Los hermanos Machado es una obra teatral, escrita por Alfonso Plau y dirigida por Carlos Martin. Esta obra es un ejercicio teatral, que pretende contarnos las dichas y desventuras de la familia Machado, pero que en realidad cuenta una historia compartida por todos nosotros. Como dijo en uno de sus versos Antonio Machado, “hoy es aquel mañana de ayer”. Una propuesta teatral que nos invita a emprender un viaje por las heridas aún abiertas de España, teniendo como protagonistas a Manuel y Antonio Machado, al igual que todas las mujeres que tuvieron un peso en su historia familiar y artística.

Una conversación con los fantasmas de un país, donde los vivos buscan el consuelo exasperante de los que ya se fueron. A través de la prosa de los Machado, la Guerra Civil Española y de unas notas musicales producidas por un violín ausente, Los hermanos Machado consiguen ponernos de frente el peso de la historia de este país.

Los hermanos Machado está protagonizada por Carlos Martin, Félix Martin y Alba Gallego; esta última, interpretando un total de ocho personajes. La obra estará en la programación teatral del Fernán Gómez de Madrid hasta el próximo 13 de junio, tras prorrogarse por el éxito obtenido.



Los hermanos Machado

Crítica de ‘Los hermanos Machado’

Ficha Técnica

Título: Los hermanos Machado
Título original: Los hermanos Machado

Reparto:
Carlos Martín (Antonio Machado)
Félix Martín (Manuel Machado)
Alba Gallego (Ellas)

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Carlos Martín
Dramaturgia: Alfonso Plou, Carlos Martín y María López Insausti
Texto: Alfonso Plou
Ayudante de dirección y coordinación técnica:
Alfonso Plou
Composición musical:
Gonzalo Alonso
Violonchelo en la grabación:
Elva Trullén
Violín en la grabación:
Tereza Polyvka
Violín y canto en escena:
Alba Gallego
Espacio escénico:
Carlos Martín
Escenografía (diseño y coordinación):
Óscar Sanmartín
Iluminación:
Tatoño Perales
Vestuario:
Ana Sanagustín
Construcción de decorados:
Jesús Sancho Cuartero
Fotografía:
Marcos Cebrián
Vídeo:
Víctor Izquierdo
Diseño gráfico:
Ana Baiges / Línea Diseño
Equipo de producción:
Pilar Mayor y Pilar Pinilla
Técnicos en gira: J
avier López Julián y Federico Martín
Producción:
María López Insausti
Producción: Teatro del Temple

Reportaje de ‘Los hermanos Machado’

Sinopsis de ‘Los hermanos Machado’

Los hermanos Machado es la historia de un viaje dentro de una casa, es la conversación que nunca se tuvo, ese largo diálogo donde surge lo no dicho, lo callado, lo por decir.

Es un recorrido por la relación fraterna, llena de cariño, de comprensión, … de recelos, dependencia y necesidad de fractura, es fraternidad, es ruptura, tal vez reencuentro.

Los hermanos Machado es un tú a tú, entre los personajes y entre los actores; y entre estos y el público. (TEATRO FERNÁN GÓMEZ).



Los hermanos Machado
Foto de Marcos Cebrian

Una España joven

Hablando de un modo muy simplista, Los hermanos Machado retrata las diurnas conversaciones que mantiene Manuel Machado  con los fantasmas de su  pasado. Un desesperado llanto sordo del mayor de los Machado, con el fin de encontrar algo de paz en la alcoba de todas las noches. Brillante arranque de la obra, que se sostiene y trabaja a diferentes niveles teatrales. Uno podría considerar a la obra de mil maneras distintas y en todas probablemente acertase; es decir, atañe a la memoria histórica de España, a una historia intrafamiliar o a una historia que nos habla de los caminos insondables del alma humana, entre otras cosas.

Me quedo sin palabras al expresar mi entusiasmo y mi gratitud como espectador hacia Alfonso Plau, que ha conseguido escribir un texto dramático brillante. Es brillante en muchos aspectos, pero yo me quedaría principalmente con la carga humana de la que se ve impregnada la historia y el trato que tiene con los personajes. Las réplicas y contrarréplicas entre los dos hermanos, dotan a la obra de un ritmo teatral que alcanza a entusiasmar con creces, al igual que todas las intervenciones femeninas que alzan la voz en esta historia familiar. Se llega a disipar en el escenario, aquella España de mentira e infamia, pero también a la España vestida de carnaval; sin juicios de valor alguno, reflejando una honestidad y respeto absoluto por parte del autor hacia los dos bandos.

Teatro Fernán Gómez
Foto de Marcos Cebrian

Soñé que tú me llevabas

Como dice en un momento dado el personaje de Paca a Manuel Machado: “Si tú con un poco de imaginación has conseguido ver de nuevo a tu hermano muerto, ¿Cómo yo no voy a poder hacer lo mismo? El juego imaginativo, onírico y poético de esta obra es conmovedor, llenando a la oscura noche de una claridad que casi llega a parecerse a la dulce luz del alba. Por un momento de ensoñación, Manuel alcanza a sentir la mano de su hermano Antonio y la de su madre.

Y de mientras nosotros como público, asistimos al reflejo de nuestras propias penas y alegrías.  De repente sientes como te oprime el pecho, derramando una lágrima sin causa aparente. ¿Qué bonito es el teatro en estas ocasiones verdad? Cuando el escenario actúa como un espejo de nuestra propia alma y saca a relucir cosas que uno ni tan siquiera sabía que arrastraba consigo.

Yendo un poco más al grano sobre ciertos aspectos con los que cuenta de Los hermanos Machado, destacaría indudablemente el talento de los tres actores que la conforman. Carlos Martin dota a su interpretación de Antonio Machado, de una serenidad y sensibilidad formidable. Félix Martin hace una interpretación brillante, con un enfoque totalmente opuesto. Una interpretación llena de pasión y visceralidad, con la que uno se queda absorto. Por último y no menos importante, tenemos a la actriz Alba Gallego llevando a cabo todas aquellas mujeres que tanta importancia tuvieron en la vida de estos dos hombres. Sin pretender caer en exageraciones y elogios vanos, Alba Gallego es una de esas actrices que llena de luz un escenario. Ocurrente, enérgica y entregando cada atisbo de su corazón por la causa, hace de la obra algo totalmente único de ver.

Teatro Fernán Gómez
Foto de Marcos Cebrian

¿España, en paz?

Tomando prestado otra vez el título de uno de los poemas de Antonio Machado, me gustaría hablar sobre el peso del pasado y el poder que ejerce el miedo en esta historia. Los hermanos Machado no es una obra complaciente con el espectador, pero tampoco es una obra pesimista. Y tampoco creo que sea necesario encasillar cada obra, sino que al final es aquel sentir que te evoca la obra, lo que hace que vuelvas al teatro con  entusiasmo.

Para mí desde luego, es una obra que te lleva por un viaje emocional lleno de mezcolanza y que aflige pero también te llena de gozo. También sé con total seguridad,  que obras como está son más necesarias que nunca,  en los tiempos tan polarizados en los que vivimos. Han pasado muchos años desde lo ocurrido, pero seguimos todos en esa trinchera infinita que aún a día de hoy, muchos intentan tapar o esquivar su existencia.  Una conversación que debemos afrontar como país y que sigue siendo la única manera de sanar aquellas heridas del ayer. Los hermanos Machado también pone a la palestra el papel que juega el miedo a veces, a la hora de hablar de temas delicados como el de la Guerra Civil. Abanderando la honestidad y el respeto mutuo, Los hermanos Machado consigue ese objetivo con el que partía con creces.

 Los hermanos Machado
Foto de Marcos Cebrian

Conclusión

Los hermanos Machado es una propuesta teatral, que nos invita a emprender un viaje por las heridas aún abiertas de España, teniendo como protagonista a la familia Machado. Una obra tremendamente conmovedora, reveladora y absorbente, que deja al espectador con ganas de más y más. Tres interpretaciones magistrales, de las que  todo calificativo hacía ellas se quedarían corto. Una de las mejores obras teatrales de esta temporada teatral, que enamora de principio a fin con su emotiva y poética historia. A veces a uno se le olvida lo grande que es el teatro,  y para ello hay obras como está para recordárselo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí