Desde Cinemagavia, hemos tenido el placer de conversar con una de las actrices españolas más prometedoras de la actualidad, Alba Gallego. A lo largo de esta entrevista, nos habla de su inmenso trabajo en la obra teatral Los hermanos Machado; obra en la que interpreta un total de ocho personajes, además de cantar y tocar el violín. Se puede disfrutar en el Teatro Fernán Gómez, de Madrid.

Entrevista a Alba Gallego

Alba Gallego
Foto de “Los hermanos Machado” (Marcos Cebrián)

Daniel Jiménez / Cinemagavia: ¿Cuál ha sido el recibimiento del público hacia Los hermanos Machado?

Alba Gallego: Pienso que es una historia, que aunque realmente en el tiempo nos queda cerca, nos queda lejos a la vez. Por lo cual, está siendo una maravilla ver cómo la historia llega a la gente mayor que ha vivido esto, pero del mismo modo a la gente joven que no la vivió; en el caso de alguna gente que sí lo vivió, llegan a incluso temblar cuando aplauden al finalizar la obra. Por otra parte, hay gente joven que están viéndose cautivados al ver en la obra un reflejo de las historias de sus abuelos; cosa que me parece tremendamente hermoso, del mismo modo.

Teatro Fernán Gómez
Foto de “Los hermanos Machado” (Marcos Cebrian)

Sobre ‘Los hermanos Machado’

Daniel Jiménez / Cinemagavia: ¿Conocías las obras de Antonio y Manuel Machado antes de embarcarte en este proyecto? ¿Cuál era tu relación previa con las obras de estos dos autores?

Alba Gallego: Diría que fue cuando me encontraba cursando la ESO, cuando les llegué a descubrir en las clases de literatura. Mi profesora de aquel entonces de literatura le fascinaba Antonio Machado y puede que ese fuera mi primer acercamiento a su obra. No obstante, tuve la suerte también de que me enseñaran la obra de Manuel Machado; cosa que mucha gente, no llegó a verlo en las clases de literatura.

De hecho, recuerdo que a mi mejor amiga y a mí nos encantaba un poema de Manuel Machado. Decía en su comienzo: “No sé odiar, ni amar tampoco. Y en mi vida inconsecuente, amo, a veces, como un loco u odio de un modo insolente.” Teníamos como quince años en esa época y nos veíamos reflejadas en ese sentir.

Yo tuve una reflexión el otro día viniendo para el teatro, en la que me preguntaba sobre que es la poesía realmente. Llegué a la conclusión más o menos acertada, de que la poesía es vida; es decir, si uno no ha vivido un poco en la vida, es normal que si te inculcan desde pequeño la poesía te llegue a aburrir. Por eso creo que la poesía es la vida en sí misma, porque son experiencias de personas que saben convertirlo en arte.

Yo recuerdo siendo niña y ponerme a leer poesía, y llegarme a aburrir porque no la entendía; por el simple hecho de que no podía entender su sufrir o su gozo, porque nunca me había enamorado. Ahora años después  que la vida me ha vuelto a poner a estos dos autores, he vuelto a reencontrarme con sus obras y percibir aquellos poemas de una forma totalmente distinta.

Dicho esto, yo no sabía la historia que había detrás de la familia Machado. En la escuela en la que estudié, no nos hablaron de estas figuras artísticas tan relevantes de la Guerra Civil Española. Entonces a partir de esta historia, sí que he querido saber en qué bando luchó mi abuelo por ejemplo. Conocer más en torno a esto en general y esto me lo ha abierto Antonio Machado. Y también te das cuenta que todo aquello que se vivió durante la Guerra Civil, aún persiste en el tiempo y tiene su resonancia.

Alba Gallego
Foto de “Los hermanos Machado” (Marcos Cebrian)

La importancia de la obra

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Esta obra acaba siendo necesaria, no solo por lo que tiene que ver con la memoria histórica sino también porque abre una conversación sobre algunos temas, que hasta hace poquitos años se tendían a esquivar en muchas familiar. ¿Cómo ves este aspecto de la obra?

Alba Gallego: Sí es increíble y te das cuenta después, cuando te preguntas porque este profesor o el otro no me hablaron de estos temas en la escuela. A mí ya te digo, esta obra despertó algo en mi ser, que hizo que tuviera la necesidad de saber más sobre mi abuelo. Mi abuelo se llamaba Victor, murió cuando yo tenía tres años. Te prometo, que a mí se me viene mi abuelo cada vez que salgo a escena. Cuando voy a rescatar a Manuel a la cárcel haciendo el personaje de Eulalia, siento que mi abuelo está ahí.

Y lo sorprendente de todo esto, es que me he pasado veintiocho años de mi vida sin preguntarme cosas sobre su historia. Ahora me encuentro en este punto de mi vida haciendo esta obra en concreto, y pienso que la historia que contamos en Los hermanos Machado también le pertenece a él.

Los hermanos Machado
Foto de “Los hermanos Machado” (Marcos Cebrian)

El trabajo actoral de Alba Gallego

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Durante la obra encarnas a un total de ocho personajes, todos muy dispares y que tienen matices muy concretos. ¿Cuál fue el proceso que llevaste a cabo, para llegar a ponerte en la piel de semejante número de personajes en esta obra?

Alba Gallego: Pues cuando entré en esta obra no sabía cuántos papeles iba a hacer, solo sabía que haría varios pero no la cantidad exacta de ellos. Al comenzar a trabajarla, empezábamos por el principio pero el final no estaba ni terminado de escribir; es decir, estaban aún modificándolo después de dos años desde que empezaran a escribirlo. Es por ello, que no sabía a lo que me enfrentaba al comienzo de todo esto, por lo que lo más fácil era encarar a cada uno según viniesen. Una vez que supe de todos los personajes que iba a interpretar, empezamos a encontrar los diferentes intelectos de cada personaje; ya que a mí los planos intelectuales, me ayudan mucho como actriz.

Como bien has dicho, cada uno de ellos se ve diferenciado por ciertos matices que los conforman. Pienso que en ningún momento dejas de ver a la actriz, obviamente te das cuenta de que todo el rato es la misma actriz, pero hay pequeños matices que son los que te hacen proyectar diferentes luces hacia el público que te está viendo.  Me preguntas de como he llegado a ellos, pero en realidad aún no he conseguido eso, ni creo que deba llegar a ellos; es decir, la interpretación al valerse del arte es una infinita fuente de aprendizaje de la que nutrirse.

Cada función me da algo y me hace entender de mejor manera a según qué  personajes. Aunque todo ese proceso o al menos yo, lo trabajo con mi cuerpo, con mi corazón, con mi cara, con mi voz… También me aprovechó de la idiosincrasia de los personajes, para permitirme hacer según qué  cosas que en la vida real no me permitiría como Alba.Foto de “Los hermanos Machado” (Marcos Cebrian)

Los hermanos Machado
Foto de “Los hermanos Machado” (Marcos Cebrian)

La función principal de la interpretación

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Me llama mucho la atención eso que comentas de permitirte a través de tus personajes, ser de una determinada manera que en la vida real no te lo permitirías. No sé si es la palabra más idónea para denominar a esto, pero ¿tú crees que el teatro como otra disciplina artística, es en cierto modo terapéutica?

Alba Gallego: Bueno, yo creo que existe el teatro “terapéutico”, pero que en un espectáculo al público no le interesa ver tus fantasmas o penas personales, sino que quieren verte encarnar las vidas de unos personajes; en este caso a Antonio Machado, Manuel Machado o Ana Ruiz Machado, entre muchos otros. Pero es cierto que parto de mi misma, para dar vida a los personajes que encarno.

Claro que el dolor o la firmeza que se ve es mía, porque es mi alma, mi cuerpo y mi corazón. Yo soy la que me subo al escenario para interpretar a esos personajes, pero mi corazón siempre va a estar en cada una de las interpretaciones. Tienes que evitar quedarte regocijándote en la emoción que en un momento dado el texto te provoca, sino ser respetuosa con la naturaleza y aura de los personajes; ya que lo importante son los personajes de la historia, no Alba Gallego.

Los hermanos Machado
Foto de “Los hermanos Machado” (Marcos Cebrian)

Su talento con el violín

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Luego también lo que llama mucho la atención de tu trabajo en Los hermanos Machado es como acompañas o introduces muchas de las escenas, valiéndote de tu talento musical con el violín. ¿Cómo se trabajó este aspecto, a la hora de conformar el montaje final de la obra?

Alba Gallego: Mira, yo estudié interpretación en Corazza y Juan Carlos Corazza siempre me decía: “Alba, no te separes nunca de tu violín”. Entonces, cuando hice la audición para esta obra, yo dije que sabía tocar además el violín, pero ellos no habían contemplado una actriz que supiera tocar el violín. Pero les llamo la atención y les pareció una brillante idea, por lo que decidieron introducir el violín para que formase parte de la historia que se estaba tratando de contar.

De hecho hay una escena en la obra, en la que se presenta el violín como un personaje más que acompaña a este baile de fantasmas de Manuel Machado. A mí personalmente me fascina  y no lo digo porque yo tenga esas cualidades, cuando un actor además de actuar sabe cantar o tocar un instrumento; es decir, es un añadido que puede ayudar de manera artística al desarrollo que adopta una obra.

Alba Gallego
Foto de Alba Gallego (Richard Holmes)

En búsqueda de representante

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Sorprende que una actriz con tu talento se encuentre actualmente sin representante. ¿Cómo estas gestionando por tu cuenta esta parte de tu trabajo como actriz?

Alba Gallego: Me está resultando súper difícil encontrar a un representante, si te soy sincera. Y no hablo de que no haya trabajado ya, sino que ya llevo conmigo un bagaje en este mundillo. Es cierto que no soy una cara conocida, pero tengo formación y experiencia para asumir ciertos retos y el ejemplo de ello es este montaje.

Daniel Jiménez / Cinemagavia: ¿Crees que si no tienes contactos dentro del mundo de la interpretación, es más difícil que te salgan proyectos como actriz?

Alba Gallego: Yo creo que contar con una recomendación, siempre ayuda. También caer en el momento necesario de que mandas tu material, y les cuadra perfectamente con lo que están buscando; por ejemplo, que estén buscando a una actriz por lo que sea que sepa tocar el violín y yo casualmente lo sé tocar. No obstante es muy difícil, y más cuando te basas en una primera impresión que apenas llega a dejarte nada en claro. Por eso he querido invitar a cierta gente a ver la función, ya que en Los hermanos Machado hago un total de ocho personajes.

De ese modo podrían ver todos los registros que puedo llegar a ofrecer como actriz, pero ahora es una época algo difícil para todos y las cosas no salen tan rápido como antes. Luego te percatas de que hay una infinidad de actores y actrices válidos, que por no contar con alguna recomendación o algún contacto, pasan desapercibidos y eso es una auténtica pena la verdad.

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Para finalizar, ¿qué te gustaría que la gente supiese de Alba Gallego y que yo no te haya preguntado ya?

Alba Gallego: Mira, hay una  expresión en latín que la tengo como filosofía de vida, que es “Ad astra per aspera “A las estrellas pese a las dificultades”. Yo desde pequeña quería hacer teatro y me he dado cuenta que con esfuerzo y trabajo he ido consiguiendo logros importantes. También me gustaría dar visibilidad con esta entrevista, a todas aquellas personas de la profesión perseverantes y que mantienen la pasión intacta de perseguir sus sueños.

Puedes leer la crítica de Los hermanos Machado, obra teatral protagonizada por Alba Gallego, pulsando aquí.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí