First love es un thriller de acción japonés dirigido por Takashi Miike. Es un autor prolífico y asiduo del Festival de Cine de Sitges, que es capaz de filmar hasta 7 u 8 películas en 1 año y que a sus 60 años de edad ya lleva unas 100 películas realizadas. Además de en Sitges o San Sebastián, el film estuvo presente en Cannes, Toronto, Busan y Londres, entre otros festivales relevantes.

First love está protagonizada por Masataka Kubota, Nao Omori, Shota Sometani, Sakurako Konishi, Becky, Takahiro Miura, Mami Fujioka, Yen Cheng-kuo, Duan Chun-hao, Maimi Yajima y Jun Murakami. Se estrena en cines de España el 10 de julio de 2.020.



First Love

Crítica de ‘First Love’

Ficha Técnica

Título: First Love
Título original: Hatsukoi

Reparto:
Becky (Julie)
Bengal (Fortune Teller)
Mami Fujioka (Chiachi)
Sakurako Konishi (Monica)

Año: 2019
Duración: 108 min.
País: Japón
Director: Takashi Miike
Guion: Masa Nakamura
Fotografía: Nobuyasu Kita
Música: Kôji Endô
Género: Thriller. Acción
Distribuidor: Barton Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘First Love’

Sinopsis 

Leo, un joven boxeador que atraviesa una mala racha, conoce a su ‘primer amor’, Mónica, una chica que conserva su inocencia a pesar de ser prostituta y drogadicta. Lo que no sabe es que Mónica se ha visto envuelta sin querer en una trama de tráfico de drogas, y los dos son perseguidos a lo largo de la noche por un policía corrupto, un yakuza, su némesis y una asesina enviada por las tríadas chinas. Todos sus destinos se entrecruzan. (Barton Films)



First love
Copyright Barton Films

El romanticismo engañoso de Miike

No te dejes engañar por el título de First love. Takashi Miike no se ha pasado de golpe a la comedia romántica adolescente. Para eso te recomiendo que veas una de sus obras más míticas, Audition (1999), donde un viudo convoca un falso cásting para una película y encontrar así una nueva esposa entre las actrices que acudan. Ahí hay amor, pero es Miike. Así que la historia de amor entre el viudo y la actriz elegida, pronto se volverá turbadora hasta límites insospechados, convirtiéndola en uno de los torture porn más salvajes y recordados de la historia del cine.

Con esas credenciales, no es difícil adivinar que la nueva película de Miike poco tiene que ver con el cine romántico. First love combina muy bien el Yakuza Eiga (cine japonés de Yakuzas) con el tradicional cine negro más americanizado. El resultado de la propuesta es un torrente de sangre y acción que hará las delicias de los fans de este tipo de cine y, en especial, del propio director.

First love
Copyright Barton Films

Una espiral de violencia

El inicio de First love es algo errático y le cuesta arrancar un poquito. Pero luego propone un viaje sin frenos al universo habitual del cineasta japonés. Con una trama criminal algo enrevesada, pero en definitiva llena de lugares comunes del género, lo más interesante es el ritmo y la capacidad de Miike para rodar las secuencias de acción en un in crescendo constante.

Una prostituta cocainómana que sufre alucinaciones con su padre pederasta. Un boxeador que debe retirarse tras serle diagnosticado un tumor en la cabeza. Un policía corrupto. O unos violentos gángsters que pertenecen a la Yakuza. Son algunos de los personajes de los que se sirve Miike para narrar una espiral de violencia alrededor de un maletín con droga. No necesita más. El director mantiene el pulso narrativo y logra momentos de gran impacto, no exentos de belleza y humor.

Volviendo al título de First love, creo que en el fondo lo que define es el amor que siente el propio Miike por el cine negro, por la acción y por la sangre. Seguro que ese tipo de cine fue su primer amor cinéfilo y aquí le sirve para realizar uno de sus trabajos más interesantes en los últimos años.

First love
Copyright Barton Films

Conclusión de ‘First Love’

First love es un thriller de acción en la mejor tradición del cine japonés de Yakuzas. El director Takashi Miike se siente muy cómodo en las secuencias que requieren de más litros de sangre y violencia, cayendo en algunos lugares comunes del género al tener una trama argumental rutinaria y poco inspirada.

First love tiene una estética visual y un tratamiento sonoro muy cuidados. Más allá de la hemoglobina que salpica la pantalla, la fotografía de la película transpira una belleza luminosa. Tampoco elude algunos momentos de humor bastante divertidos que sirven como carpetas separadoras de las secuencias más bestias. Pero First Love es sobre todo, un film de acción que va directo a la yugular y que hará disfrutar a los fans del género y, en especial, a los seguidores de la inabarcable filmografía del director que ya cuenta con un centenar de títulos en su haber.

Reportaje de First love en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí