Quentin Tarantino vuelve cuatro años después de estrenar Los odiosos ocho, considerada para muchos su mejor obra. Esta vez abandona, aunque no del todo, el western para llevarnos al Hollywood de finales de los 60. Encabezando al reparto tenemos a Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie. Érase una vez en… Hollywood se estrena el 15 de Agosto en España. Puedes leer otra crítica de esta película AQUÍ.



Crítica de ‘Érase una vez en… Hollywood’

Érase una vez en... Hollywood

Ficha Técnica

Título: Érase una vez en… Hollywood
Título original: Érase una vez en… Hollywood

Reparto:
Leonardo DiCaprio (Rick Dalton)
Brad Pitt (Cliff Booth)
Margot Robbie (Sharon Tate)
Al Pacino (Marvin Shwarz)
Timothy Olyphant (James Stacy)
Damian Lewis (Steve McQueen)
Kurt Russell (Randy)
Emile Hirsch (Jay Sebring)
Mike Moh (Bruce Lee)
Rafal Zawiercha (Roman Polanski)

Año: 2019
Duración:
165 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Quentin Tarantino
Guion: Quentin Tarantino
Fotografía: Robert Richardson
Género: Drama. Thriller

Distribuidora: Sony Pictures España

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Érase una vez en… Hollywood’

Sinopsis de ‘Érase una vez en… Hollywood

Érase una vez en… Hollywood de Quentin Tarantino, nos lleva a Los Ángeles de 1969, donde todo está cambiando, y donde la estrella de la televisión Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), y Cliff Booth (Brad Pitt), su doble de muchos años, se abren camino en una industria que ya prácticamente no reconocen. La novena película del célebre escritor y director cuenta con amplio reparto y múltiples tramas argumentales que rinden un tributo a los momentos finales de la época dorada de Hollywood. (Sony Pictures Releasing de España)



Tarantino hace lo que le da la gana y lo hace bien

Tengo la teoría que Tarantino ya solo hace películas para sí mismo. ¿A qué director actual le cortarían Hollywood Boulevard dos veces en un año? Está claro que hoy en día hay pocos directores independientes (porque recordemos que Tarantino hace blockbusters independientes) que son capaces de hacer esto. Érase una vez en… Hollywood es una película que se basa más en la forma que en el fondo. Al final, la premisa es muy simple, pero ha servido como excusa para que el director escriba una carta de amor a Hollywood de los 60, al cine, a la televisión y a la ciudad.

En este caso nos encontramos con algo muy parecido a Malditos Bastardos, su propia versión de la historia. Para contárnoslo nos teletransporta a Los Ángeles de 1960 y nos muestra a través de sus tres protagonistas distintas caras de la ciudad de las estrellas. 

No solo juega con enseñarnos Los Ángeles, el cine y la televisión de la época sino que además, Tarantino hace tal demostración de talento detrás de la cámara, que nos muestra imágenes de distintos formatos. Es el único director de estos últimos años que ha conseguido hacer algo interesante y con sentido con el formato 4:3. Recientemente, hemos tenido A Ghost Story o American Honey, dos pequeñas películas independientes que utilizaban ese formato sin una razón aparente, seguramente porque les recordaba a sus épocas de ver películas de videoclub en el televisor de casa.

Claro, no debían tener en cuenta que estaban haciendo una película y que hoy en día nadie tiene televisor de tubo. Volviendo a Érase una vez en… Hollywood, Quentin Tarantino utiliza el formato para homenajear y reproducir lo que debería ser. Los seriales y las películas de televisión que sí se veían en el televisor. Además, eso se contrasta con los 35mm anamórficos con los que se ha rodado la película.

Érase una vez en... Hollywood
Copyright 2019 Sony Pictures

Los personajes de Tarantino

Después de ver Érase una vez en… Hollywood queda muy claro que los personajes del escritor y director están influenciados por los personajes televisivos de su niñez. De hecho se nota mucho lo bien que se lo ha pasado escribiendo y dirigiendo a Rick Dalton y Cliff Booth. También se nota lo bien que se lo han pasado los dos actores, que aparte de tener una química apabullante, están pletóricos. Hasta me atrevería a decir que son de sus mejores papeles.

No nos podemos olvidar de los personajes reales que salen en la película. Tenemos a un divertidisimo Bruce Lee, Steve McQueen, Roman Polanski y muchos más; pero quién realmente importa es Sharon Tate, interpretada por Margot Robbie. A través de su magnífica interpretación y su mirada inocente podremos ver la contraposición entre un personaje con una carrera por delante y ganas de ser una estrella contra el personaje interpretado por DiCaprio, que es un buen actor venido a menos.

En Érase una vez en… Hollywood hay un poco de metacine ahí ya que como bien sabemos el propio Quentin Tarantino es capaz de sacar algunas de las mejores interpretaciones de actores que hemos visto toda la vida pero que no es hasta que trabajan con él cuando vemos de lo que realmente son capaces.

Qué pretende contarnos

Al final Tarantino pretende hacer un homenaje a la serie B, a los productos televisivos, a los tebeos y a la literatura barata. En cierto momento de Érase una vez en… Hollywood hasta llega a decir que es ahí donde están las verdaderas historias. Al final es lo que nos ha estado contando siempre, lo que son todas sus historias. Es tan evidente que hasta su mejor película lo lleva como título.

Érase una vez en... Hollywood
Copyright 2019 Sony Pictures

Conclusiones

Érase una vez en… Hollywood es la obra más fetichista de Quentin Tarantino. Es su forma de querer cambiar la historia y pasearse por su época favorita. Puede que no sea su mejor película y por mucha mala leche que tenga puede que no satisfaga a todo el público, pero es una muy buena película. Tiene una producción impecable, un cast estelar, buenas interpretaciones, una historia efectiva y buen soundtrack. Seguramente, no guste a todo el mundo, pero quién la sepa apreciar va a disfrutarla muchísimo.

Reportaje de Érase una vez en Hollywood en Días de Cine TVE

Puedes leer otra crítica de esta película AQUÍ.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí