Crítica de Un Italiano en Noruega de Gennaro Nunziante

Con casi dos años de retraso llega a nuestras pantallas la película Un Italiano en Noruega. Una magnífica comedia satírica, vista en Italia por más de diez millones de espectadores que consiguió ser la película más taquillera en la historia de ese país con 65,2 millones de euros de recaudación. Un récord histórico en el país transalpino superando a todo un fenómeno de las pantallas en aquel momento, Star Wars: Episodio VII – El despertar de la Fuerza. Estreno el viernes 28 de abril.



Un Italiano en Noruega

Crítica de Un Italiano en Noruega

Ficha Técnica

Título: Un Italiano en Noruega
Título original: Quo vado?

Reparto:
Checco Zalone (Checco)
Eleonora Giovanardi (Valeria)
Sonia Bergamasco (Sironi)
Maurizio Micheli (Peppino)
Lino Banfi (Senatore Binetto)
Ludovica Modugno (Caterina)
Antonino Bruschetta (Ministro Magno)
Paolo Pierobon (Científico)
Azzurra Martino (Fidanzata di Checco)
Fabio Casale
Adam Nour Marino 
Massimiliano Montgomery
Angela Napa

Año: 2015
Duración: 85 min.
País: Italia
Director: Gennaro Nunziante
Guion: Gennaro Nunziante, Checco Zalone
Fotografía: Francesco Di Giacomo
Música: Checco Zalone
Género: Comedia. Sátira
Distribuidor: A Contracorriente Films

Tráiler

Donde comprar la película

Oferta
Un italiano en Noruega [Blu-ray]
  • Karma Films (09/19/2017)
  • Tiempo de ejecución: 86 minutos
  • Checco Zalone, Eleonora Giovanardi, Sonia Bergamasco, Maurizio Micheli, Lino Banfi
  • Español, Catalán, Italiano

Sinopsis

Checco tiene el trabajo de sus sueños, es funcionario en una provincia del sur de Italia. Tiene 38 años, una novia, vive cómodamente en casa de sus padres y así es feliz. Pero su plácida vida se ve amenazada cuando el Estado decide aplicar recortes y se ve forzado a elegir entre la indemnización o un traslado. Para él, un puesto fijo es sagrado y luchará por mantenerlo sin importar a qué inhóspito rincón del mundo lo quieran enviar.



Situemos la película

El actor Checco Zalone, es el protagonista y coautor del guion junto al director Gennaro Nunziante, aunque, en realidad, Checco Zalone, es el nombre artístico creado por el actor italiano, cómico, músico, presentador y guionista Luca Pasquale Medici. Se hizo muy famoso en Italia, en el año 2006, con una canción suya, Siamo una squadra fortissimi, en la que celebraba la victoria de la selección italiana de fútbol en el Mundial de ese año.

Un Italiano en Noruega es la cuarta película en la que realizador y actor trabajan juntos. Las tres anteriores, Cado dalle nubi (2009), Che bella giornata (2011) Sole a catinelle (2013) con un enorme éxito en taquilla en Italia. Es tal el éxito y la popularidad de este dúo, que en Italia se les compara con la época dorada de la comedia italiana de posguerra, y a nombres como Mario Monicelli, Dino Risi, Vittorio Gassman o Alberto Sordi.

Checco Zalone interpreta a Checco, un pintoresco personaje obligado a narrar su vida ante una exótica tribu africana que lo tiene cautivo. Una chispeante y divertida historia repleta de estereotipos de la sociedad italiana, tratados con muy buen sentido del humor, que bien podrían ser extrapolables a todos los países del sur de Europa.

Sobre la trama

Se nos presenta a un funcionario holgazán, machista, egoísta, que con más de treinta años vive todavía con sus padres. Disfruta de un magnífico trabajo cuya máxima dificultad es poner sellos a permisos de caza, además se considera un privilegiado, un ser superior, envidiado porque es funcionario de la Administración Pública con un puesto fijo, lo que le garantiza un trabajo remunerado de por vida y una gran pensión al jubilarse.

Los tiempos están cambiando, y la Administración italiana anuncia una serie de recortes, los cuales existieron de verdad hace tres años en Italia, cuando el Senado aprobó la supresión de las provincias, al mismo tiempo que la eliminación de tres mil puestos de trabajo de funcionarios con la intención de ahorrar unos 800 millones de euros. Observamos en la película, como el Estado ofrece interesantes indemnizaciones para estimular la renuncia a los puestos, o por el contrario, traslados tan lejos del hogar que la mayoría de los trabajadores acceden a coger el dinero. Sin embargo, Checco, no está dispuesto a renunciar a una privilegiada situación que su padre le ha inculcado desde pequeño para ser alguien en la vida.

Punto y final

Hasta donde será capaz de llegar Checco, con tal de conservar su puesto fijo?, pues al fin del mundo, al mismísimo Polo Norte. A partir de aquí, en tierras nórdicas, discurren un montón de fluidos y brillantes gags, difícil de destacar alguno sobre otro. La mayoría de ellos son para caricaturizar el carácter, el estilo de vida, y las costumbres de la sociedad italiana tan diametralmente opuesta a la nórdica. En menor proporción, hay algunos muy buenos, para mí los mejores, imposible de evitar alguna carcajada, relacionados con la mentalidad liberal de los noruegos sobre todo en materia amorosa.

CALIFICACIÓN: 6,5/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *