A unas semanas de los Juegos Olímpicos de Tokio, se estrenará el día 28 de mayo en Movistar, Fukushima 50, interesante película nipona. Basada en el desastre nuclear real ocurrido en 2011. En concreto se trata de los cinco días posteriores a un devastador terremoto, del 11 al 15 de marzo del mencionado año.

Su director, Wakamatsu Setsuro, realiza un buen trabajo al unir emociones y tecnología, recreando extraordinariamente el escenario de la Central Nuclear. No obstante, fue galardonado en 2009 con el “Premio de Cine Japonés” a la mejor fotografía en la película Dónde nunca se pone el sol.

El número “50” que aparece en el título, junto al nombre de la población donde tuvo lugar el terrible suceso, es evocador. Hace alusión a los trabajadores e ingenieros que permanecieron, de manera voluntaria, para intentar proteger a los ciudadanos.

De los personajes, con acertadas interpretaciones por parte de todos ellos, cabe destacar la de Ken Watanabe. Este conocido actor por El último Samurái y Memorias de una Geischa, interpreta el ingeniero que lidera toda la operación. Masao Yoshida, nombre del personaje real y en el largometraje, murió dos años después por cáncer de esófago.



Fukushima 50

Crítica de ‘Fukushima 50’

Ficha Técnica

Título: Fukushima 50
Título original: Fukushima 50

Reparto:
Ken Watanabe (Masao Yoshida)
Kôichi Satô (Toshio Izaki)
Riho Yoshioka (Haruka Izaki)
Hidetaka Yoshioka (Takumi Maeda)
Narumi Yasuda (Mari Asano)
Shiro Sano (Primer ministro)
Mitsuru Hirata (Shigeru Hirayama)

Año: 2020
Duración: 122 min.
País: Japón
Director: Setsurô Wakamatsu
Guion: Yoichi Maekawa. Libro: Ryûshô Kadota
Fotografía: Shôji Ehara
Música: Tarô Iwashiro
Género: Drama
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Fukushima 50’

Sinopsis

Los trabajadores de las instalaciones de Fukushima Daiichi en Japón arriesgan su vida a diario permaneciendo en la central nuclear para evitar su desintegración total después de que la región haya sido totalmente devastada por un terremoto y un posterior tsunami en 2011.



Ryûshô Kadota
Fotos de IMDB

El ego humano

Quizás el ser humano sea demasiado presuntuoso cuando subestima el poder de la naturaleza.

El ego humano no tiene límites. ¿Cómo se produjo este desastre nuclear? El terremoto más intenso en la historia de Japón (9,1) en la escala Richter, generó un tsunami de 15 metros. Todo ello, unido al error humano al construir un dique de contención de tan sólo 5,7 metros de altura a orillas del océano, produjo este peligroso accidente.

No es de extrañar que todavía hoy en día, diez años después, no se hayan cerrado las heridas que causó. Hay que añadir la ineptitud del Gobierno en aquel momento. Mención aparte el hecho de haber estado usando el combustible nuclear más peligroso. Greenpeace ya había advertido en 2001 que debía abandonarse por su alto riesgo.

Fukushima 50
Fotos de IMDB

Y la vida sigue

Al final de Fukushima 50 se muestran imágenes originales de cómo era la Central y cómo quedó tras el desastre nuclear de Fukushima.

También salen escenas de campos verdes, llenos de vida. Nuevas tecnologías para la producción de energía como modernos molinos de viento y extensiones de paneles fotovoltaicos.

Sin embargo, miles de personas todavía no han podido regresar a sus hogares. El plan del Gobierno es desmantelar las instalaciones y limpiar todo el complejo en los próximos treinta o cuarenta años.

En realidad, el incidente no fue el que causó las muertes de casi 18.000 personas, sino el tsunami.

De los más de 36.000 evacuados, la mayoría siguen afectados de problemas relacionados con el estrés. Sin mencionar el aumento de casos de cáncer de tiroides.

El Gobierno conservador japonés quiere llevar un mensaje de tranquilidad. Para ello, en los próximos Juegos Olímpicos, la antorcha comenzará su recorrido en Fukushima para continuar hacia Tokio. La propia ONU asegura no haberse encontrado ningún efecto nocivo para la salud de los habitantes ni de los visitantes.

¿Acaso se está maquillando la realidad?

Fukushima 50
Fotos de IMDB

Conclusión de ‘Fukushima 50’

Vale la pena ver Fukushima 50 con sus más de dos horas de duración, donde en ningún momento vence el tedio o la repetición de escenas.

Magistralmente interpretada por todos los actores, quienes demuestran en todo momento los característicos “rasgos” japoneses. Su docilidad al obedecer órdenes. Su Cultura ancestral en el seno de las familias. Y su latente emotividad cubierta por el lenguaje brusco de entonaciones, propio de su idioma.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí