no va hacia lo que realmente quiere, su realidad tiende a ser más difícil de afrontar; que lo mejor es hacer lo que uno realmente quiere, porque por lo menos más tarde no se arrepentirá. Es difícil elegir, pero hay que hacer cosas de las que no podemos arrepentirnos más tarde.

Arnaud Viard
Foto obtenida del perfil de Facebook  de Arnaud Viard

Sobre la importancia del arte

Daniel Jimenez / Cinemagavia: El arte es un elemento muy presente en la película. ¿Considera que el arte puede ser una herramienta emocional, para lidiar de mejor manera con el dolor?

Arnaud Viard: Sí, para mi está clarísimo que el arte tiene esa cualidad. El arte me permite sobrevivir, la verdad que no me imagino como hubiera sido mi vida sin esta parte artística en mi vida. El arte me da ganas de vivir y de crecer como persona, algo elemental en cualquier persona que busque ser feliz. Nadie me lo había dicho antes y es cierto, que es como un himno al arte o como mediante el, podemos mostrarnos tal y como somos.

Quisiera que alguien me esperara en algún lugar
Escena de ‘Quisiera que alguien me esperara en algún lugar’

Sobre los personajes de la trama

Daniel Jimenez / Cinemagavia: En la película vemos como los distintos personajes, llegan a tener una vida distinta a la que se imaginaban en un primer momento. ¿A nivel personal, usted es de las personas que ven el pasado con cierta nostalgia o con aceptación? Porque parece que la película, tiene tintes de nostalgia…

Arnaud Viard: Es cierto que me han llegado a decir, que es una película algo nostálgica. ¿Qué cómo veo al pasado? Bueno, pues me veo como obligado a aceptarlo, pero aquí me gustaría aclarar ciertas cosas. Lo primero es cierto que en la vida es difícil hacer lo que uno quiere, porque aquí tenemos a personajes, que no pueden hacer lo que quieren. Uno quería ser actor y ha acabado de comercial, la hermana quería escribir y tampoco lo hace…

Todo esto es muy complejo, es muy difícil decir yo quiero ser tal cosa y llegar a serlo; digamos que hay muchos impedimentos en la vida. Sin embargo, al final debemos de darnos cuenta, que esas barreras nos las ponemos nosotros mismos. Esto puede deberse, a falta de confianza en unos mismos o por razones relacionadas, con la manera en que nos vemos. No es que prefiera el pasado a la vida actual, pero siempre he pensado que me encantaría tener veinte años hoy, pero teniendo la experiencia, de todo lo que he vivido hasta ahora.

Daniel Jimenez / Cinemagavia: Por último, quería preguntarle si se identifica de alguna manera, con algún personaje de los que aparecen en la trama.

Arnaud Viard: Flaubert decía que Madame Bobary soy yo, y yo creo que los directores de cine están en todos sus personajes. Yo estoy muy presente, en el personaje de Jean-Pierre que es un comercial, algo que yo también lo fui en el pasado; aunque considero, que hay mayor semejanza en cuestiones de carácter o emocionales. También me identifico con el personaje de Juliette, que escribe un libro y a mí me pasa constantemente, que me pongo a escribir y me doy cuenta de que no es fácil. Finalmente, también considero que hay algo de mí en el personaje de Mathieu (el hermano menor), porque es un personaje que esta angustiado constantemente. Un estado en el que he podido estar, en algún periodo de mi vida.

Lo que me une con todos esos personajes, es el hecho  de querer tener también, más confianza en mí mismo, porque siempre se siente admiración por la gente que tiene confianza. A veces, es esa timidez la que no nos deja alcanzar nuestros sueños, por lo que es de vital  cultivar esa confianza en uno mismo. Tengo dos hijos, de cinco y tres años, e intento que crezcan de tal forma.

Perfil del director Arnaud Viard en IMDB

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí