La semana pasada en Cinemagavia, el director y escritor Israel del Santo nos dio un avance de la serie Africanus. En esta ocasión, tenemos la oportunidad de entrevistar a Santiago Posteguillo, el autor de la trilogía que ha dado origen a tan ambicioso proyecto. El escritor valenciano, ganador del Premio Planeta por su novela Yo, Julia, encuentra un hueco en su apretada agenda y habla con nosotros acerca de cine, series y adaptaciones.



Inicios

Cinemagavia: Al escribir Africanus, ¿imaginabas que algún día se convertiría en una serie de televisión?

Santiago Posteguillo: La verdad es que no. Con lo que soñaba era con que alguien accediera a publicar la primera novela de la trilogía. Solo más tarde, cuando los libros empezaron a funcionar y a ganar popularidad,  empecé a fantasear con la idea. Pero dudaba que la industria cinematográfica española pudiera afrontar los costes de producción que requeriría adaptar las novelas.

CG: Afortunadamente, las cosas han cambiado  en los últimos diez años.

S.P.: Sí, ahora el interés por mis novelas ha aumentado tanto en América Latina como en Italia y de ahí que la productora Bmovie forme parte del proyecto. Aun así, va a ser necesario contar con financiación internacional y rodar en inglés si queremos alcanzar el nivel de espectacularidad que tenemos en mente.

Santiago Posteguillo
Santiago Posteguillo

Realidad y ficción

CG: Vais bien encaminados. La productora estadounidense Gord Films Inc. se ha unido también al proyecto.

S.P.: Sí, las productoras americanas tienen un potencial económico brutal y mucha facilidad para hacer superproducciones. Eso sí, tienden a modificar la historia. En Gladiator, por ejemplo, para retratar a Cómodo como el hombre despiadado que era, lo convirtieron en el asesino de su padre, Marco Aurelio, cuando la verdad es que este murió de viruela.

Es cierto que en otras producciones, y cuando se trata de su propia historia, suelen ser más cuidadosos. El mejor ejemplo es la maravillosa Shakespeare in Love. Se sabe muy poco de del famoso poeta y dramaturgo, pero la película recrea muy bien la época isabelina. Y es que contaron con la colaboración de Tom Stoppard, el mayor experto en la dramaturgia de Shakespeare en aquel momento.

Un buen equipo

CG: ¿Será fácil encontrar el equilibrio entre lo espectacular y lo real a la hora de rodar la serie Africanus?

S.P.: Israel del Santo es el encargado de tratar directamente con la productora en EE.UU. y todo apunta a que va ser un arduo proceso de negociaciones. Yo tengo plena confianza en él y en Alejandro R. Morales porque sé que quieren respetar el contenido de las novelas. Solo espero que consigan hacer ver a los estadounidenses que ser fiel a la historia es el camino a seguir.

CG: ¿Qué te animó a confiar en Global Set para llevar la trilogía a la pantalla?

S.P.: Israel y yo mantuvimos muchas conversaciones acerca de la adaptación de las novelas y estábamos en sintonía en cuanto al concepto de la serie. Además, vi Conquistadores y me sorprendió que, con los recursos económicos con los que contaron, el resultado fuera tan espectacular.

Nuevos retos

CG: ¿Cuál de las tres novelas será la más complicada de llevar a la pantalla?

S.P.: El mayor reto será rodar la última parte de Las legiones malditas. Es ahí cuando tiene lugar la batalla de Zama. Hay momentos a lo largo de la trilogía que podemos suprimir o contar de forma más concisa, pero el gran enfrentamiento entre Aníbal y Escipión, con esa carga frontal de 80 elefantes, se ha de rodar.

CG: Ahora que estás trabajando en la adaptación de novelas que publicaste hace diez años, ¿te gustaría añadir elementos a la historia o realizar algún cambio?

S.P.: Al seguir fuentes clásicas y estar la historia contada por hombres, se tiende a olvidar a las mujeres que desempeñaron un papel importante. Por eso, me gustaría incrementar la presencia de los personajes femeninos en la serie. A medida que he ido evolucionando como autor, eso es algo que he cuidado en mis novelas. De hecho, la absoluta protagonista de mi última novela es una mujer.

Novela Yo, Julia

Buenas intenciones

CG: Como amante del cine, seguramente te venga a la mente una película o serie histórica cuando visualizas la adaptación de la trilogía.

S.P.: La verdad es que me gustaría que Africanus fuera una serie con actuaciones tan intensas como las de Yo, Claudio pero con los medios y espectacularidad de una película como Gladiator. Ese sería el objetivo: un éxito arrasador en términos visuales y de contenido, con grandes actuaciones. También me gustaría que hiciéramos con Africanus lo que Peter Jackson hizo con El señor de los anillos. Jackson, introduciendo de manera muy inteligente algunos cambios en el orden narrativo, no solo consiguió captar el espíritu de la trilogía de Tolkien sino también transmitir su grandeza épica.

CG: Sabemos que todavía es muy pronto para hablar del reparto, pero ¿te gustaría ver a determinados actores dando vida a tus personajes?

S.P.: No le he dado muchas vueltas, pero sí es cierto que me encantaría que Antonio Banderas se uniera al proyecto. Tal vez dando vida a Quinto Fabio Máximo, el gran enemigo de Escipión en el senado, o incluso a uno de los dos líderes protagonistas, aunque, por cuestiones de edad, eso sería un poco más complicado.

Africanus serie póster

Haciendo justicia a la obra

CG: Muchos de tus lectores no ven el momento de que la serie sea una realidad, pero seguramente los más escépticos te recuerden que las adaptaciones nunca están a la altura de la obra literaria. ¿Hasta qué punto estás de acuerdo con esa afirmación?

S.P.: Hay muy buenas adaptaciones cinematográficas, pero no me atrevería a decir que ninguna de ellas supera a la obra literaria en la que se basan. Lo más normal es que haya una sensación de decepción, como lo fue para mí la película de Oliver Stone basada en la trilogía que Valerio Manfredi escribió sobre Alejandro Magno. El señor de los anillos o El Padrino son ejemplos de grandes adaptaciones. También lo es Juego de Tronos, que ha alcanzando una popularidad enorme tanto en el medio visual como en el literario, encontrando un equilibrio poco habitual.



Confiemos en que, cuando finalmente llegue a nuestras pantallas, la serie Africanus se una a la lista de grandes adaptaciones. Hasta entonces, siempre podemos releer las tres apasionantes novelas que conforman la primera trilogía de Santiago Posteguillo y dejar que sea nuestra imaginación la que dé vida a sus personajes y dibuje campos de batalla en los que ochenta elefantes cargan contra las legiones malditas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here