Gran Torino es una película del 2008 dirigida e interpretada por Clint Eastwood (Bird, Poder Absoluto), con guion de Nick Schenk y música compuesta por Kyle Eastwood y Michael Stevens.

Una película que marcó el regreso de Eastwood a un papel protagonista cuatro años después de su último y estelar papel que había sido Million Dollar Baby en el año 2004. El reparto es estelar y funciona a la perfección en todo momento. Sin duda, un gran trabajo de casting y un punto más para la realización en todo su conjunto.



Gran Torino

Crítica de ‘Gran Torino’

Ficha Técnica

Título: Gran Torino
Título original: Gran Torino

Reparto:
Clint Eastwood (Walt Kowalski)
Bee Vang (Thao)
Ahney Her (Sue)
Christopher Carley (Father Janovich)
Geraldine Hughes (Karen Kowalski)

Año: 2008
Duración: 119 min.
País: Estados Unidos
Director: Clint Eastwood
Guion: Nick Schenk
Fotografía: Tom Stern
Música: Kyle Eastwood, Michael Stevens
Género: Drama. Racismo
Distribuidor: Warner Bros Pictures España

FilmAffinity

IMDb

Tráiler de ‘Gran Torino’

Sinopsis de ‘Gran Torino’

Walt Kowalski (Clint Eastwood), un veterano de la guerra de Corea (1950-1953), es un obrero jubilado del sector del automóvil que ha enviudado recientemente. Su máxima pasión es cuidar de su más preciado tesoro: un coche Gran Torino de 1972.

Es un hombre inflexible y cascarrabias, al que le cuesta trabajo asimilar los cambios que se producen a su alrededor, especialmente la llegada de multitud de inmigrantes asiáticos a su barrio. Sin embargo, las circunstancias harán que se vea obligado a replantearse sus ideas.

Premios de ‘Gran Torino’

  • Premios César: Mejor película extranjera
  • Globos de Oro: Nominada a la Mejor canción
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Nominada a mejor actor (Clint Eastwood)
  • National Board of Review: Mejor actor (Clint Eastwood), mejor guion original
  • Premios David di Donatello: Mejor film extranjero
  • American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año
  • Critics’ Choice Awards: Nominado Mejor actor (Clint Eastwood)
  • Asociación de Críticos de Chicago: Nominada a mejor actor (Clint Eastwood).
  • Premios Sur: Nominada a mejor película extranjera

Dónde se puede ver la película



Foto de IMDb

Un actor muy completo

Hay pocos actores en Hollywood que hayan trabajado a lo largo de tantos años, con tantísimos y variados directores como Clint Eastwood y es que esa experiencia le ha hecho ser lo que es hoy como director. Ha cargado en sus hombros muchas experiencias en el audiovisual durante muchos años. Le ha servido para saber cómo funciona este oficio desde dentro. Además, permite que todo lo que este hombre toque, sea un film a destacar. 

Calificar una película de este hombre de forma negativa en sentido peyorativo, es ser indulgente y profundamente desagradecido con una persona que ha hecho tanto y de tanta calidad, por el séptimo arte. En mi opinión, solo hay palabras de agradecimiento para Clint Eastwood. Un hombre que ha dado literalmente su vida por el cine a la edad de sus 93 años tiene que tener un reconocimiento apoteósico. 

Sin duda, es una buena película de Clint Eastwood que lleva muy bien la dirección y su propia actuación en todo momento sabiendo dar emoción o drama en cada secuencia de Gran Torino. Una vieja gloria dando paso a las nuevas generaciones en representación de la igualdad, el respeto y el cambio de mentalidad. Ese año en los Óscar no entró Gran Torino y fue una decisión muy criticada y malograda por parte de la academia, al igual que la inexistente participación de Wall·e (2008), The Dark Knight (2008) o Revolutionary Road (2008), en las cinco categorías principales del evento. (¿Qué pasó ese año?)

Gran Torino 
Fotos de IMDb

Emotiva y deliciosa

La película es preciosa y está muy bien llevada, lograda y representada. El argumento puede rechinar un poco dado los “estereotipados” hechos del film. No obstante, se ha sabido darle un trasfondo y transmitir lo que nos quería contar sin excepciones. Y eso, lo hace todavía mas grande porque partir de una posición un tanto peliaguda y delicada puede a priori, dar lugar a fáciles equivocaciones, lecturas erróneas de planos, gestos de los personajes o secuencias puramente malinterpretadas. 

En esta ocasión, Gran Torino se ha comportado maravillosamente. Ha dado un golpe en la mesa sobre los comportamientos de las nuevas generaciones. Y, sobre todo de las viejas. Sin duda, generaciones enfrentadas y ensalzadas al mismo tiempo que se han tenido que ver las caras para representar un camino de cambio y paradigma en la mentalidad de las mismas. Coexisten unas con las otras pero no ha habido una brecha tan grande entre una y otra que en este, el siglo XXI

Desde luego en versión original se entienden perfectamente los aspavientos y actuaciones estelares de los personajes principales de la historia. Dota a la obra de gran realismo, drama, emotividad y sobre todo carácter. En especial mención, la construcción del personaje de los actores principales es increíble; en primera instancia tenemos el personaje de Clint Eastwood que se complemente indudablemente bien con el de Bee Vang que interpreta a un joven Thao junto con Ahney Her que da vida a Sue, la hermana de Thao. Es un motor diferenciador clave para discernir lo cliché de lo que realmente se puede llegar a interpretar. Siempre, evidentemente desde un prisma verídico sujeto a la realidad

Gran Torino 
Fotos de IMDb

Su gran torino para su despedida interpretativa

Eastwood conduce su gran torino como un señor con elegancia y suma pericia. En aquel entonces parecía que se pudiera retirar al menos de manera interpretativa, Clint Eastwood. Un golpe ganador increíblemente acertado con un noble vehículo. Además el director conoce a la perfección a su público y como, con tres pilares fundamentales poder atraer a ese nicho en específico. 

Patria, familia y religión. Los 3 ases de la baraja. La patria, en primer lugar, porque el protagonista es un militar ya retirado y en su porche está la bandera de su país, USA. En segundo lugar, el concepto de familia visto en los orientales que saben compartir, ser respetuosos y hacer los sacrificios necesarios. El tercer y último pilar por el que se sustenta Gran Torino, es la religión, que está muy presente en las charlas que tiene Kowalski con el padre Janovich y por su lectura en lo profundo de los corazones de la gente del barrio. 

Clint Eastwood, en su genial encarnación de veterano de guerra gruñón y atormentado, visibiliza sin tapujos un vecindario multirracial, violento y desdibujado, con la amenaza inminente y constante de bandas callejeras sin principios ni valores que se sustenten en y hacia un mundo mejor. Una sociedad que refleja sus mayores miedos, su furia y su temor al futuro próximo. Además, la relación entre Thao, un chico oriental tímido y Kowalski, el veterano de guerra, se verá acentuada por la profunda y crisis de identidad de las nuevas generaciones.

Gran Torino 
Fotos de IMDb

Conclusión

Gran Torino es una obra audiovisual muy completa y es una película que guarda un completo y apaciguado mensaje sobre la amistad, la familia, la fe, el perdón, los sentimientos y en más profundidad, el racismo y la difícil convivencia con otras culturas. Valores que el director fomenta y va moldeando su propia esencia a lo largo del film. 

El realizador contempla múltiples y diferentes capas tanto interpretativas como en términos de realización y eso hace que su lenguaje cinematográfico sea infinitamente rico, especial y altamente empático. Durante casi dos horas asistimos a una obra sin cuartel sobrecogidos por la dosis de drama y comedia a partes iguales. Sin duda, Gran Torino es una obra increíblemente buena. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí