Producida por el Centro Dramático Nacional, Héroes en diciembre se estrenó el 3 febrero y estará hasta el 14 de marzo de 2021 en el teatro Valle-Inclán. Escrita y dirigida por Eva Mir, una joven valenciana titulada por la RESAD y galardonada con el Premio Nacional de Teatro Calderón de la Barca 2019 por esta misma obra. Mónica Lamberti (Agnes), Helena Lanza (Mar), Marta Matute (Berta) y Rodrigo Sáenz de Heredia (Julián) dan vida a los personajes de esta obra en la que el espectador terminará aplaudiendo de forma automática, mirando a un punto al vacío y reflexionando sobre lo que acaba de ver.



Héroes en diciembre

Crítica de ‘Héroes en diciembre’

Ficha Técnica

Título: Héroes en diciembre
Título original: Héroes en diciembre

Reparto:
Mónica Lamberti (Agnes)
Helena Lanza (Mar)
Marta Matute (Berta)
Rodrigo Sáenz de Heredia (Julián)

Duración: 105 min. apróx.
Dirección: Eva Mir
Dramaturgia: Eva Mir
Iluminación: David Picazo
Vestuario:
Paola de Diego
Música y espacio sonoro: José Pablo Polo
Audiovisuales: Víctor Vioque
Ayudante de dirección: Vanessa Espín
Ayte. de escenografía en prácticas: Rebeca de Arriba
Ayudante de vestuario en prácticas: Esther Batalla Sánchez
Producción: Centro Dramático Nacional

Tráiler de ‘Héroes en diciembre’

Sinopsis de ‘Héroes en diciembre’

Simon Critchley dice en Apuntes sobre el suicidio que quizá, lo más cerca que podamos estar de la muerte es escribiendo, en el sentido de que escribir es ausentarse de la vida, un abandono provisional del mundo y de nuestras nimias tribulaciones para intentar ver las cosas con mayor claridad. Tal vez por ello, cuando los suicidas acceden a un programa de repoblación rural a modo de terapia grupal, las rutinas y actividades programadas hacen ver a Berta que sobrevivir no puede devolverle las ganas de vivir. El suicidio silenciado de Khalid dentro del periodo del programa, la rebelión de Berta y la llegada de la última trabajadora social, con intereses ocultos, ponen en cuestionamiento los pilares sobre los que se sustenta el proyecto y cada uno de sus habitantes. (CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL). 


Héroes en diciembre
Foto de CDN

La positividad tóxica

Casi cuatro mil personas al año se quitan la vida en España, pero nadie habla de ello. Nadie excepto Eva Mir. Cuando alguien se quita la vida se crea un vacío, la gente lo esconde y en las noticias se evita decir la palabra suicidio. Pero es una realidad que está presente.  

Eva Mir escribe y dirige Héroes en diciembre en la que tres personas han intentado dar un salto al vacío y acabar con su tortura. Bien sea porque no han podido superar la muerte de un ser querido, o por haber sido víctimas de un atentado o simplemente porque sí. Porque la vida es difícil, es complicada y quieres ejercer tu derecho a no seguir formando parte de ella. Y es que la autora nos presenta a la protagonista, Berta, un personaje que nos hace creer que no tenía motivos para hacerlo, pero su forma enajenada de hablar y sus movimientos frenéticos, nos hacen pensar lo contrario.

A Berta, la vida se le hace cuesta arriba y está harta de la positividad tóxica, de las frases de Mr. Wonderful y de los “si le sonríes a la vida, la vida te sonreirá de vuelta”. Pues no, hay veces que la vida es dura, y tienes todo tu derecho a quejarte, a enfadarte y a llorar. 

Como parte del programa de ayuda en el que participan, Berta y sus compañeros deben decapar una piscina de pueblo. Mientras lo hacen y a través de una nueva trabajadora social, vamos conociendo poco a poco a todos los personajes y sus intereses. Movimientos limpios, monólogos que te ponen la piel de gallina, una puesta en escena que explora cada esquina del espacio, elementos poco convencionales y un trabajo de interpretación formidable. Destacando el trabajo de Mónica Lamberti, que con una voz frágil y rota, con un personaje que sería un regalo para cualquier actriz, nos da una clase magistral de interpretación por su forma natural de moverse, su forma de hablar y de emocionar. 

Eva Mir
Foto de CDN

Un espacio que te ahoga

Una sala fría, húmeda y vacía. El sonido, con mucho eco, de una tubería que gotea. La sala Francisco Nieva en el teatro Valle-Inclán se convierte en una piscina municipal de un pueblo semi abandonado, diseñada de forma magistral por Monica Boromello. Un ambiente hostil en el que ya, antes de que empiece la obra, sabes que algo duro va a ocurrir. Berta aparece hablando de su vida, de forma entrecortada y agitada, a veces quizá un poco rápida para la comprensión del texto, pero que durante el transcurso de Héroes en diciembre sabe solucionar sin problema. Tiene los ojos como desorbitados, en ocasiones pienso que va a ser otra imitación de Angelina Jolie en “Inocencia interrumpida” pero me doy cuenta de que no es así y de que Marta Matute (Berta) ha sabido construir su propio personaje. 

El espacio en el que todo ocurre es muy importante, y me preguntaba a mí mismo el por qué de esa elección y es que sientes el agobio y te ahogas al ver los personajes sumergidos en una piscina sin agua.

Héroes en diciembre
Foto de CDN

Conclusión

Eva Mir es una dramaturga valiente, es una directora que arriesga. Que juega con las luces, el sonido, el ritmo, la música y el espacio. Esta chica tiene las cosas claras. Eva Mir habla de lo que nadie habla, de lo que nadie se atreve. De forma escurridiza aborda temas como el precio de la vivienda, las clases sociales, la salud mental, la sociedad inconformista, de la monarquía y de la España vaciada. Con un elenco de tres actrices y un actor, que de forma inmejorable, se entregan a un proyecto en el que es imposible salir sin hacerte preguntas a ti mismo. 

Héroes en diciembre no es solo una obra sobre el suicidio, sino también una obra sobre la comprensión del individuo que lo intenta, de cómo se le ayuda y de su reinserción en la sociedad “feliz”.  

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí