Siguiendo la línea trazada por Godzilla de 2014 y su prima hermana King Kong en la Isla Calavera del 2017, Michael Dougherty dirige y co-escribe esta nueva entrega. Godzilla Rey de los monstruos se trata de una aventura de acción épica que enfrenta a Godzilla contra algunos de los monstruos más populares de la cultura popular. Estreno el 21 de Junio.



Godzilla Rey de los Monstruos

Crítica de ‘Godzilla Rey de los Monstruos’

Ficha Técnica

Título: Godzilla Rey de los monstruos
Título original: Godzilla: King of the Monsters / Godzilla 2

Reparto:
Kyle Chandler (Mark Russell)
Vera Farmiga (Dr. Emma Russell)
Millie Bobby Brown (Madison Russell)
Ken Watanabe (Dr. Ishiro Serizawa)
Ziyi Zhang (Dr. Ilene Chen / Dr. Ling)
Bradley Whitford (Dr. Rick Stanton)
Sally Hawkins (Dr. Vivienne Graham)
Charles Dance (Alan Jonah)
Thomas Middleditch (Sam Coleman)
Aisha Hinds (Coronel Diane Foster)

Año: 2019
Duración: 131 min.
País: Estados Unidos
Director: Michael Dougherty
Guion: Michael Dougherty, Zach Shields (Historia: Michael Dougherty, Max Borenstein, Zach Shields)
Fotografía: Lawrence Sher
Música: Bear McCreary
Género: Ciencia ficción. Acción
Distribuidor: Warner Bros Pictures España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Godzilla Rey de los Monstruos’

Sinopsis de ‘Godzilla Rey de los Monstruos’

Básicamente la trama relata el “renacimiento” de los Titanes estas criaturas ancestrales (y muy, muy grandes) que despiertan para, básicamente, tomar posesión de la tierra, porque el ser humano en pocas palabras, es un plaga.

En el telón de fondo re encontramos al Proyecto Monarca y a dos de sus científicos: Mark y Emma Russell (Kyle Chandler y Vera Farmiga) y su hija Madison (Millie Bobby Brown). Sabemos que el otro hijo de la pareja murió en la parte anterior cuando Godzilla peleó contra MUTO.

Eso desbarató a la familia. Mark vive trabajando y viajando alrededor del mundo y pues, Emma está al cargo de una maquinita llamada Orca que va a jugar un papel definitivo en la historia del “despertar de los monstruos”.

La cuestión es que sin dejar ni tres segundos de respiro, uno a uno los integrantes del clan: Ghidorah, Rodan, Mothra y obvio Godzilla son sacados de su sueño para enfrentarse entre sí mientras alegremente destruyen todo a su paso. Eso sí, con fines meramente ecológicos.



Criaturas vintage en un desfile sin freno

A simple vista parece fácil colocar esta cinta en una clasificación, pero no lo es. Por qué? Porque Godzilla El Rey de Los Monstruos no es absolutamente mala, pero no es buena.

Es divertida, pero carente de toda estructura narrativa lógica y tiene cosas terribles (como su edición) pero cosas muy simpáticas, como el retomar la imagen retro de los monstruos de una de las franquicias más añejas del cine.

Y es que toda la imaginería kaiju japonesa, (que tantas emociones diera a los fans en los sesentas y setentas) es sinceramente homenajeada y el revival de esa época alegra solo de verlo, y en el fondo se agradece.

Godzilla Rey de los monstruos

Cómo olvidar cuando el hule espuma reinaba en los disfraces de estos engendros que destruían una y otra vez Tokio (y cualquier otra de las ciudades importantes de Japón); las cuales mágicamente ya se habían reconstruido en el siguiente episodio para ser pisoteadas con impunidad por los seres gigantescos en sus luchas con Ultraman o Ultraseven… o quien fuera.

Y una y otra vez caíamos en el juego de estas botargas gruñendo y lanzando rayos mientras maquetas gigantescas ardían a sus pies.

… As time goes by

Obviamente los días han pasado desde esas producciones y Godzilla Rey de los monstruos es mucho más sofisticado, pero en el fondo es una rendición a las tramas originales y a la imaginería original; eso es como un detalle de ternura que puede ayudar a olvidarse de lo terriblemente malo que es el guion y los diálogos y encima de ellos la edición, que no deja ni medio segundo de descanso en el larguísimo camino de las tragedias, desastres y travesuras de los monstruos. Donde algunos personajes simplemente parece que están ahí para tener muertes heroicas

Godzilla Rey de los monstruos

La otra peculiaridad es que el universo japonés de los estudios Toho ha recibido alborozado desde hace tiempo la idea de un contrincante para Godzilla, nada menos y nada más que el rey Kong y en el más puro estilo máscara (de lagartija) contra cabellera (de Gorila) no tardarán demasiado en regresar al ring en la épica batalla de “Godzilla contra Kong” que se planea estrenar en 2020.

Santas lagartijas gigantes

Los titanes en cuestión poseen características por demás interesantes, derivadas de las más exóticas teorías acerca de quienes fueron sus padres o de dónde salieron (mitad hidra, mitad dragón, mitad mariposa, mitad escorpión… y así) la posibilidad de la tierra hueca y dinosaurios viviendo en las profundidades del planeta…

Pero, pues esos son datos que se atiborran en medio de las batallas y los diversos escenarios en los que los personajes pueden intercambiar algún diálogo ya que una vez que las criaturas son despertadas de su sopor, todos (animales y humanos) se dedican a atravesar de una parte a otra de la tierra en un pis pas para encontrar a su “Alfa” y ponerse a sus apreciables órdenes.

Una verde y mala madre del espacio exterior

Pero los pobres bichos ignoran que el supuesto Alfa no es una buena bestia. Es un huésped indeseado del planeta.

La cuestión fundamental en todo este lío es que de una manera por demás exótica (por no decir descabellada y sin fundamento) la organización Monarca es la más deseosa de poner a todos estos seres en circulación para… arreglar la ecología mundial ( claro, solo hay que quitar a los humanos de en medio!)

De esta manera los Titanes comienzan a emerger en todo el mundo para presentarse ante el líder y mostrar sus credenciales.

Godzilla Rey de los monstruos

En medio de eso los humanos brincan y brincan de locación y cambian de humor… y su historia personal solo son salpicaduras momentáneas en medio de gruñidos, peleas y muchísimos rayos de poder (lasser, X , Gamma, radioactividad pura… da igual) mientras el ejército estadounidense (quien si no) se hace cruces con cuál será el siguiente movimiento de los bichos.

Ni se te ocurra respirar hasta que la tierra se componga

Si hemos de reconocer, el leitmotiv de toda la trama puede colocarse como una muy excéntrica defensa ecologista, (plus amplias escenas de destrucción) sin que logre distinguirse una línea que vaya llevando de una manera estructurada la narración. Suceden tantas tramas que da la impresión de que la versión sin edición debió de haber durado 5 horas.

En el guion van a confluir toda serie de intereses y tópicos, desde las posturas ambientalistas, el espionaje y la manipulación genética para usar a las criaturas como armas de guerra, destrucción del hombre, el ecoterrorismo, la tendencia apocalíptica de la limpia general del humano acusado por el cargo de “mal manejo del planeta” hasta acabar desde luego el drama familiar de los científicos ante la reacción de la muerte del hijo en el ataque pasado.

Godzilla 2

Mientras que el padre (acérrimo enemigo de los monstruos) huye, Emma colabora para traer a todas estas especies a la vida porque cree que deberá de haber un fin de ciclo en el planeta como lo conocemos como unica vía de crear un “nuevo principio”. Ya que el humano es un virus para la tierra, tras la aniquilación humana, los monstruos lo curarán

Zilla… no es precisamente un actor de método

En lo que se refiere a las actuaciones (o participaciones porque francamente no podemos decir que Godzilla actúe aunque lleve 47 películas en su currículo ) nos queda claro que debajo de ese cuerpo vintage de CGI pareciera haber un señorcito dando patadas y poniéndose en pose de gruñir a la luna. Por eso la trama de los humanos debería haber sido importante y sin embargo es tan disruptiva que nunca queda claro qué es lo que tratan de comunicarnos, una ruptura familiar?, la lucha contra la contaminación? los esfuerzos por imponer la ciencia? el heroísmo?, los deseos de controlar la tierra de parte de gobiernos u organizaciones?

Todo se amontona y se sucede como una ráfaga de ametralladora sin contar el numero de víctimas colaterales. Hay demasiados personajes cuya presencia ni siquiera se justifica y que simplemente confunden la trama y desde luego, es vital la inconsciencia de los altos mandos para la existencia de la población mundial; sencillamente es un absurdo.

Así que a donde nos queda mirar, es a las escenas de acción. en las que Godzilla lucha contra cada uno de los “Titanes” y tratar de entender qué rayos sucede con los humanos.

Entre la bondad y el asesinato

El pequeño problemita que enfrenta Godzilla, además de colocarse como el “macho alfa lomo plateado pelo en pecho” de la manada de monstruos, es que nunca vamos a saber a qué atenernos con él. Seguramente, debido a su cerebro saurio, dependiendo de la película es bueno o malo. Su ayuda al los humanos aquí es con fines ecológicos, para restablecer el equilibrio… pero, al enfrentarse a King Kong… quién va a ser “el chico bueno de la película”?

Godzilla 2

Una cosa es cierta, aquí debe serlo. Pero al final, nadie sabrá si lo hizo por bondad hacia el género humano o por simple demarcación territorial, pues como lo dicen desde el tráiler: “Este es el mundo de Godzilla, nosotros simplemente vivimos en él”…

Conclusión

Al final del día Godzilla Rey de los monstruos viene a ser un homenaje a la imagen retro que tenemos de él y no se detiene un minuto a pensar ni a descansar en nada más. Eso también se convierte en un caos de edición, en unos personajes de perfil muy pobre, plagados de diálogos dichos casi en clave, que más que apoyar confunden la historia.

Las batallas y efectos son un despliegue de CGI, es cierto, pero al mismo tiempo son abrumadores.

Obvio no se espera más de una cinta de ese tipo, pero toda la acción sucede sin freno, sin pausa y con tantos personajes y sub tramas que es como querer ver veinte pantallas al mismo tiempo, entendiendo perfectamente lo que sucede en cada una de ellas.
Ah, no te salgas demasiado rápido del cine… hay escena post créditos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí