Guardián de los mundos es una película documental de la directora tunecina Leila Chaibi realizada en el año 2022. Proyectada en la Sección Hipermetropía del 20º Festival de Cine Africano de Tarifa 2023. Coproducción tunecina y francesa basada en hechos reales describe la especial relación desde hace cuarenta años de Hassan con el cementerio de Jellaz en las colinas del mismo nombre en Túnez.



Guardián de los mundos

Crítica de 'Guardián de los mundos'

Ficha Técnica

Título: Guardián de los mundos
Título original: Gardien des mondes / Guardian of the Worlds

Reparto:

Año: 2022
Duración: 91 min.
País: Túnez
Director: Leila Chaibi
Guion: Leila Chaibi
Fotografía: Leila Chaibi
Música: Nadir Moussaoui
Género: Documental
Distribuidor:

IMDB

Clip de Guardián de los mundos

Sinopsis

Un día, al pie de una tumba, Hassan se quedó dormido y ya no salió del cementerio. Desde hace 40 años, en las colinas de Jellaz (Túnez), donde ha establecido su hogar, vigila a los muertos y observa a los vivos. En busca de amor y libertad, Hassan se mueve entre el día y la noche y nos invita a descubrir sus mundos. (FCAT)



 Una insólita vivienda en el cementerio

La película aborda desde el documental hechos reales aunque sorprendentes de un hombre mayor tunecino que pierde su empleo y deportado desde Italia se ve abocado a vivir en un cementerio de una perdida localidad de Túnez, su país natal.

La directora tunecina Leila Chaibi centra Guardián de los mundos en la peculiar filosofía y actitud vital de Hassan. Desde el comienzo la propia voz del protagonista da lecciones de sensatez y sensibilidad, desde su posición de inquilino de una pequeña casa de santo o capilla, dentro del cementerio situado en las faldas de las colinas de Jellaz.

Afirma que no puede estar más tranquilo ni tener mejor compañía que sus convecinos los muertos, que no le molestan para nada y además le dejan dormir. Muy diferente a los seres vivos mucho más conflictivos y con quienes siempre puede tener algo que temer.

La fotografía realizada por la directora Leila Chaibi es muy luminosa y de aires mediterráneos dentro del cementerio, como casi único escenario durante todo el metraje de Guardián de los mundos. Así aporta al contexto y al paisaje el mejor marco para desarrollar éste fresco vital que es la película.

Hassan vive estoicamente entre las tumbas, cuidando de la limpieza de los caminos y las lápidas, pero especialmente de la de su madre, con quien se desahoga y a quien implora que le oriente y ayude mientras esté vivo.

Contempla el ir y venir de amistades y familiares de las personas de todas las edades que son llevadas a enterrar, apartándose educadamente para no interferir en las últimas oraciones que les dedican antes de ponerles bajo tierra.

Guardián de los mundos documental

Las enseñanzas del cementerio

Un día perdió su último trabajo en Italia, de vuelta a su país natal se vio abocado a buscar en el mundo de los muertos la acogida que ya no le daban los vivos. Sin apenas relación con sus exparejas e hijos, solo alguno de éstos de muy tarde en tarde se acerca para verle en una visita fugaz al cementerio.

La directora Leila Chaibi a través de su propio guion consigue que Hassan nos vaya contando poco a poco retazos de su vida pasada, de las ciudades donde trabajó y vivió. También nos habla de las diversas parejas que tuvo con mujeres de varias nacionalidades, madres de sus  diferentes hijos.

Ahora se busca la vida en el día a día, procurando cuidados y favores a los deudos de los fallecidos, para ir tirando y comer frugalmente. Pero lejos de estar enfadado con el mundo, se le ve educado y agradecido a pesar de sus nulas propiedades y condiciones mínimas de bienestar.

Mantiene cordiales relaciones con enterradores y oficiantes de los cultos litúrgicos de despedida hacia el más allá. En la noche se siente tranquilo, teniendo la dicha de entregarse al sueño para encontrarse con su madre, de quien se siente así más cerca entre ambos mundos.

Guardián de los mundos es un documental con pocos personajes pero con mucho contenido de guion desde su sencilla trama. Cada reflexión de Hassan y cada diálogo nos enseña pensamientos y conclusiones muy certeras donde el sentido común convive de manera generosa desde las tumbas, gracias a la sencillez y sensibilidad del protagonista.

La alegría de vivir aquí y ahora

Sabrine es el segundo personaje también real, mujer más joven que Hassan y también cuasi marginal, que establece con él una relación entre amorosa y cuidadora. De ésta unión surge la complicidad y el amor recíproco.

Se saben perdedores ante la sociedad pero triunfadores en su modo de vida libre y auténtico. A veces se reconocen como locos, pero tienen mucha más sensatez que la mayoría de las personas teóricamente cuerdos, con vidas normalizadas dentro de la sociedad externa.

Diversas secuencias nos muestran la peculiar relación de éstos dos amantes, que saben que se desean desde la necesidad de amar y sentirse amados. Durante el largometraje asistimos a sus intimidades y pasiones amorosas, hasta llegar a la gozosa celebración de su unión como si fuera el mayor lujo de sus vidas.

Nos sentimos muy cercanos a ellos compartiendo también su gran vitalidad en la única secuencia que ocurre fuera del cementerio. Entonces el carpe diem triunfa entre las cálidas arenas de la playa y el refresco de sus suaves olas, que acaban acariciando sus cuerpos y la playa al llegar.

Guardian de los mundos es una película sencilla, para quienes son capaces de ver en cada detalle la grandeza de vivir siendo capaces de empatizar. Hassan vive entre el día y la noche, observando a los vivos y vigilando a los muertos, entre la libertad de los muertos y el amor de los vivos.

Conclusión de 'Guardian de los mundos'

Guardian de los mundos es una película documental de la directora tunecina Leila Chaibi que nos descubre mundos dicotómicos, entre los que vive su protagonista real Hassan sin salir de su hogar que es el cementerio.

Lleva cuarenta años viviendo al día allí, sin posesiones terrenales tras ser deportado desde Italia, sin embargo es feliz viviendo el aquí y ahora, entre el amor con Sabrine que junto a él vive la libertad del desapego material. Es un documental sencillo y cautivador que describe la vida exprimida en el aquí y ahora, cuando se vive intensamente el continuo presente.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7 / 10
70 %
Artículo anterior"Peter Pan y Wendy": El regreso al país de Nunca Jamás
Artículo siguiente"Kipchoge el último hito": cuando correr es levitar
Fernando
El cine muy especialmente en pantalla grande y en versión original siempre ha estado conmigo en las distintas ciudades donde he vivido. También en las muy diversas actividades culturales que he realizado desde hace muchos años. Estar a un lado y al otro de la pantalla me ha hecho amar el cine. Por eso me gusta ser espectador, figurante, actor secundario, reportero y cronista de cine. Colaborador de prensa cultural y escritor de siete libros publicados en cuatro editoriales distintas,el séptimo "Relatos de Cine" en editorial Jákara, Málaga, siempre aportando mi visión cosmopolita y heterodoxa. Web profesional https://tresviernes.com
guardian-de-los-mundos-pelicula-critica-estrenoGuardian de los mundos es una película documental de la directora tunecina Leila Chaibi que nos descubre mundos dicotómicos, entre los que vive su protagonista real Hassan sin salir de su hogar que es el cementerio. Lleva cuarenta años viviendo al día allí, sin posesiones terrenales tras ser deportado desde Italia, sin embargo es feliz viviendo el aquí y ahora, entre el amor con Sabrine que junto a él vive la libertad del desapego material. Es un documental sencillo y cautivador que describe la vida exprimida en el aquí y ahora, cuando se vive intensamente el continuo presente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí